The Panama Canal review en español

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
The Panama Canal review en español
Portion of title:
Review en español
Physical Description:
v. : ill. ; 28 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Panama Canal Company
Publisher:
Cía. del Canal de Panamá
Place of Publication:
Balboa Heights
Creation Date:
1972
Publication Date:
Frequency:
quarterly[nov. 1964-]
monthly[ former 1962-jul. 1964?]
quarterly
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Panama   ( lcsh )
Periodicals -- Canal Zone   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Vol. 1, no. 1 (agosto 3, 1962)-
Numbering Peculiarities:
Courtesy issue: jul. 6, 1962.
Issuing Body:
"Publicación oficial de la Cía. del Canal de Panama," jul.-set. 1962; "Publicación oficial del Canal de Panama." oct. 1962-
General Note:
Issue for nov. 1963 has title: Review en español.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 07563220
lccn - sn 88028552
sobekcm - AA00000265_00054
Classification:
lcc - F1569.C2 P36318
System ID:
AA00000265:00054

Full Text



si
,'-, cas,,;..:.-. "



Id i.. 4









:.' .,. ": ".
*; .'::!": ::!. !i., ,' '. .


TIl

PANAMA (, CANAL




En eSPRnOL


"j


" ..
. .; {'I


C
*
9'


1.r


WL
c.
s
i;
I~~E*'







David S. Parker
Gobernador-Presidente
Charles I. McGinnis
V.cegobernador
Frank A. Baldwin
Director de la OFic;na de Informaci6n


PANAMA ( -'i CANAL



Publicaci6n Oficial del Canal de Panam6


Morgan E. Goodwin, Funcionario de Prensa
Directores de Publicaciones:
Josi Te6filo Tui6n y Willie K. Friar
Redactores:
Franklin Castrell6n, Eunice Richard
y Fannie P. Hern6ndez


So permile la reproducci6n partial o lotal. e5 aradecerd dar crdito al Raview.
Sub ripcione: 1S aiio, coaine area S al alo; nimeros alramdom, 50 cenlavos cada uno. Una publlcaclin smestral.
Gros Poaiolei Dagoderos a la Compania del Canal de Panam6 al ADarlado M", Balboa Heighrs. Z. del C
Las OFhcnas de Redacc.6n esitn ,siuadas en el Edihc.o de Admnnrrac,6n Balboa Heighi Z del C Impreao en la Imprenta de La Boca. Zono del Canal


Contenido

John F. Stevens 3
Genio de la ingenieria, com-
prendi6 que para hacer el
Canal habia que hacer mu-
cho mds que excavar tierra.
Las Elegantes Molas 8
La costura de San Bias estd
ailadiendo toques de color a
la ropa y decoraciones inte-
riores.
Cosas Curiosas
Pasan en el Canal 12
Para los hombres que hacen
transitar los buques, un dia
de trabajo puede incluir un
encuentro con onitorrincos o
barracudas.
Rinc6n Culinario 15
El "Tokyo Bay"
Impone Marcas 18
El buque de furgones mds
grande del mundo transit
por el Canal.
Obras Maestras en
Movimiento 20
Los conductores decoran sus
autobuses con retratos, nom-
bres queridos y proverbios.
,Sur America en un Dia? 23
Uno de los peligros de los
viajes rdpidos es el cambio de
la moneda.
Investigadores Medicos 26
Una Manera Diferente de
Llegar a San Jos6 29
Un extraordinario viaje que
incluye "El Twist".
Navegaci6n 31
Historia del Canal 35


Nuestra Portada

L TOKYO BAY, EL BUQUE DE
iurgones mis grande del mundo
y el mAs grande que jams haya tran-
sitado el Canal de Panama, apenas si
cabe en las Esclusas de Miraflores, con
su manga de casi 106 pies. El buque
ingles, de'950 pies de largo, que transi-
t6 el 19 de abril de 1972, es el mis
grande que haya pasado por el Canal.
Antes lo era el transatlantico alemin
Bremen, que transit, en 1939.
Este gigante, al igual que otros clien-
tes regulars del Canal, fue disefiado
para que cupiera en las esclusas, de
110 pies de ancho por 1.000 pies de
largo. Hace algunos afios. el tamanio
maximo para las naves que utilizan el
Canal fue fijado en unos 800 pies de
largo y en 102 pies de ancho, pero
cambios recientes en el disefio de las
naves v una capacidad mejorada del
Canal han beneficiado a los armadores
V constructores navales.
El nuevo Queen Elizabeth II fue di-
senado con la intenci6n de que transi-
tara el Canal, a pesar de tener 963 pies
de largo. No hace much, los funciona-
rios del Canal turieron sus dudas, cuan-
do se program6 hacer pasar al United
States, de 990 pies de largo, durante un
crucero. El viaje no se efectu6, pero el
Canal ha decidido hacer la prueba en
easo de que planee un transito en el
future.
Mas fotos v la historia sobre el trbn-
sito del Tokyo Bay aparecen en las pi-
ginas 18 v 19. La foto de la portada
es de Melvin D. Kennedy, Jr.


Los dibulos son de: Toni AMcCmth (pd-
gina 31, Peter Curney (pdginas 12 y 14);
Carlos lMndez ipdgina 15.1; y Leslie High
I pdgina 20.1.

2 OTroo 1972


@


q?- /-2 0-


~k.
""






John F. Stevens eriaaP fiGM4fsseum
ingenieria, acostumbrado a enfrentarse a

grandes dificultades, comprendi6 que la

construcci6n del Canal era much mas

que excavar tierra


E N EL VERANO DE 1905, A
pesar de que el Presidente Roose-
velt le decia a todo el mundo que 61 iba
a hacer que las obras de construcci6n
del Canal adelantaran a todo vapor,
en privado admitia que las cosas en el
Istmo eran un "enredo de todos los dia-
blos". S6lo faltaba que fracasara un
ingeniero jefe mis y podria fracasar
tambi6n todo el proyecto del Canal.
John F. Wallace acababa de renun-
ciar como ingeniero jefe y el Presidente
le buscaba un sucesor. Escogi6 a John
F. Stevens, hombre franco y lider nato


Stevens


que trajo a la posici6n nuevo vigor,
coraje y determinaci6n, factor que, se-
gin opinion de muchos, salv6 la cons-
trucci6n del Canal de Panama.
El nuevo ingeniero jefe lleg6 a Col6n
el 25 de julio de 1905 y parti6 ensegui-
da a inspeccionar los trabajos. Lo que
vio lo convenci6 de que el Presidente
no habia exagerado las dificultades. Sin
embargo, no se desalent6. En el Corte
Culebra, (que mis tarde se l1amaria
Corte Gaillard), vio palas a vapor inac-
tivas, mientras que siete trenes perma-
necian descarrilados y los trabajadores


Por Willie K. Friar


Sandy Tomkins, estudiante de arte en la Secundaria de Balboa, da los toques finales a su bosquejo del Circulo Stevens, que se ha convertido
en lugar favorite de exhibiciones artisticas y de la gente joven. Este monument a John F. Stevens estA en un pequefio parque frente al
Centro de Servicios Comunales de Balboa. Al fondo, el Edificio de Administraci6n del Canal de Panama.


THE PANAMA CANAL REVIEw En Espafiol






Stevens detuvo las excavaciones y se dedico a pavimentar

calls, a combatir la fiebre amarilla y la malaria, a construir

muelles, talleres, hospitals, estaciones de policia e iglesias .


Cuadrillas de fumigadores.


deambulaban sin saber qu6 tenian que
hacer.
Observ6 c6mo dos trabajadores le-
vantaban con cuidado una carretilla de
mano que habian lenado de tierra y la
colocaban sobre la cabeza de otro hom-
bre, que balanceandola precaria y so-
lemnemente caminaba hacia donde
debia descargarla.
Stevens tenia 52 afios en 1905, cuan-
do acept6 la posici6n de Ingeniero Jefe.
Hombre robusto y bien parecido, era
de presencia impresionante y de un
gran valor. No era "ingeniero de ofici-
na" sino un zapador acostumbrado a
enfrentarse a los problems en campo
abierto. Como muchos otros ingenieros
de la 6poca, jams habia recibido adies-
tramiento formal, a pesar de que habia
tenido una larga experiencia en la
construcci6n de ferrocarriles.
Dos episodios lo retratan de cuerpo
entero. En la d6cada de 1870, mientras
trabajaba con el Ferrocarril de Arizona,
una cuadrilla de construcci6n fue aisla-
da por los apaches y el capataz ofreci6
una recompensa de $500 al que fuera
a buscar auxilio. Stevens fue el Wnico
voluntario. Hizo el viaje a pie, a travs
de mis de 100 millas de territorio
apache.
Diez afios despu6s, sali6 hacia Mon-
tana con dos guias indios y una mula
para tratar de encontrar una ruta para
el Ferrocarril Great Northern, a trav6s
de las Montafias Rocosas. La mula se
mat6 y los guias lo abandonaron.
Stevens sigui6 solo y descubri6 y traz6
la ruta a trav6s del vital paso. Los ferro-
carrileros y cart6grafos quisieron Ila-


Una calle tipica en 1905.


marlo "Paso Stevens", pero 61 decline
ese honor.
Con estas y otras experiencias simi-
lares a su haber, Stevens no se desalen-
t6 con los problems que encontr6 en
el Istmo y fue el primero en darse cuen-
ta de que el Canal no podia construir-
se mientras no se hicieran ciertos pre-
parativos. Por lo tanto se dedic6 a rear
la monumental maquinaria que final-
mente construy6 la via interoceanica.
Not6 enseguida que se necesitaba
sanidad, vivienda y comida, transport
y equipo apropiado. Orden6 que se de-
tuvieran todos los trabajos del Canal y
se dedic6 a crear un medio ambient
apropiado y a crear un plan de
construcci6n.
El mismo se encarg6 de resolve los
problems del transport y del equipo
y en oada uno de los otros campos puso
a cargo al mejor hombre que pudo con-
seguir. Desde un principio, opin6 que
el Coronel William Corgas era quien
debia encargarse de la sanidad y le dio
todo el dinero, los abastos, el equipo y
los hombres que necesitaba para en-
frentarse a la malaria y la fiebre amarilla.
Apenas lleg6, Stevens se dio cuenta
de la necesidad de establecer comisa-
riatos. Vio a los hombres ir a la monta-
fia a buscar bananos y a los pantanos
a conseguir cafia de azicar, pues no
podian comprar localmente los alimen-
tos. Una docena de huevos valia $1.50.
El precio del pescado habia subido,
pues los pescadores se negaban a pes-
car dos veces por semana, ya que, por
la gran demand, podian ganar con un
solo viaje lo mismo que con dos.


Adoquinando en la Estaci6n del FenoceriL


No habia refrigeraci6n. Asi que or-
den6 que se instalara dicho equipo en
los vapores del Ferrocarril de Panama,
que se construvera un frigorifico en
Col6n y se consiguieran vagones refri-
gerados.
Se trajeron products congplados
desde Nueva York y se depositaban en
el frigorifico de Coi6n, a la vez que se
hacian entregas diarias de alimentos
perecederos y de hielo, en todos los
lugares, de un extreme al otro del Istmo.
Al principio, las entregas no eran
buenas y Stevens le escribi6 en una oca-
si6n al gerente del comisariato: "No
puedo imaginar por qu6 tiene que
tomar tanto tiempo el servir esta orden
v, si esta es la manera en que se tratan
los pedidos del Ingeniero Jefe, ya me
puedo imaginar la atenci6n que recibi-
ran los pedidos de mis subordinados.
Creo que esto puede ser remediado y
que dichos pedidos serAn servidos mu-
cho mns ripidamente; si no es asi, me
gustaria saberlo".
Entre 1905 y 1907, se preocup6 de
que fueran construidos todos los edifi-
cios necesarios: residencias, hospitals,
escuelas, iglesias, crceles, estaciones
de policia y de bombers, y fueran
puestos en servicio inmediatamente.
Construy6 unos 5.000 edificios nue-
vos. renov6 edificios viejos de los fran-
ceses, paviment6 calls y construy6 nue-
vas instalaciones portuarias, instal6 una
plant de tratamiento de aguas negras
y se tendieron caferias de agua potable.
Estableci6 un sistema de tel]fonos que
le permitia hablar con todas las oficinas
a lo largo de la ruta del Canal.


Oro(o 1972






Cuando Stevens Reg6 al Istmo, eran
pocos los trabajadores que sabian lo que
tenian que hacer y los que lo sabian,
tenian que enfrentarse a un enorme pa-
peleo. Una ordenanza exigia permiso
por escrito para cortar una tabia de
mAs de 10 pies de largo. Comenz6 por
eliminar todo papeleo innecesario.
Examin6 los sitios de excavaci6n y
se dio cuenta de que se necesitaba miAs
equipo. Pronto vio que ni siquiera exis-
tia un procedimiento de compras. Su
pr6ximo paso fue crear un Departamen-
to de Maquinarias, que recomendara el
tipo particular de equipo que se nece-
sitaba.
Veinticinco afios despu6s, Stevens es-
cribi6: "El Departamento de Maquina-
ria fue de maxima importancia. Una
gran cantidad de equipo de construc-
ci6n, herramientas y maquinaria como
jamas se habia juntado en la historic
de la humanidad, fue planeada, espe-
cificada, solicitada, comprada y entre-
gada en el lugar, en tiempo record.
Este equipo consistia en casi todos los
aparatos mecanicos que el juicio y la
experiencia indicaban que se adapta-
ban mejor para hacer rApida y econ6-
micamente el vasto trabajo que espera-
ba a los ingenieros.
"Especificaciones detalladas para cada
clase de maquinarias, como looomoto-
ras, vagoraes, palas a vapor, etc., fueron
hechas por dicho departamento. El
hierro fue substituido por acero fundi-
do, los tubos de hierro de las calderas
fueron substituidos por otros de cobre
y en toda la lista se insisti6 en que se
consiguiera lo mejor. Las cantidades
eran increibles. Recuerdo por ejemplo,


Preparando la comida junto a los rieles.


haber comprado con una sola orden,
125 locomotoras y 75 palas a vapor, y
en otra, 900 vagones de volquete Lid-
gerwood. Es verdad que algunos
vagones, locomotoras y dragas de los
franceses fueron reconstruidos y pues-
tos en servicio, pero el 95 por ciento
que se utiliz6 en la construcci6n del
Canal era nuevo, y de toda la inmensa
cantidad que se orden6 durante el tiem-
po en que fui Ingeniero Jefe, todos y
cada uno de los articulos, me dijeron
despu6s que eran los mejores para
ejecutar la labor. No se perdi6 nada".
Stevens fue el primero a quien se le
ocurri6 utilizar el ferrocarril como gi-
gantesca correa transportadora para
mover la tierra que se excavaba. Uno
de los grandes problems de los fran-
ceses fue transportar eficientemente el
material excavado. Para fines de 1906,
Stevens habia reconstruido el ferroca-
rril, reclutado nuevos hombres en los
Estados Unidos para que lo operaran y
establecido buenas relaciones de trabajo
entire los que trabajaban en el Canal y
los que trabajaban en el Ferrocarril.
Todo el material que habia en el
Corte Culebra era desecho y habia que
deshacerse de l1, por lo que Stevens
cisefi6 un sistema ferroviario sencillo,
pero extenso y flexible que result ser
un 6xito y que se utilize hasta que se
sac6 la iltima varda cdbica de roca del
Corte. De ese sistema Stevens dijo lo
siguiente: "Fue probablemente el factor
mis important en el 6xito de la cons-
trucci6n del Canal".
Cuando lleg6 al Istmo, s61o habia 35
locomotoras, 24 vagones y 560 platafor-
mas. Cuando parti6, 18 meses despu6s,


Un nuevo comedor cerca de los trabajos.


dej6 293 locomotoras, 52 vagones de
pasajeros, 16 vagones refrigerados y
3.915 plataformas. En lugar de las 73
millas de via estrecha que habia encon-
trado, dej6 350 mills de via ancha y
con un nuevo tendido. El nuevo ferro-
carril era el mAs active del mundo. Co-
rrian hasta 570 trenes diaries, en com-
paraci6n con los 20 que corrian ante-
riormente. El viaje a trav6s del Istmo
se habia acortado de 53 horas a menos
de 2.
Al inspeccionar su sistema de ferro-
carril, Stevens dijo: "No me import
excavar la tierra, pues ya tengo c6mo
deshacerme de ella".
Hechas las debidas preparaciones,
Stevens orden6 que comenzara el tra-
bajo de excavaci6n en el Corte Cule-
bra, a principios de 1906. Se necesitaba
saber qu6 clase de Canal se iba a cons-
truir, si uno a nivel del mar o uno de
esclusas. Habia trazado los pianos para
ambos, pero estaba convencido de que
el inico plan prActico era para uno de
esclusas. Sin embargo, antes tenia que
convencer al Congreso y al Senado.
Roosevelt tenia sus dudas y llam6 a
Stevens a su residencia en Oyster Bay
para que le diera su opinion. Respect
a esa reunion, Stevens dijo: "Le habl6
a Teddy con toda franqueza y pron-
to lo convenci de que el canal a esclusas
era lo inico possible .
El President estaba convencido pero
no asi el Senado y Stevens se vio for-
zado a defender su caso ante un comity
del Senado.
Poseia la mejor informaci6n sobre el
volume y la violencia de las aguas del
Rio Chagres, que frecuentemente habia


El comedor del Hotel Tivoli


... casas, hotels, escuelas, restaurants, un frigorifico,

panaderias, una lavanderia y a establecer

el sistema de comisariatos.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol
































sido llamado "un le6n atravesado en la
ruta del canal a nivel", al igual que
sobre todos los demas problems rela-
cionados con la construcci6n de la via
interoceAnica.
Stevens se dedic6 de Ileno a conven-
cer al Comite, a pesar de que odiaba
tener que hacerlo. Despubs que detall6
su plan, que incluia la construction de
una represa de tierra a trav6s del Rio
Chagres en Gatdn, cerca del extreme
del Canal en el Caribe, uno de los Se-
nadores se mostr6 preocupado sobre si
la represa resistiria y sugiri6 que fuera
reforzada con una base de concrete.
Stevens consider que era un gasto
innecesario.
El Senador no estuvo de acuerdo y
dijo: "Creo que usted es demasiado
positive en sus opinions, Sr. Stevens".
"Bueno, yo soy un hombre positive",
contest Stevens.
"Sugiero que la represa sea cons-
truida mis fuerte", replic6 el Senador.
"La represa es lo suficientemente
fuerte", dijo Stevens y agreg6: "Seria
como matar un pato. Cuando uno lo
mata, queda muerto, no hay que
matarlo mis".
Finalmente, la franqueza y el senti-
do com6n de Stevens prevalecieron. El
Senado \ot6 36 a 31 a favor de un
canal a esclusas y la Camara sigui6 el
ejemplo.
Afios despu6s, Stevens escribia en la
Revista de la Sociedad de Ingenieros
Civiles: "He tenido el privilegio de
prestar algunos pequefios servicios a
mi pais, y el mayor servicio que jamAs
prest6 consisti6, estoy seguro, en la


parte que me toco, al evitar que influen-
cias extrafias lograran, con falacias,
venderle algo inutil, un canal a nivel,
al credulo pueblo estadounidense, cosa
que propuso la mavoria de una Junta
Consultora
Stevens regreso a la Zona del Canal
y el trabajo continuaba a paso fire
cuando el Presidente hizo su visita en
noviembre. Stevens lo acompafi6 a
todas parties durante su gira por los
lugares de construcci6n.
El President vio v aprob6 el com-
plejo pero elistico sistema de vias f6-
rreas que habia tendido en el Corte
Culebra, la eficiente coordinaci6n de
los horarios de trenes con las obras de
excavaci6n v la cordura con que
Stevens habia escogido los lugares don-
de depositar el material excavado. Se
hizo retratar en el asiento del operator
de una pala a vapor de 95 toneladas,
mientras observaba lo bien que operaba
el sistema: los trenes no tenian que es-
perar por sus cargamentos y las palas
no permanecian ociosas por falta de
plataformas para cargar lo excavado.
Al final, distingui6 a Stevens con una
mencion presidential especial por "los
admirables resultados" que habia con-
seguido v afiadi6 que esperaba que
dichos resultados continuaran.
Pero Stevens no iba a continuar con
el Canal Repentinamente. el 31 de
marzo de 1907. renunciaba v terminaba
su ser'icio con el Canal. &Por qu6 lo
hizo? Se han dado muchas explicacio-
nes. pero el mismo Stevens rehus6 dis-
cutir el asunto. hasta muchos arios des-
puts. cuando escribi6 lo siguiente:
"Muchos 'escribidores' irresponsables
han dado diferentes razones para mi
renuncia. Todos tenian una similari-
dad: todos eran est6pidos y mendaces
Hubo un aspect en que todos dijeron


una solemne mentira. La raz6n de mi
renuncia. Yo renuncie debido s6lo a
motives personales, que en ningin
modo, ni direct ni indirectamente, se
relacionaban con la construcci6n del
canal, o con cualquiera persona rela-
cionada con el mismo en manera
alguna".
Stevens se qued6 el tiempo necesa-
rio para traspasar su autoridad al
Mavor George W. Coethals, quien ha-
bia sido nombrado por el Presidente
para reemplazarlo.
Cuando Stevens parti6 del Istmo el
8 de abril, fueron a Crist6bal a despe-
dirlo casi todos los estadounidenses que
se encontraban alli v todos los que cu-
pieron en una series de trenes que llega-
ron de todo el Istmo. Fue la muche-
dumbre mis grande que se habia
congregado a ver partir un barco.
En una ceremonia final que tuvo lu-
gai a bordo, se le entregaron a Stevens
tres regales que los hombres le habian
comprado como muestra de su aprecio.
Eran una vajilla de plata, un reloj y un
anillo de oro. Habian seleccionado tres
regalos para que el pudiera dejArselos
a cada uno de sus tres hijos.
Durante muchos anios. Stevens us6
dicho anillo de oro del cual se sentia
muy orgulloso. Se lo robaron una vez
v los trabajadores ordenaron otro lo
mas semejante possible. Tambi6n le en-
tregaron solicitudes firmadas por mis
de 10.000 trabajadores. La solicitud
original decia: "Por favor, retire su re-
nuncia v permanezca a cargo de nues-
tro trabajo. Nosotros le demostraremos
nuestro aprecio y lealtad trabajando
para usted aun mis duro de lo que lo
hemos hecho hasta ahora". Los capa-
taces sugirieron que se cambiara "puesto
que consideraban que dificilmente los
hombres podian promoter trabajar mis


El President Teodoro Roosevelt. de vestido blanco, es acompaando por Stevens (segundo,
a la izquierda del Presidente). al inspeccionar las obras en noviembre de 1906.


OTroo 1972






duro, ya que todos y cada uno de ellos
habian dado sus mayores esfuerzos".
Sin embargo afiadieron que sus senti-
mientos hacia Stevens eran de "admira-
ci6n y de respeto".
Poco antes de que subiera a bordo
del vapor Panamd, Stevens contest al
discurso de despedida de W. G. Bierd.
Dijo que 2 afios antes, se habia sentido
sobrecogido por la cantidad de prepa-
raciones y de trabajo de construcci6n
que se necesitaban; pero que las con-
diciones actuales eran tales que 61 es-
taba absolutamente seguro de que el
Canal seria abierto para enero de 1915.
Solicit6 a los hombres, como un amigo
sincere, que cualquier pequefia dife-
rencia o queja, la llevaran directamen-
te al Coronel Goethals, para quien soli-
cit6 la misma lealtad que le habian de-
mostrado a 61. Y, rindiendo un tribute
al Coronel Gorgas, dijo que hasta que
61 no deshizo la obscura nube con que
las condiciones sanitarias envolvian los
trabajos, habia tenido muchas dudas
sobre el 6xito de la empresa. Pero
cuando Gorgas elimin6 esa duda, se
dio cuenta de que el Canal seria una
realidad.
El General George W. Goethals
constantemente hacia 6nfasis en lo mu-
cho que apreciaba el trabajo hecho por
Stevens. Un ejemplo son las palabras
que pronunci6 en una reunion de
ingenieros en Portland, Oreg6n, en
1922.
"Ustedes saben que no hay nada que
me moleste mas que escuchar a alguien
que diga en mi presencia que yo soy
'el Genio del Canal de PanamA'. La
realidad es que el Sr. Stevens ide6, dise-
fi6 v tom6 las medidas necesarias para
pri ticamente cualquier contingencia
relacionada con la construcci6n y sub-
siguiente operaci6n del estupendo pro-


Stevens en su despacho.
Construv6 sus oficinas y
su residencia en Culebra
para estar cerca del
lugar de los trabajos.


~w I



w


El Ingeniero Jefe paseando con su esposa. Ella influy6 en 61 para
que aceptara la posici6n en el Canal, dici6ndole
que toda su carrera habia sido una preparaci6n para esa
gran obra de ingenieria.

(Pasa a la pdgina 33)


Stevens traslad6 sus oficinas de la ciudad de Panama a una poblaci6n que construy6 al borde mismo de la Gran Zanja y que se llam6 Culebra.


THE PANMA CANAL REVIEW En Espafiol



















SS. i
Fo a par.. : .': '.
Arhu F oflc ..t". ::"

.....t .. '1 dk
/, ta, t .


tLaOe c ...ioo..

tarsme cada
Sseal y .w ... ..


La costmra curna no ea j :;.


La Sra. Sherry de Holland, resident de Diablo, model una falda diseiada por ella, que se use abierta a un lado o al frente.


OTORo 1972






alguno para guiarse, sino que comienza Zindy Wiggs y su colorida bolsa de molas atraen la atenci6n de los mellizos
su labor imaginindose lo que desea Tim y Tom Deakins, al caminar por una de las calls de Gamboa.
producer, hasta desarrollar el disefio a
media que avanza en su tarea. Confec-
cionar una mola toma de 1 a 2 meses.
Se puede ordenar disefios especiales
a un precio ligeramente superior. S61o
Ileve a la artist folkl6rica de San Bias
una foto o dibujo de modelo, y tendra
no s6lo una mola original sino una pieza
que seri muy comentada. Los resulta-
dos son sorprendentes en muchos casos.
Una imagen del perro de casa, por
ejemplo, podrA resultar tan estilizada
que se parecera quizAs a un oso hormi-
guero. Pero puede tener la seguridad
de que nadie tendra una mola como
la suya.
Hasta hace poco las molas eran sen-
cillas combinaciones de colors que se 1. ..
enmarcaban y se colgaban en la pared .
de un cuarto o en cualquier rinc6n, pero
hoy dia personas con imaginaci6n han -..t
inyectado a este arte una nueva dimen- ..
si6n con tendencia al individualism.
En este articulo se presentan algunas
de las molas disefiadas como resultado
de la imaginaci6n de los residents de
Panama, que han proyectado ese arte
cuna hacia el vasto campo de la moda.
Viveca Kochman, con una vistosa blusa de molas
y pantalones acampanados.


La Sra. Nancy de McMillin, de Gamboa, modela unos zapatos
de molas. A la izquierda una bolsa de mano
que hace juego con los zapatos.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol






Coleccionista de molas con dibujos de tortugas, la Sra. BArbara
de Griffith, esposa del Comandante de la Armada del
Comando Sur, muestra una tortuga do adorno confeccionada
con una mola que le fue regalada como recuerdo de PanamA.
En el piso se aprecian algunas muestras de su colecci6n.
A la derecha, un original banquillo para piano
hecho por la Sra. Jean de Beeby, de Balboa Heights.
I _


El Tipico Traje Cuna


p ARA CONFECCIONAR SUS
pintorescas blusas, las indias
cunas usan dos molas, una adelante
v otra atris, generalmente del mismo
disefio y color. Para terminarlas, les
colocan mangas y un cuello con bor-
des que armonizan con el color de
las molas.
Otrora las blusas eran largas, hasta
las rodillas, y se adornaban con una
einta roja al extreme inferior. Al po-
pularizarse las telas de color, los co-
merciantes comenzaron a canjear
agujas, hilo y tijeras por cocos y las
mujeres mejoraron la forma de ador-


Una atractiva modista de San Bias
lleva el vestido tipico de diario de las
mujeres de las islas.


nar sus trajes. Acortaron la blusa
hasta la cintura y poco a poco desa-
rrollaron la te6nica de cortar los con-
tornos de la figure deseada en el pri-
mer patio, dejando que el pr6ximo
present la silueta del disefio.
Como todas las mujeres del mun-
do, en lo relative a la moda, la india
de San Bias desecha una blusa
cuando se descolora o cuando siente
la necesidad de renovar el ropero.
Convencida de que los turistas
oomprarin casi cualquier articulo
hecho de molas, la india generalmen-
te ofrece la blusa usada o separa las
dos molas que la componen para
venderlas separadamente. Los colec-
cionistas experts estin siempre a la
caza de 6stas, sabiendo que las mu-
jeres cunas toman las mejores para
ellas, y que las molas usadas, aun-
que se descoloren, son por regla ge-
neral superiores en acabado y disefio.


10 Orofo 1972






Algo diferente a las blusas tradicionales cunas, la de la foto
fue confeccionada por la Sra. Sherry de Holland. Una corbata
hecha con una mola le sirve de cintur6n.


Treinta molas fueron necesarias para confeccionar el hermoso
mantel de la fotografia, que el Capitin Julius Grigore
se llev6 de PanamA al acogerse a la jubilaci6n.


Anne Castles, estudiante de la Universi.
dad de la Zona del Canal, posa con un
bikini que ella misma confeccion6 usando
dos molas.


THE PANAMA CANAL REvIEW En Espafiol 11


d ,. LIII111







De Ornitorrincos a Palomas


n o Canal ron




SCobab mU Cumiuo

Por Josh Te6filo Tui6n
C- -- -- -^-- --


T RANSPORTAR LOMBRICES
para alimentar ornitorrincos, en-
frentarse a un incendio de f6sforo, ahu-
yentar a un mapache metido en una
locomotora, o ser atacado por una ba-
rracuda, no forman part de la vida
diaria de las personas que atienden los
barcos que transitan el Canal de Pana-
ma. Pero estos, y muchos otros aconte-
cimientos demuestran que la vida no
es siempre rutinaria a lo largo de la via
acuAtica.
Aunque los barcos en trAnsito por el
Canal a menudo requieren abasteci-
mientos fuera de lo normal, hubo much
confusion y sorpresa en 1950, cuando
se hizo necesario transporter por aire
10.000 lombrices desde los Estados Uni-
dos para complementary Ia dieta de tres
ornitorrincos que eran transportados
desde Australia hacia un zool6gico de
los Estados Unidos.
Aproximadamente al mismo tiempo
que las lombrices eran transportadas a
la Zona del Canal para servir de alimen-
to a los curiosos animals, se produjo
inesperadamente un fuego a bordo de
uno de los barcos que transitaban el
Canal. La nave transportaba un carga-
mento de fosforo destinado a la fabrica-
cion de cerillos. Bomberos de Crist6bal
regaron la carga y extinguieron el fue-
go. Sin embargo, poco tiempo despues
se descubri6 que parte del f6sforo se
habia incrustado en las redes de carga
y en el piso del muelle. Al caminar los
trabajadores por el muelle y pisar con
sus zapatos el f6sforo seco, este so en-
cendia en igual forma que un cerillo.
Finalmente, todo el f6sforo fue remo-
vido, pero no antes de que algunos
trabajadores "se quemaran los pies".
A los operarios de locomotoras de re-
molque de la Divisi6n de Esclusas les
agrada recorder la ocasi6n en que el
trinsito de barcos por Miraflores fue
demorado por 2 horas a causa de un
"gato solo", pequefio animal de la fami-
lia de los mapaches, originario de la
America Central. El animal se intern
en una locomotora de remolque, ha-


ci6ndose necesario desconectar el equi-
po electrico mientras todos se dedica-
ban a buscar al animal. A media que
se acercaban los voluntarios, el animal
asustado se adentraba mas v mis en la
miquina. Finalmente, cuando ya se im-
pacientaban y comenzaban a protestar
las tripulaciones de los barcos deteni-
dos, los empleados de las esclusas
lograron desalojar al intruso.
A las Esclusas de Gatin, mis lejos
de la ci ilizaci6n v cercanas a la selva
que las del sector Pacifico, les ha tocado
much mIs de su cuota de visitantes de
la selva. Entre ellos han figurado caima-
nes, culebras, pequenos animals del
monte y pijaros. Un dia de 1952 se di-
\is6 un venado nadando en el Canal,
muy cerca de las esclusas. Los pasa-
barcos tomaron un bote para sacar al
animal, pero antes de que Ilegaran ya
se habia ahogado. Los constemados
trabajadores lo sacaron del agua y tra-
taron de revivirlo aplicindole respira-
ci6n artificial, pero todo fue en vano.


La tripulaci6n de un barco en trin-
sito por el Canal se sorprendi6 en una
soleada mafiana al ver numerosas palo-
mas que levantaban vuelo desde las
Esclusas de Miraflores. Las gaviotas,
pelicans v golondrinas son comunes,
pero palomas. ya es otra cosa. Las
aves eran una clase especial de palomas
mensajeras enviadas al Canal desde los
Estados Unidos por su propietario. El
objetivo era soltarlas en el Canal para
ver si ellas podrian hallar el camino de
regreso a San Antonio, Texas.
La bandada de 19 palomas habia Ile-
gado en el vuelo 401 de Pan Am con-
signada a Frank A. Baldwin, Director
de la Oficina de Informaci6n del Canal
de Panami. Fueron puestas en libertad
2 dias despues por Judy Frizell y Jane
Holgerson, empleadas de la empresa
del Canal. No se sabe a ciencia cierta
si fue el clima del Canal el que alter6
su s ntido de orientaci6n, pero jams
se supo de la suerte de 18 de las palo-
mas. Se supo de una de ellas cuando un


Ororo 1972


S7~







resident de las proximidades de San-
tiago, en el interior de Panama, leg6 a
la Oficina de Informaci6n y dijo que
una paloma se habia unido a su galline-
ro e indic6 que queria reclamar a su
duefio el dinero que le adeudaba por la
alimentaci6n de la paloma.
Los pasabarcos, que salen en botes
de remos al encuentro de las naves que
entran al Canal, para conectar las lines
de las locomotoras de remolque, por re-
gla general viven una vida tranquila.
Imaginese, pues, la sorpresa que se Ile-
varian dos tripulantes de un bote en el
lado del Atlintico de las Esclusas de
Gatin, cuando una enorme barracuda
salt del agua con tal fuerza que cay6
sobre la embarcaci6n. Despu6s de de-
sesperados intentos por matar al feroz
pez, los hombres cedieron el bote a la
barracuda y nadaron a la orilla. Pasado
el susto halaron el bote hasta la pared
de las esclusas y mataron al temible
animal. Posteriormente comprobaron
que el pescado pesaba mas de 54 libras
y que sus dientes median 3 pulgadas.
Aunque las esclusas fueron fabrica-
das para permitir el paso de los mayo-
res barcos que surcaban los mares en
1914, y se esperaba que fueran lo sufi-
cientemente amplias para cualquier
nave que se construyera por un buen
tiempo, s61o pasaron 14 afios antes de
que el portaviones Lexington de la Ma-
rina de los EE. UU. derribara various
postes de alumbrado en las esclusas de
Gatin y Pedro Miguel.
Segmn informaron los peri6dicos de
esa 6poca, el U.S.S. Lexington lleg6 a
Balboa en la tarde del 26 de marzo de
1928, sin mayor novedad despu6s de
una travesia de 12 horas por el Canal.
Pero a su paso habia arrasado con cua-
tro de los postes de las esclusas y un
pasamanos de las Esclusas de Pedro
Miguel qued6 completamente aplastado.
El Lexington habia derribado tres de
los postes en las Esclusas de Gat6n
cuando era subido hasta el nivel del
lago y otro en Pedro Miguel cuando la
nave era girada ligeramente hacia el
Canal y la proa choc6 contra el poste,
hacibndolo trizas.
Nadie pens6 que el Lexington causa-
ria tantos problems, ya que el barco
gemelo U.S.S. Saratoga habia efectua-
do el transito poco antes sin dificultad.
Ambas naves eran las mas grandes que
transitaban el Canal en ese tiempo. Te-
nian 888 pies de largo y 107.9 pies de
ancho. Las esclusas miden 1.000 pies
de largo por 110 de ancho.
A causa del accident, la Compafiia
del Canal elimin6 los postes de concrete
y los substituy6 con otros de metal,
pero localizados a mayor distancia del


Todos los postes del alumbrado de las paredes de las esclusas estaban en su lugar, cuando
transit el "Saratoga", en marzo de 1928, pero el "Lexington", un portaaviones gemelo, que
transit poco despues, derrib6 cuatro de ellos.


Los viejos postes de concrete fueron derrbados y las bolas que tenian en la parte superior
fueron utilizadas para adornar ciertas calls. Una de ellas sirve a Luis Sullivan para hacer
ejercicio, mientras espera su autobfis, en Pedro Miguel, para ir a la escuela.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 13
















0
/ /






I- m



borde de las eselusas. Estos a su vez
fueron reemplazados por postes de alu-
minio en los afios del '60, despu6s que
el portaviones Valley Forge choc6 con-
tra el pabell6n para visitantes en Mira-
flores, a escasas pulgadas de los postes.
Los ornaments de los extremes de
los viejos postes no se perdieron. Afin
se piitden admirar en las calls de la
Zona del Canal v decorando avenidas
y jardines en la Repiblica de PanamA.
Una defense de sogas similar a las
que usan los remolcadores en el Canal
fue hallada en las Esclusas de Miraflores
recientemente por un buzo, que fue Ila-
mado cuando una de las compuertas no


podia cerrar. La defense de manila pa-
raliz6 el transito en el sector occidental
por 1 hora y 47 minutes.
Recientemente un cami6n se sali6
del puente que cruza el extreme mis
bajo de las Esclusas de Gatdn. El tran-
sito por el Canal se detuvo mientras
una gr6a lo sacaba. Otro caso ocurri6
cuando un nifio cay6 con su bicicleta a
una de las esclusas en Miraflores. El
niflo nad6 hasta ponerse a salvo antes
de que se interrumpiera el transit y la
bicicleta fue recuperada mis tarde.
Otrns objetos encontrados en el Canal
v las esclusas incluyen pedazos de qui-
lla que se han desprendido de grandes


Despues de un deslizamiento de tierra en el Corte Gaillard, el 21 de septiembre de 1915,
surgi6 esta isla desde una profundidad de 30 pies de agua.


embarcaciones, troncos de distintas di-
mensiones que arrastran los rios en sus
crecidas, y, en una ocasi6n, una enor-
me roca de 10 toneladas que fue loca-
lizada por un buzo en una de las cama-
ras de la entrada sur en Miraflores.
En ocasiones ha sido necesario sacar
a personas de las esclusas, especial-
mente durante las reparaciones, cuando
lon visitantes que recorren las cAmaras
vacias resbalan v caen en los sumideros.
En los inicios de la operaci6n del
Canal. repentinamente apareci6 una
isla. despues de un derrumbe en el Corte
Gaillard. Se cuenta que un operario de
la draga Paraiso descubri6 la isla y de
inmedialo coloc6 en el medio una ban-
dera britanica. El individuo que trat6 de
incorporar asi a la Cran Bretafia en la
operaci6n del Canal, fue identificado
como natural de Irlanda, y los veterans
de aquella epoca afirman que lo hizo en
nombre del "querido terruio".
El Puerto de Crist6bal fue scenario
de interesantes acontecimientos en los
primeros dias del Canal, y los que vi.
vieron la 6poca todavia recuerdan como
si fuera hoy la ballena que lleg6 a la
Bahia de Lim6n hace aproximadamente
50 anos. El mamifero de 120 pies de
largo, con un peso de 125 toneladas,
qiied6 varado en aguas poco profundas
del prisma del Canal y permaneci6 alli
hasta que fue matado 2 dias despues
por empleados del Canal que planea-
ban vender el aceite.
La ballena fue remolcada al Muelle 6
en Cristobal pero la grna no pudo sa-
carla del agua y colocarla en las plata-
formas que se habian dispuesto para
transportarla a Mount Hope.
Cuando se abandonaron los esfuer-
zos poco despues. la ballena fue arras-
trada por tin remolcador del Canal de
Panama 12 millas mar afuera, en donde
fue bombardeada v hundida moment
tos despues, por aviones de la Marina
de los EE. UU. con base en Coco Solo.
Asi fue exterminada la fnica ballena
que amenaz6 con entorpecer la navega-
ci6n por el Canal de PanamA.
No obstante, hay gente cerca del
Canal que hace caso omiso de los ins6-
litos acontecimientos. Su actitud es
como la de aquel viejo a quien durante
los iltimos dias de la construcci6n del
Canal se le habia advertido que las
aguas del recien construido Lago Gatin
inundarian su casa, v deberia mudarse
de alli. Quedo sentado comodamente
en su choza aunque el agua comenzaba
va a cubrirle los pies y dijo: "Ya habia
oido esa historic antes. Los franceses le
hicieron el mismo cuento a mi padre
hace 30 afios".


Oro~o 1972













$ I

Rincon


Culinario


Por Fannie HernAndez I


50S.
GS
s9 S


II kfco


DLCIOSO II


H OY EN DIA SOLEMOS MIRAR
con algo de reverencia a aque-
Ilas personas que tienen el valor de
hacer su propio pan y mermelada.
Pero en realidad, es extraordinaria-
mente ficil y, aunque nos cueste tiem-
po, el aroma que despite el pan al ser
homeado o la mermelada al ser coci-
nada, hacen sumamente agradable esa
tarea.
Mubstreme a la persona que pueda
rechazar un pedazo caliente de pan ca-
sero untado de mantequilla y rociado
con mermelada hecha en casa y le en-
sefiare a una persona fria e insensible.
El pan puede ser hecho en una gran
variedad de estilos, pero hay muy pocos
lugares en el mundo en donde los in-
gredientes para preparar una exquisite
mermelada est6n a la mano durante
todo el afio, como en el Istmo.
Las frutas citricas de Panama satis-
farian los gustos mAs exigentes en cual-
quier parte del mundo. Las naranjas, en
sus variedades dulces y agrias, manda-
rinas, toronjas-convenientemente ma-
duras-estAn disponibles todo el afio,
aunque en mayor abundancia durante
los meses de diciembre a marzo. No es
extrafio observer naranjas maduras y
verdes en un Arbol al mismo tiempo.
Igual ocurre con las toronjas.
Las naranjas injertadas de Boquete,
las hay del tamafio de las toronjas v aun
mayores, constituyen un bonito es-
pecticulo y un delicioso manjar. Las
naranjas adecuadas para nuestro pro-
p6sito son dulces y jugosas, y su azficar
natural aparece conform va madu-
rando.
Cualquier persona que tenga un na-
ranjo en el patio de su casa encontrara
mas naranjas de las que puede usar, y
una buena forma de aprovechar la
abundancia es haciendo mermelada de
naranja. He aqui una receta de mer-
melada al estilo ingles:

MERMELADA DE NARANJA
DULCE
3 naranjas cortadas en cuartos
2 limones cortados en cuartos
8 tazas de az4car
9 cucharada de polvo de hornear
1 pizca de sal
Remueva la parte esponjosa interior
de la ciscara de las naranjas y c6rtelas
en pequefias tiras con un cuchillo bien
afilado. Haga lo mismo con los limones.
Col6quelos en una olla y agr6guele tires
tazas de agua, el polvo de hornear y la
sal. Cubra y cocaine % hora, revolviendo
de vez en cuando.
Separe la pulpa de las naranjas y los


Marafiones.


Muchas de las personas a quienes
gusta la semilla del marafi6n descono-
cen que 6sta se halla adherida a un
fruto en forma de piment6n llamado
marai6n. Muy comunes en Panama, los
arboles de marafi6n suelen usarse para
hacer cercas. Dan fruto en abril v
mayo. Cuando los agricultores desean
cercas adicionales simplemente plantan
semillas de marafi6n o ramas del Arbol,
v en pocos afios cuentan con Arboles
que dan frutos. En el tr6pico los Arbo-
les frutales crecen sin dificultad. Sen-
cillamente se plant la semilla v la
naturaleza se encarga del resto.
El marafi6n tiene una pulpa espon-
josa que contiene un jugo lechoso, con
un sabor dulce v acre. Se usa para fa-
bricar un exquisite vino, dulce o hacer
conservas. A continuaci6n, una forma
de hacer conservas de marafi6n que es
deliciosa con helado o servida con
queso crema, como postre.

CONSERVE DE MARARON
Corte marafiones en tiras, hasta ha-
cer cuatro tazas. Col6quelas en una olla
y aiitdale cuatro tazas de az6car, una
taza de agua y una cucharada de jugo
de lim6n. Caliente a fuego lento hasta
que el liquid espese. Guirdela en en-
vases esterilizados v cons6rvela en la
refrigeradora.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 15


limones, teniendo cuidado de eliminar
la parte blancuzca. Afiada la pulpa v
el jugo a las cascaras cocinadas. Hierva
y afiada el azicar, revolviendo. Man-
tenga a fuego lento hasta que el liquid
comience a espesar. Esto tomari aproxi-
madamente 1 hora. Remueva cualquier
espuma que se forme en la superficie.
Deje reposar unos minutes v revuelva.
Col6quela en frascos esterilizadis v se-
llados con una tapa o d6jela enfriar v
cong6lela en la refrigeradora luego de
colocarla en recipients.


W1






***


PAN DE MAP
2. lazas de mangos frescos en trocitos
I cucharada de jugo de limdn
2 lazas de harina
1'1 cucharada de polvo de hornear
15 cucharada de canela
!; cucharadita de sal
14 taza de nueces picadas
A taza de pass remoiadas en brandy
I tazas de a:dcar morena
3 huevos
% taza de aceite vegetal


NGO Y NUECES
Agregue el jugo de lim6n a los man-
gos y mantengalo aparte. Ponga los in-
gredientes secos juntos v afiada las
nueces picadas y las pasas. Mezcle sua-
vemente con un tenedor y agregue
luego el az6car.
En otro recipient. bata los huevos,
afiada el aceite y bata hasta que quede
espumoso. Aiada los mangos v la mez-
cla con harina agitando ligeramente.
Cubra el molde con papel parafinado
v grasa. Hornee a 325 por 1 hora o
hasta que tenga consistencia, (pruebe
con un palillol.


ww


w0


OToRo 1972


Para la aficionada que no es al6rgica
a los frutos menos conocidos en el reino
de la cocina tropical, le ofrecemos a
continuaci6n varias recetas que agra-
darin al paladar del mis exigente.
Una de las frutas mis apreciadas de
PanamA es el mango, que se tiene en
diversas calidades-redondo, alargado,
en forma de frijol y en otras variedades.
El tamafio varia desde el de una papaya
hasta el de un durazno. Poseen una
corteza muy ligera que varia desde las
diversas tonalidades del amarillo, hasta
el naranja y rojo, con una pulpa de
tono anaranjado. El sabor so ha des-
crito como una delicada combinaci6n
de albaricoque y pifia. Muy pocas fru-
tas en el mundo igualan el exquisite
sabor de un mango maduro y fresco en
el desayuno.
Despues de probar los pasteles de
mango y su deliciosa salsa, trate algo
diferente. Le ofrecemos la receta de
un delicioso y suave pan de mango
y semilla de marafi6n tralda especial-
mente de Hawai para Rinc6n Culinario
por cortesia de Emily Bolton, presi-
denta del Club de Mujeres de Balboa,
v la Sra. Leota de Lockman de Pana-
mi, que descubrieron el platillo en un
reciente viaje al Hawai. La Sra. de
Bolton dio un toque personal a la rece-
ta remojando las pasas en brandy, en
tanto que la Sra. de Lockman sustituy6
el az6car morena de la receta original
por az6car blanca.

SALSA DE GROSELLA
Para una salsa para carnes v aves pa-
recida a la del arindano agrio, pruebe
un preparado del fruto del Arbol de
grosella, un fruto pequefio y amarillen-
to con una semilla pequefia y una pulpa
de jugo icido. La propiedad de tornar-
se rojo al ser cocinado lo hace un exce-
lente sustituto para la salsa de arinda-
no. He aqui una forma de preparar la
salsa de grosella.
Limpie las grosellas y col6quelas en
un recipient con un poco de agua.
Cocinelas hasta que est6n suaves, te-
niendo cuidado de que no se quemen.
Piselas por un colador y mida luego la
pulpa. Cada taza de pulpa require
una taza de az6car. Aiada un poco de
agua. Cocine hasta que el azucar se di-
suelva y entonces hierva hasta que espe-
se, revolviendo constantemente. Afiada
una pizca de jengibre en polvo. Colo-
que en envases esterilizados y tipelos.


Las deliciosas frutas de Panami dan
enquisito sabor al pan y a las conservas.







Recuaedos de


la Cocina 4.


de Antanzo



Para quienes tienen tiempo y no les
importa meter las manos en la masa, .
ofrecemos a continuaci6n una receta de
pan casero que les hard recorder el pan
que hacia la abuela y les deleitari con
su fragancia al homearse. Ya que el
arte de hacer pan require pericia en
amasar, lo cual suele ser considerado
como trabajo fuerte, pueden hacerse
tres hogazas.

PAN VIRIL CASERO
2 cucharadas de azdcar
2 cucharadas de manteca o mantequiUa
3% tazas de agua hirviendo
3 cucharadas de sal
2 paquetes de levadura
1 taza de agua tibia
12 tazas de harina cernida
En un recipient grande mezcle el
azicar, la manteca, la sal y el agua hir-
viendo. En uno mis pequefio espolvo-
ree la levadura sobre el agua tibia y
d6jela reposar. Cuando el agua hirvien-
te se ha enfriado, saque la levadura y
afihdala a la mezela de agua en el reci-
piente grande. Agregue 6 tazas de hari-
na y mezcle empleando un cuchar6n
de madera. Afiada otras tres tazas de
harina y m6zclela. Entonces coloque
la pasta sobre un tabl6n de madera y
agregue el resto de la harina, amasan-
do con las manos. Siga amasando hasta
que la pasta no se pegue al tabl6n y
c6brala luego con una toalla. D6jela
reposar en un lugar caliente de la coci-
na hasta que double su tamafio original.
Amase v d6jela crecer una vez mis. ... : .
Divida la masa en tres porciones y for-
me las hogazas. Col6quelas en reci-
pientes para hornear cubiertos con
manteca. D1jelas reposar por aproxi-
madamente 1 hora. Caliente en un .
horno a 3750 por 1 hora mis o menos
o hasta que las hogazas est6n doradas.


Nadie puede despreciar un delicioso pan
reciin horneado y mermelada agridulce.


THE PANAMA CANAL REVIEw En Espafiol 17


Naranjas de Boquete.


re L









[I Tokyo Bay Implanta Marcas


EL TOKYO BAY, EL BUQUE DE
furgones mis grande del mundo,
hizo historic en el Canal de Panama en
abril de 1972, cuando se convirti6 en la
nave mis grande que lo haya transitado.
Tambidn implant6 una marca en el
pago de peajes: $40.045.50.
La nave leg6 a Crist6bal el dia antes
de transitar y, debido a su gran tamaino,
tuvo que esperar fuera del rompeolas
hasta la madrugada, cuando pudo inter-
narse por el cauce del Canal. La guiaron
cuatro prActicos del Canal.
El buque de furgones, de 950 pies de
largo y de un ancho de 106 pies, apenas
cupo en las esclusas. Fue lo mis grande
que habia transitado desde 1939, cuan-
do el buque alemin de pasajeros
Bremen hizo su inico transito.
Es muy possible que el Tokyo Bay y
otras cuatro naves similares, que estin
siendo construidas en Europa para el
comerclo entire Europa y el Lejano
Onente, sean las mis grandes que jams
transiten por el Canal. Dichos barcos
harin un servicio regular entire puertos
europeos y el Lejano Oriente y transi-
taran el Canal, uno al mes como
promedio.
Los cinco buques de furgones, pro-
piedad do Overseas Containers, Ltd.,
tienen una velocidad de servicio de 26
nudos y cada uno transport mAs de
2 000 furgones Son miembros del Trio
Alliance, un consorcio de armadores in-
gleses, alemanes y japoneses, formado
para promover el servicio de furgones
entire Europa y el Lelano Oriente.
Ademis de Overseas Containers,
Ltd. las demis compafiias del grupo
incluyen la British Ben Line, con tres
naves, Hapag Lloyd A C, con cuatro
naves; la Mitsui-O.S K con dos
Por coincidencia, otra nave, miembro
del Trio Alliance, transit el Canal ha-
cia el norte al mismo tiempo que el
Tokyo Bay lo hizo haoia el sur. Fue el
Elbe Maru, de 882 pies de largo, pro.
piedad de la Mitsui-O.S.K. Lines del
Jap6n, que hacia su viaje inaugural des-
de el Lejano Oriente hacia Europa. Los
dos gigantes se encontraron n la Recta
de Gamboa. El Elbe Maru es gemelo
del Rhine Maru que hizo su primer
transito en febrero de 1972 y hasta la
llegada del Tokyo Bay, tuvo la marca
de peajes pagados a] Canal de Panami.


La nave de furgones mis grande del mundo transit per el Corte Gaillard, donde la via interocenica de 50 millas emza la Divisi6n Continental.
-...y


A..
'-it-.;


TREMENDA SUBIDA-Dos pasabarcos
del Canal de PanamA suben per una esca-
lera de cuerdas per un costado del "Tokyo
Bay", que es mas alto que un edificio de
site pisos. Para transitar, la nave require
24 pasabarcos, dos contramaestres de pasa-
barcos y cuatro prActicos del Canal.


Con un poco mis de 2 pies de espacio a cada lado y 2S pies a cada
extreme, el "Tokyo Bay" entra a las Esclusas de Gatin al iniciar
su trinsito per el Canal. El buque de furgones mas grande y po-
tente del mundo inici6 su trAnsito a las 4:30 a.m. y para las 4 p.m.
habia dejado las aguas del Canal. En la camara occidental, empe-
quefiecido por el "Tokyo Bay", estA el "Monticello Victory", de
736 pies de largo y 102 pies de ancho.


Dos de los buques mis grandes que utilizan el Canal de Panama,
el "Tokyo Bay", de 950 pies de largo y el "Elbe Maru", de 882 pies,
se cruzan en la Recta de Gamboa durante el viaje inaugural de
ambas naves. El "Tokyo Bay" viajaba hacia el sur, mientras que el
"Elbe Maru" iba hacia el norte. Son dos de los 17 gigantes puestos
en servicio por el Trio Alliance. Centenares de residents del Istmo
y funcionarios del Canal estuvieron observando el paso de las naves.


El "Rhine Maru", de 855 pies de largo, que per corto tiempo ostent6
la marca de peajes pagados al Canal, pass frente al Cerr del Con-
tratista durante reciente viaje hacia el norte. Dicha nave ostent6 la
marca de peajes hasta abril de 1972, cuando transit el "Tokyo
Bay". Nave perteneciente al grape Trio de naves de furgones, el
"Rhine Maru" vNiaa entire Europa y el Lejano Oriente a una velo-
cidad mxima de 26 nudes. Es propiedad de la Mitsui-O.S.K. Lines.























mOVILGS--S-- -I





OBRAS D& ART6
Por Vic Canel


Las pinturas que se ven en "chivas"


y autobuses


de Panama son colorida expresidn de individualidad


T ODO ESTA EN JUEGO", "EL
Derecho de Vivir", "El Intoca-
ble", "El Rey del Pacifico", podrian ser
nombres de peliculas. Pero no lo son.
Se trata de los nombres, proverbios,
dichos y frases curiosas que muchos de
los ingeniosos conductores panamefios
de autobuses dan a sus vehiculos
como expresi6n de su propia personali-
dad. Generalmente aparecen en la par-
te de atrAs del autobus, algunas veces
en ingles y adornados con motives flori-
dos v caprichosos. Los nombres forman
parte de esas vistosas decoraciones que
han hecho tan originales a los auto-
buses de Panama.
Los autobuses mas elegantemente
adornados tienen Ilamativas figures
dentro v fuera, flecos en las ventanas,
estampas religiosas V toques artisticos
que incluven figures femeninas vestidas
ligeramente o adornos de crochet.
Quizas como homenaje a la mujer
panamefia-o tal vez a las mujeres de
todo el mundo-a menudo se pinta cada
una de las ventanas del autob6s con
un nombre femenino.
La costumbre de bautizar a los auto-
buses tuvo su origen, segun se cuenta.


cuando aparecieron los primeros ve-
hiculos motorizados de transport pfi-
blico en las calls de la ciudad, en el
segundo decenio del siglo. Esos prime-
ros vehiculos, Ilamados "chivas"-nom-
bre con que aun se conocen-no eran
otra cosa que camiones a los que se
habia eliminado la parole posterior, re-
emplazandola por una carroceria cerra-
da de madera. Se colocaban bancas a
ambos lados con capacidad para seis
u ocho personas, que debian entrar a
la "chi\a" por una puerta habilitada en
el extreme posterior.
Quienes recuerdan el origen del es-
pecial tipo de vehiculo de transport
cuentan que su nombre se debe a los
saltos que daban las "chivas" al reco-
rrer las calls adoquinadas del PanamA
de a\er, comparandolas sus usuarios
con los enormes saltos que dan los
chivos montafieses.
Samuel Lewis. periodista y editor de
revistas panamefio, afirma en sus notas
que entire los pioneros del transport p6-
blico en Panami, alli por 1911, figure un
conductor de chivas jamaiquino que
jamis permiti6 a mujer alguna subir a
su "matraca" de transport.


El raro jamaiquino manejaba su carro-
mato por las calls de PanamA gritando
"hombres solamente". Lo cierto es que
la discriminaci6n sexual del jamaiquino
no fue obstaculo alguno para que pro-
gresara. El historiador Lewis relata que
prosper rapidamente y compr6 otra
chiva.
Los conductores comenzaron a darle
nombres carifiosos y cada vez mis suges-
tivos a las chivas. Los esfuerzos por ser
originales los Ilevaron a producer nom-
bres realmente picantes y atrevidos y,
en una occasion, el Alcalde de Panama
orden6 eliminarlos. La costumbre fue
resucitada hace algunos afios y se ex-
tendio a los buses grandes.
Algunas de las primeras chivas eran
camiones Ford, a los que habia que
arrancar el motor con una manivela
para ponerlos en march. Antes de la
II Guerra Mundial la mayoria de los
conductores de chivas eran hind6es que
hacian su tarea levando sus tradiciona-
les turbantes y a los que los panamefios
Ilamaban "culies".
Al principio no habia una rigurosa
organizaci6n ni propietarios de grandes
flotas on el negocio del transport co-

20 OroRo 1972

























Un gigantesco retrato de
Franco Nero, estrella de
peliculas italianas del Oeste,
apunta amenazadoramente
a los conductores desde
la parte de atras de este
autobus. Dicho actor es el
tema de las decoraciones
interas del vehiculo.
Ariba del espejo hay un
letrero que dice "Amor
es viajar todos los dias
en Franco Nero". Sobre el
espejo retrospective otro
letrero que dice:
"Siempre sere para ti".


lectivo. Entonces los pioneros del nego-
cio ofrecian el servicio de transport
para llevar a los empleados a sus
trabajos.
La escasez de gas y de Ilantas, asi
como la falta de piezas de repuesto,
contribuyeron a que el servicio fuera
poco menos que deficiente. No fue sino
hasta 1952 que el servicio se centraliz6,
adjudicindose la concesi6n a una sola
persona. El principal propietario era el
comerciante hind6 Gursan Singh Gill,
quien tenia dos almacenes de articulos
orientales en Panama, y la mayoria de
los conductores eran, por supuesto,
hindies.
Eventualmente Gill adquiri6 el equi-
po de sus otros socios v vendi6 la com-
paiiia a los actuales administradores del
servicio de autobuses en la Zona del
Canal.


Las pinturas de los autobuses representan
de todo. Este, Ilamado
"Prometeo Encadenado", muestra al
gigante mitol6gico en la
cumbre de una montafia y una escena de
la Avenida Balboa de PanamA.


. L,.


Teodoro "Billy" Madrifian tiene unos 30
afios de estar pintando autobuses.


Ak .s





-m


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 21


PROHIBIDO '
FUMAR -







Las 70 u 80 chivas que ain recorren
las calls de Panami estin destinadas a
desaparecer, al modernizarse el trans-
porte pubhco y agruparse los conducto-
res independientes Ny cooperatives exis-
tentes, en dos importantes organisms;
la Cooperative de Transporte Metropo-
litana. y la Corporacion Unica de
Transport.
El reemplazo de las chivas de ocho
pasaleros por los autobuses original-
mente decorados de hov dia, con capa-
cidad para 50 pasajeros, se produjo en
forma gradual. En los primeros afios
del decenio de los 30 se usaron chivas
fabricadas con parties de autos y ca-
miones. En 1934 se le ocurrio a un
colomblano, el desaparecido Froilixn
Arce, comprar los bastidores con su
motor aparte y armaba las chivas en
Panama.
Estas chivas continuaron sirviendo
en el Istmo hasta despu6s de la 1 Cue-
rra Mundial Entonces, para 1946, apa-
recieron los primeros "busitos". Se tra-
taba de pequefios autobuses azules de 16
pasaleros que se vendian completes por
$3 600 o por $900 el chasis v el motor
solamente
Para 1960 se comenzo a importar
autobuses de 24 a 30 pasajeros, y a me-
dida que fue aumentando la demand de
transport public, se fueron adquirien-
do y colocando en servicio unidades de
40 v 50 pasaleros, con costs que osci-
laban entire $9 000 y $10 000.
Pero a traves de todo ese progress la


chiva ha sobrevivido, y es favorecida
por sus leales pasajeros que general-
mente usan la misma todos los dias y
se conocen como si fueran miembros
de un club exclusive.
Uno de los que aim conducen chivas,
Juan Antonio Olivares, ha estado al vo-
lante de los especiales carromatos por
mis de 32 afios. Ademis de conducir
su chiva en la ruta a Boca La Caja,
posee un busito. Como pequefio pro-
pietario (cinco autobuses o menos), per-
tenece a un organismo llamado "El Ter-
cer Crupo", integrado por pequefios
propietarios independientes que se han
hecho manejando su propio negocio y
no pertenecen ni a la Cooperativa ni a
la Corporacion.
En los grandes autobuses, en cambio,
se encuentra una gran variedad de ador-
nos v disefios artisticos. Hav escenas
del campo, motives religiosos, obras im-
ponentes como el Puente a la entrada
del Canal, las ruinas de PanamA la Vie-
ja, pinturas de artists de cine Y TV' v
hasta caricaturas c6micas.
Observar autobuses en un lugar to-
rado al azar en el tra\ecto de la Via
Espafia i la A\enida Central durante
las horas de mayor trinsito, podria re-
sultar un interesante pasaLiempo. Un
autob6s lleva el nombre de "Marshal
Dilo", que aunque ortograficamente in-
correcto, fon6ticamente honra al heroe
de la series de TV: "La Lev del Rev61-
ver" que protagoniza James Arness.
Otros autobuses Ilevan nombres y frases


como "Lleg6 el Tigre de Chepo", "El
Papi", "La Voz del Diablo", "Ya se
Acabo y Todo Termino", "Dios Perdo-
na, Yo No", "Cada Loco con su Libro"
y muchos mis. Algunos estin en ingl6s.
No pocas decoraciones v muchos de
los letreros han sido pintados por Teo-
doro "Billy" Madrifiin, ex empleado de
la Division de Dragado del Canal de
PanamA, quien comenz6 a especializarse
en el arte por los afios del 40.
El cost de adornar un autobus varia
segun la calidad del trabajo. Un paisa-
je sencillo en la parte posterior del auto-
bus podria costar entire $15 y $25. Pero
un trabajo mas complete, con cuadros
dentro \ fuera, nombres v Frases, inclu-
yendo los nombres de mujeres en las
ventanas, podria costar unos $120.
Muchos de los usuarios del transpor-
te colectivo de Panami miran con nos-
talgia la pintoresca v muy original cos-
tumbre, a media que preveen su desa-
paricion cuando el Cobierno panamefio
adquiera nuevos autobuses con am-
plias ventanas y sus propios disefios.
Pasarin a ser cosa del pasado nom-
bres como "Aqui Va Tu Papa", "De
Nada 'ale Ser Bueno", "El Chichi",
"Que Comenten", y tantas otras suges-
tivas expresiones que no solo definen la
personalidad de los originales "buseros"
panamenfos, sino que sirven de guia al
usuario que bien puede decir a manera
de chanza, "me voy con Dorian Grey".
Es solo una de las formas que tiene el
panameno de demostrar su chispa.


Algunas chivas sirven para dos fines. Las que vienen
del interior del pais cargan verduras. pasajeros y gallinas,
por lo que popularmente se las llama "Chivas Callineras".


Pinturas del famoso arco chato de PanamA y las ruinas de la hist6rica
cathedral, junto con una pareja con vestidos tipicos, muestran algunas
de las atracciones turisticas del pals.


22 OroRo 1972

















UN TURISTA ESTABA SIMPLE-
mente maravillado de la regia
atenci6n que recibia en todos los rinco-
nes de su hotel, hasta que descubri6 que
sin darse cuenta habia dado a un boto-
nes una propina equivalent a $6, por
haberle abierto las ventanas de su habi-
taci6n.
Con la rapidez que hoy nos traslada-
mos de un pais a otro, hay que tener
cuidado con el cambio de la moneda y
tener present que en ciertos paises la
moneda se cambia s6lo en ciertos luga-
res autorizados por el gobierno. Gene-
ralmente se puede conseguir el cambio
segin las tarifas oficiales en las oficinas
de los principles hotels. Tambi6n se
encuentran agents de la bolsa negra,
que pueden ser hasta las camareras del
hotel, que diariamente y con toda corte-
sia dan las Altimas cotizaciones del cam-
bio de la moneda.
A veces, el botones se queda con la
mano extendida despubs que se le ha
dado la propina y es que lo que se le ha
dado es irrisorio. Ello puede suceder en
Argentina, donde 100 pesos equivalent a
10 centavos de d6lar. Igual sucede en
Paraguay, Bolivia y en Brasil.
Muchos turistas se encuentran des-
consolados, cuando al ir a pagar en una
tienda los bellos articulos que han com-
prado, se encuentran con que el dinero
que Ilevaban no les alcanza. Pero con
un poco de cuidado y con la ayuda de
las tablas de conversion que algunos
bancos publican, el turista puede evi-
tarse muchos dolores de cabeza.
Los argentinos y brasilefios son su-
mamente experts en calcular a base de
moneda nueva y moneda vieja y en de-
terminar el valor de cada una de dichas
monedas, pero los reci6n Ilegados se
encuentran perdidos, especialmente en
el Brasil, donde ademis de calcular en
cruzeiros tienen que hablar el portu-
guts.
Una Deliciosa Experiencia
La verdad es que un viaje por Sur
America es una deliciosa experiencia,
que para los viajeros de otras parties re-
sulta ser un mundo completamente di-
ferente, donde hay costumbres tan deli-


len un di a?


ciosas como el dormir la siesta despues
de mediodia y donde todavia se puede
saborear un buen pedazo de came de
primera, asado al carbon sin tener que
pagar precious exagerados, y se tienen
experiencias impresionantes, como su-
bir en el telef6rico al Pan de Azicar de
Rio de Janeiro, desde donde se domina
una vista de las mis bellas del mundo.
Tambien se puede subir en autom6vil,
pero toma mis tiempo y el viaje en
telef6rico es mis spectacular.
El trAfico, en la mayoria de las ciu-
dades es algo que no puede describirse.
En Rio, una carrera en taxi es una expe-
riencia inolvidable, pues existed una flota
de miles de pequefios Volkswagen que
se lanzan a velocidades vertiginosas
dentro de las calls de la ciudad, co-
rriendo como lo hacen los campeones
do Indianipolis.
Los periodicos publican accidents,
pero milagrosamente, la mayoria de los
pasajeros llegan a su destiny sanos y
salvos y casi siempre con un gran suspiro
de alivio.
Los Conductores de Taxi Hablan
Varios Idiomas
La mayoria de los conductores de
taxi hablan various idiomas o, por lo me-
nos, se hacen entender. Sienten sumo
orgullo en mostrarle al turista los luga-
res de inter6s de su ciudad. Hablan de
la political local y hasta de su filosofia de
la vida. Por extrafia coincidencia, casi
todos tienen un pariente en el lugar de
origen del turista que los ocupa.
Debido al tamafio y en muchos casos,
a la edad de los vehiculos, las leyes limi-
tan el n6mero de pasajeros en los taxis.
Pero, los conductores se ingenian para
complacer a sus pasajeros. Hubo un
grupo de turistas que deseaban seguir
su gira juntos. El conductor los compla-
ci6 haciendo que uno de ellos se acos-
tara en el suelo.
A prop6sito, en Chile, algunos con-
ductores cubren el piso de los taxis con
aserrin para que absorba la humedad,
particularmente en dias lluviosos. Tal
vez la idea es buena, pero las bastas de
los pantalones de los pasajeros quedan
como si hubiesen sido apanadas.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 23


,~i





Ir-



Lir


ICuidado con las Tarifasl
Las tarifas son mteresantes. \'arian
de ciudad en ciudad. y tambien de mes
en mes. En algunas ciudades el conduc-
tor podra cobrar la tarifa que registrar
el taximetro, ademas de otra que pa-
reciera computa con una regla de
calculo. ariadiendole el porcentaje que
la ley ordena. Hay una ciudad donde
se lee el taximetro v se cobra el double.
Por supuesto que los conductores de
taxi jamis rehusan una propina, pero
en su mavoria son muy dignos y no la
exigen.
Los conductores de taxi son muy cor-
teses, aun en el caso de que se encuen-
tren con un grupo que no sabe a donde
quiere ir .V, en algunos casos, ni siquiera
la ciudad en que se encuentra, cosa que
sucede con frecuencia cuando se hacen
giras rapidas en avi6n por America del
Sur.
Cuentan que una pasajera paseaba
en taxi por Buenos Aires y, para cons-
temaci6n del conductor, le pregunt6


qu6 hacia la Embajada del Brasil en
Rio de Janeiro.
Los Viajes al Campo Son Deliciosos
Los viajes por el campo son una deli-
cia. De dia, el conductor conduce a
moderada velocidad y por lo general
son magnificos mecanicos y reparado-
res de Ilantas. En algunas paises lo son
por necesidad, pues la edad promedio
de los vehiculos rava en lo venerable.
En Uruguay, por ejemplo, existe una
buena cantidad de Fords, modelo T,
tan bien conservados que serian la en-
vidia de los coleccionistas de reliquias
automotrices.
Durante la noche es cuando los tu-
ristas aprenden a respetar a los conduc-
tores de taxi suramericanos.
Pareciera que en la mayoria de los
paises existieran leyes contra las luces
brillantes de los autos, pues acostum-
bran usar las luces bajas o las de esta-
cionamiento, ain en carretera abierta.
Da la impresi6n de que se transit en
medio de la niebla de Londres o a la
luz de una vela.
Tienen un Radar Innato
Van por las carreteras, conduciendo
a la velocidad normal del dia v s61o
encienden las luces cuando un radar
innato que parecieran poseer, les indi-
ca que se acerca un vehiculo en las
mismas condiciones. Ambos conducto-
res quedan encandilados, pero mila-


grosamente, se cruzan con espacio sufi-
ciente v vuelven a apagar las luces.
Tambien en muchas ciudades se con-
duce con las luces de estacionamiento
y s61o se usan las grandes cuando se
Ilega a una intersecci6n o cuando el
conductor quiere darse cuenta de c6mo
esti ]a situaci6n.
Cuando se observa la escena desde
lo alto, los vehiculos parecen lucirna-
gas que se mueven en filas intermi-
nables.
El turista que prepare un viaje a Sur
America debe hacerse el fire prop6-
sito de ponerse a dieta al regreso. La
mavoria de los que han hecho una gira
por dichas tierras estarin de acuerdo en
que han comido demasiado.
IPreparese a Comer en Cantidadesl
Ya sea que se vaya en avi6n o por
barco, existe una especie de conspira-
ci6n para mantener al pasajero gordo
v feliz mientras se encuentre a bordo.
La comida Ilegara generalmente a in-
tervalos regulars que se haran mis
cortos al pasar de una zona de tiempo
a otra. La comida podrA ser una cena
complete de cinco plates o un ligero
refrigerio consistent en sopa y various
emparedados de tres pisos. Por supues-
to que no faltari un apetitoso dulce.
Al dejar el barco o el avi6n, el turista
se familiariza enseguida con el delicio-
so habito suramericano de comer cinco
o seis veces al dia. Los suramericanos






lo hacen ficilmente. Comienzan el dia
con el desayuno; a las 11 a.m., una co-
mida ligera; el almuerzo se sirve a las
2 p.m.; una deliciosa merienda a las 5
p.m. y despu6s viene la cena que puede
servirse hasta la medianoche.
A nadie se le ocurre pedir menos de
tres plates en el almuerzo, ni menos de
una merienda complete, ni una cena de
menos de cinco plates, pues lo consi-
deraran como un perfect cicatero.
Las Comidas Deben ser Abundantes
El almuerzo y la cena se acompafian
con dos o tres classes de vinos y pueden
ser precedidos de cocteles, y seguidos
de diferentes classes de licores.
El alto costo de los licores importa-
dos, ha causado que los cocteles se pre-
paren en la mayoria de los casos con
pisco, aguardiente destilado de la uva,
y tienen un sabor delicioso. El pisco
proviene del Peru, pero se sirve tam-
bi6n en Chile, Argentina y Paraguay.
La comida bfsica en Chile, Argen-
tina y Uruguay es la came. Y por came,
en esos paises se entiende came de la
mejor calidad. Actualmente, con el fin
de conseguir divisas, se han estableci-
do dias, semanas y hasta meses sin
came. Lo que quiere decir que durante
ese tiempo no se vende came ni en
restaurants y ni siquiera en los mer-
cados.
Como un delicioso reemplazo, se sir-
ven men6es a base de cordero, polio,
gran variedad de mariscos y una doce-
na o mAs de apetitosos plates que hacen
olvidar la came.

Dias sin Came
Los dias sin came son una calami-
dad para los suramericanos, pero los
visitantes se sienten fascinados con los
substitutes que son preparados en mu-
chas y variadas maneras, siempre deli-
ciosas.
El argentino gusta de la came y eso
incluye todas las parties de la res. El
visitante queda asombrado al saber
exactamente cuAl es la parte de la res
con qu6 se ha confeccionado el delicio-
so bocadillo que acaba de probar. A los
escrupulosos se les recomienda aceptar
lo que les sugiera el camarero jefe y no
leer el menl, que en muchos casos
tiene nombres que parecieran torados
de un libro de texto de fisiologia.
Uno se da cuenta de que estA en
Sur Am6rica, aln sin leer los letreros
y en el mAs apartado pueblo, a la hora
del mediodia, con s61o detenerse en la
plaza principal y aspirar el delicioso
olor a came asada que se esparoe en
el ambiente. La came a la parrilla, la
famosa parrillada, es preparada en res-


Pocos visitantes se van del Paraguay sin Ilevarse una muestra del famoso "fianduti" o encaje
de telarafia. Lo hacen s61o las mujeres y tardan hasta 5 afios en confeccionar algunos articulos.


taurantes que quedan en las aceras, en
las elegantes villas de los ricos y hasta
en las casas mis humildes de la pobla-
ci6n.
Igual sucede en la maiiana, como lo
puede comprobar el turista madruga-
dor. Pero el desayuno suramericano es
bastante frugal, a no ser que sea en
Areas donde se haya dejado sentir la
influencia inglesa.
Los franceses han dejado su rastro
en las mesas suramericanas. El visitan-
te que tiene suficiente fuerza de volun-
tad para alejarse de un restaurant lleno
de innumerables dulces y tantas otras
cosas deliciosas, tomindose s61o un
caf6, es una rareza. La pasteleria fran-
cesa es de primera y hay toda clase de
tortas de helados con much crema.
Todo es natural. Lo sint6tico no se co-
noce. Y su apariencia hace que se con-
viertan en algo dificil de despreciar.
Los turistas comen, mientras que men-
talmente repiten por mil6sima vez el
juramento de someterse a dieta apenas
regresen a casa.
Con la perspective de miles de deli-
cias gastron6micas y con un cambio
sumamente favorable en la moneda,
los turistas de otros paises estin vol-
viendo los ojos hacia Sur Am6rica y


hacia las fantisticas aventuras que
ofrece y cada afio el flujo de visitantes
es mas grande. Unos buscan precious
mAs baratos. Otros un ambiente dife-
rente. Pero todos reciben un magnifico
trato, comidas nunca imaginadas, lico-
res jamAs sofiados y unas cuantas libras
mis de peso.















? .


Las alfombras de llama y alpaca son muy
buscadas por los turistas que compran en el
Peri, tanto las blancas como las blanco con
chocolate, que se consiguen en muchos
tamafios y estilos.


THE PANAMA CANAL REvmw En Espafiol 25











Tecnologos Medicos




La Universidad de la Zona del Canal, junto con

el Hospital Gorgas, prepare tecn6logos medicos,

cada vez mhs necesarios en la medicine modern.


rP





Anna A. Haug, nacida en la ciudad de David, Panama, estudia teeaologia midica.
Se la ve haciendo una prueba analitica para encontrar la concentraci6n de
iones de hidr6geno en un material desconocido durante una clase de quimica en la
Universidad de la Zona del Canal.


IENTRAS LA VICTIM DE UN
accident yace grave en uno de
los cuartos de urgencia del Hospital
Corgas, Cristina Quir6s analiza ripida-
mente la muestra de sangre, de manera
que el paciente pueda recibir de inme-
diato la transfusion que le podra salvar
la vida.
Por ser un caso de emergencia, ella
asigna primer prioridad a esta tarea.
Pero, entire tanto, en el laboratorio An-
gela Scott y Diovelis Diaz trabajan con
menos celeridad. Mientras una efectla
pruebas para determinar la presencia
de anticuerpos en el suero, la otra cul-
tiva e identifica bacteria tomadas de
la garganta de un paciente.
Estos laboratoristas m6dicos y sus
colegas tambiin analizan la composi-
ci6n quimica de los liquids y tejidos
del cuerpo, realizan examenes de para-
sitologia v de la orina, electdan exame-
nes para detector sustancias t6xicas y
realizan muchas otras pruebas quimi-
cas, microsc6picas, bacteriol6gicas y
otras classes de eximenes necesarios
para que los medicos hagan sus diag-
n6sticos v determine una terapia para
las enfermedades.
Son los tecn6logos medicos, inte-
grantes de una de las mis nuevas y cre-
cientes profesiones para-m6dicas, indis-
pensable para la prActica de la medi-
cina modern. Estos investigadores tra-
balan tras bastidores y tienen que ver
con casi todos los pacientes que entran
y salen del hospital. Sus servicios estin
en demand las 24 horas del dia, duran-
te los 365 dias del afo.
Los estudiantes interesados en hacer
de la tecnologia m6dica su carrera,
cuentan con excelentes recursos en la
Zona del Canal. Desde hace algunos
afios, la Universidad de la Zona del
Canal y la Escuela de Teenologia M6di-
ca del Hospital Gorgas, han puesto en
march un program conjunto en esta
especialidad. El program, de 4 afios,
ha sido aprobado por la Asociaci6n de
Universidades v Escuelas Secundarias
de los Estados Centrales de los EE. UU.
y por el Gobernador de la Zona del
Canal, que autorizaron el titulo de Li-
cenciado en Tecnologia Medica. El titu-
lo fue otorgado por primera vez en
mavo de 1970. Seis nuevos licenciados
en Teenologia NMdica recibieron su ti-
tulo un afio despuhs y otros ocho lo
recibieron el pasado mes de mayo.
El program de adiestramiento com-
prende 3 afios de studios en la Uni-
versidad de la Zona del Canal, princi-
palmente en quimica y biologia, y otro
aflo de interado en una de las 400 es-
cuelas de tecnologia aprobadas en la
Zona del Canal, los Estados Unidos v

26 OroRo 1972






Utilizando un contador de c6lulas de la Secci6n de
Hematologia del Laboratorio del Hospital Gorgas,
Diovelis Diaz examina muestras en busca de enfermedades
de la sangre, tales como anemia y leukemia.
La Srta. Diaz se gradu6 el pasado mayo del program de
4 afios de Tecnologia Madica de la Universidad de la
Zona del Canal y del Hospital Gorgas.














r

-







En el Hospital Gorgas, Ignacio Scope, graduado de
Licenciado en Teenologia M6dica en mayo, trabaja en un
andlisis consecutive mfiltiple, con el que se consiguen los
resultados de seis exAmenes diferentes a intervalos de 1 minute
y son: de glucosa, creatitinina, potasio, sodio, di6xido de
carbon y cloruro. En el Gorgas existe otra maquina,
mAs modern y perfeccionada, que verifica 12
pruebas simultineas.


Puerto Rico. El adiestramiento es inten-
so y exigente. Debido a la profundidad
de los conocimientos adquiridos, un es-
tudiante al finalizar los 3 6 4 afios est
preparado para estudiar medicine, As
odontologia, farnacologia, optometria,
enfermeria, veterinaria, quimica o
biologia. f,
Durante el cuarto afio de internado,
el estudiante recibe cursos de hematolo-
gia, quimica clinic, bacteriologia clini- ,
ca, parasitologia clinic, serologia, ban-
co de sangre, urinilisis, histopatologia,
micologia y microscopia clinic. En el
Hospital Gorgas recibe 52 semanas de
instrucci6n, alternindose en los distin-
tos departamentos del Laboratorio del
Hospital.
La mayoria de los candidates proce-
dentes de la Universidad de la Zona del
Canal han tratado de realizar su inter-
nado en el Hospital Gorgas, pero en vir- -- .
tud de que el n6mero excede la capaci--
dad del Gorgas, algunos se han ido a
hospitals de los Estados Unidos. Mu- Graduada recientemente en el curso de 4 afios de Tecnologia Medica de la Universidad
chos de los tecn6logos m6dicos em- de la Zona del Canal y del Hospital Gorgas, Ena Archibold de Mendizabal
pleados en el Hospital Gorgas han reci- identifica c6lulas blancas de la sangre.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 27








Las exigencias, cada vez mayores,

de investigaci6n en la industrial y la

medicine, hacen que la demand de tkcnicos

calificados sea enorme.


bido instruction en la Escuela de Tec-
nologia Medica de la Universidad de la
Zona del Canal y en el Hospital Corgas.
Despues de rumplir el afio de inter-
nado, los estudiantes pueden matricular-
se en la junta national de examenes que
administra la Sociedad Americana de
Patologia Clinica. Despu6s de aprobar
el examen, los egresados son elegibles
para trabajar como tecn6logos m6dioos
autorizados.
La Universidad de la Zona del Canal
tiene convenios con el Hospital General
de Tampa; el Hospital Bautista de
Jacksonville, Florida; la Escuela de
Nledicina de la Universidad de Puerto



Roberto Beverly, a la izquierda. y Annie
Filer destilan agua durante una clase
de laboratorio de quimica en la
Universidad de la Zona del Canal.



Rico; el Centro Medico de Berkshire en
Pittsfield. Massachusetts; el Hospital de
Veteranos v el Hospital Jackson de
Miami, Florida. Los estudiantes pueden
hacer solicitudes en cualquiera de las
otras 400 escuelas aprobadas.
El costo para realizar los studios es
modesto. Solo se pagan los primeros
3 ailos de educaci6n, no asi el cuarto.
La mayoria de las escuelas de Tecno-
logia M6dica en las que han sido acep-
tados candidates de la Universidad de
la Zona del Canal, pagan una pequena
suma al estudiante. El Hospital Gor-
gas paga en la actualidad un estipendio
de $1.300 al aiio, en tanto que el Hos-
pital General de Tampa paga $1.620.
No hay cuotas o gastos de otra natura-
leza en estas dos instituciones. Algunas
de las escuelas proven alojamiento y
manutenci6n y otras ofrecen beneficios
merores.
En cl present afio acad6mico de la
Universidad de la Zona del Canal, 70
rstudiantes eligieron la tecnologia m6-


dica como camera. La preparation pre-
\ia en secundaria para estudiar tecno-
logia medical include por lo menos 3
aihos de matematicas y 2 de ciencias.
Existe una estrecha relaci6n entire la
facultad de ciencias de la Universidad
de la Zona del Canal v el personal de
laboratorio del Hospital Corgas. Este
afio se otorg6 el titulo de catedraticos
honorarios a los doctors Cordon Flake.


Carolina White y Jenry L. Harris, tres
medicos del Hospital Gorgas que sinren
como instructors de los alumnos de
cuarto aflo y supenrisan el trabajo de
laboratorio de los estudiantes internos.
DeWitt Myers, Director del Depar-
tamento de Ciencias de la Universidad
de la Zona del Canal, es el consejero de
instruccion del personal de laboratorio
en el Hospital Gorgas. La Universidad
tiene un Comit& Asesor de Tecnologia
Medica integrado por el Dr. Harris,
Meyers, el decano Glenn E. Murphy y
Norman Altenberg, Secretario de la
Universidad. Ricardo Vallarino, Tecn6-
logo Medico Supervisor del Hospital
Gorgas, es el professor del curso de in-


troducci6n a la Tecnologia Medica que
se dicta el primer aiio.
Debido al crecimiento demografico
v al aumento en complejidad de la cien-
cia media. la demand de tecn6logos
medicos es cada vez mayor. Mas y mis
personas usan los servicios hospitalarios;
los examenes de laboratorio se han cons-
tituido en rutina como parte de los exA-
menes fisicos v mis hospitals son


construidos cada dia. La demand de
tecn6logos m6dicos se observa hasta en
los laboratories industriales, en los pro-
gramas de investigaci6n mldica y en
otros campos del desarrollo y la inves-
tigaci6n.
El explosive desarrollo de la investi-
gacion en la medicine y la industrial
ofrecen a los tecn6logos medicos ilimi-
tadas oportunidades para posiciones de
supervision y otros niveles superiores.
Y ya que la demand es much mayor
que la existencia de personal especia-
lizado en tecnologia medica, las pers-
pectivas de empleo en esta profesi6n
son realmente excelentes. F. H.

28 OroNo 1972









UN CAMINO DIFERENTE



0& Sa* JO-e


EL TWIST" HABRA MUERTO
como baile, pero su memorial aun
vive en Sixaola, Costa Rica.
Es el sobrenombre de un vehiculo
impulsado a motor que cumple servi-
cio regular de ferrocarril entire esa pe-
quefia poblaci6n fronteriza con Pana-
mi, y Fields, Costa Rica, a unas 20
millas de distancia. Y si alguna vez us-
ted lo usa y observa su cimbreo a lo
largo del recorrido, entonces sabri el
por qu6 de su nombre.
Muy pocos residents de la Zona del
Canal o de la ciudad de Panama llegan
a ese lugar de Costa Rica. La mayoria
vuela directamente a San Jos6, o viaja
por la carretera Interamericana, que
corre al costado Pacifico del Istmo. Pero
si quiere disfrutar el paisaje y la aven-
tura de viajar saliendose de la rutina,
tome un tren a San Jos6.
Todo el viaje no puede ser cumplido
por ferrocarril, pero si una buena parte
del trayecto. De hecho, se combine el
transport por aire, bus, tren y mar,
lo cual contribute a hacer la aventura
ain mis fascinante. Y ain se puede
hacer en un fin de semana largo, si el
regreso se realize por via area.
El cambio de los dias de fiesta a los
lunes permitiri disfrutar a los emplea-
dos del Canal de Panama de no menos
de ocho fines de semana de 3 dias en
1973, y la gran oportunidad de visitar
muchos puntos de interns situados den-
tro de un radio de fAcil acceso.
La acogedora capital de Costa Rica,
con su agradable clima primaveral, ha
constituido siempre un punto favorite
de destino para muchos residents del
Istmo en dias de fiesta. Pero por la tor-
tuosa ruta, el viaje en si es lo que result
interesante.
La culminaci6n del viaje es el espec-
tacular recorrido de 6 horas entire Puer-
to Lim6n, active puerto costarricense
en el Atlintico, y San Jose.
Bill Hall y Al Jenkins, de Contralo-
ria, hicieron el viaje la primavera pasa-
da. Aunque ellos lo hicieron en 4 dias,
puede completarse en un fin de semana
de 3 dias, segin lo prob6 hace unas
pocas semanas una pareja de la Zona
del Canal.
Hall y Jenkins iniciaron su viaje a las
7 a.m., en un avi6n de COPA que los


llev6 del aeropuerto international de
Tocumen a Bocas del Toro, capital de
la provincia del mismo nombre, y, des-
pu6s de una breve escala, a Changui-
nola. Durante la hora y cuarto de vuelo
entire Panama y Bocas, COPA sirve la
version panamefia de un desayuno con-
tinental-caf6 y una deliciosa empanada.
El viaje a baja altura de Bocas a
Changuinola ofrece una interesante
vista de las interminables hileras de
bananales, sembrados arm6nicamente,
y del puente ferroviario sobre el Rio
Changuinola.
Si tiene suerte y el avi6n Ilega tem-
prano a Changuinola, podrA tomar el
tren de pasajeros que sale todas las ma-
fianas a las 9, en viaje de 8 millas a
Cuabito, en la frontera con Costa Rica.
Si pierde el tren, como generalmente
ocurre, un taxi lo llevara alli por $5,
sorteando los obstAculos de una carre-
tera que corre paralela a los rieles, aun-
que no siempre del mismo lado. Hall y
Jenkins habian previsto 4 dias para el
viaje, incluyendo un dia para visitar las
plantaciones de bananos. Pernoctaron
en el Hotel Changuinola, que se halla
a escasa distancia del aeropuerto. La
pareia que hizo el viaje posteriormente
perdi6 el tren por aproximadamente
5 minutes, pero Ileg6 a Guabito en un
taxi antes que el tren.
Los trAmites para salir de Panama y
entrar a Costa Rica en ese punto no son
complicados. Usted muestra a funcio-
narios panamefios el permiso de salida,
luego cruza un estrecho tabl6n para
peatones a lo largo del puente sobre el
Rio Sixaola, que marca la frontera entire
ambos paises. En Sixaola es reglamen-
tario el registro con las autoridades de
inmigraci6n de Costa Rica. Solo se re-
quiere una carta de turista o una visa.
"El Twist" es un cami6n amarillo,
con ruedas de ferrocarril que hala un
pequefio coche de pasajeros y un vag6n
de carga a lo largo de la estrecha senda.
Cumple sus viajes en un itinerario muy
irregular nue guard muy poca rela-
ci6n con el que se encuentra en la pared
de la oficina de inmigraci6n. Cuando
la pareja de la Zona del Canal Ileg6 a
Sixaola anot6 ]a hora de salida, espe-
rando las 10:30 a.m. para iniciar su
viaje en tren. La hora de partida lleg6


y pas6, explicando los tuncionarios que
"El Twist" habia sufrido algunas fallas
mecanicas el dia anterior y permane-
ceria inactive por un period indefinido.
Poco despu6s del mediodia un hombre
se les acerc6 y dijo con acento grave
que "El Twist" no haria viajes ese dia.
Cinco minutes despu6s aparecia en el
horizonte.
Pero, aunque fallara "El Twist", exis-
ten alternatives, ya que en Sixaola hay,
no uno sino dos servicios de taxi a6reo
que lo llevarAn a Puerto Lim6n o amn
a San Jos6 si la desesperaci6n le em-
barga y se resigna a desistir del intere-
sante viaje en tren. Realmente, el viaje
en ferrocarril de Lim6n a San Jos6 no
debe perderse de ninguna manera.
Y este servicio si que opera dentro de
un estricto itinerario.
Hasta el viaje aereo de Sixaola a
Lim6n conlleva un corto viaje por Ia
via f6rrea, pues el transport de los
pasajeros y el equipaje a la pista de
aterrizaje se hace en un pequefio ca-
rruaje con plataforma tirado por
un burro.
A quienes se atreven a confiar en "El
Twist", les espera un viaje con intere-
santisimos paisajes El viaje de 20 millas
a Fields cuesta 3 colones, o sea, unos
40 centavos de d61ar. La via del ferro-
carril sirve como calle principal a los
pueblos de Daytonia, Paraiso y Mar-
garita, en los cuales las casas se encuen-
tran a ambos lados de la ruta.
La senda esti saturada del fuerte y
dulce aroma del cacao en fermentaci6n
y, ocasionalmente, "El Twist" para en
alguna de las plantaciones para reco-
ger sacos de cacao. Este ha sido culti-
vado por productores independientes


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 29



















Si se cansa de esperar "El Twist"
y se decide por hacer el viaje
de Sixaola a Lim6n en un taxi a6reo,
deberA tomar un carruaje de tren
tirado por un burro que lo
IlevarA al aeropuerto.


*. ,. .. .j .
; w.- -...-


En Sixaola, Costa Rica, exactamente
en la frontera con Panama, se
toma "El Twist" para el viaje de 20
millas en tren hasta Fields.


Palanqueros experts transportan a
los pasajeros en botes al otro lado
del Rio Estrella, hasta
Penhurst. Costa Rica, donde abordan
el tren hacia Puerto Lim6n.


desde 1969, cuando la compania frute-
ra abandon ese negocio.
Fields queda al final de la linea del
ferrocarril, v a esa altura comienzan
los viajeros a sentir hambre. Alli hay
un pequefio restaurant donde se sir-
ven plates tipicos. Un \isitante preca-
vido tomarA su mesa v ordenara su
comida tan pronto como le sea possible,
ya que "El Twist" es much mis de lo
que el mes6n puede tender.
La siguiente fase del viaje, desde
Fields a las riberas del Rio Estrella, se
hace generalmente en un c6modo auto-
bus. La pareja que sigui6 a Hall y
Jenkins hizo el recorrido de 25 millas
en un cami6n abierto que quizAs ofre-
cia una mejor vista del atractivo paisa-
je que constitute la selva tropical, al
deslizarse pesadamente a lo largo de
la escabrosa senda. A medio camino,
en Cahuita, se hace una breve parada,
con tiempo apenas para tomar un re-
fresco en la tienda del pueblo y efec-
tuar un corto paseo por las calls cu-
biertas de hierba que conducen a una
hermosa playa La tarifa para esta
etapa de la excursion, ya sea por bus
o por tren, es de 7 colones, aproxima-
damente 90 centavos.
Cuando los pasajeros llegan a la ori-
Ila del Rio Estrella, una horda de nifios
los rodean ofreci6ndose para llevar el
equipaje, mientras los conductors de
las canoas que los llevaran a la ribera
opuesta esperan para realizar su tarea.
Solo cuesta 1 col6n, o sea 13 cent6si-
mos, el cruce en canoa a Penhurst.
Si se le escap6 la oportunidad de
comer en Fields, con mejor suerte po-
dri saborear la comida del restaurant
alumbrado con velas en la estaci6n del
ferrocarril de Penhurst.
El tren hacia Lim6n sale a las 7:30
p.m. El viaje toma 3 horas y euesta
3 colones. Hay un vag6n para pasaje-
ros alumbrado con limparas de kero-
sene y various vagones de carga que
transportan principalmente cacao.
Al Ilegar el tren a Puerto Lim6n, el
cuerpo esta en la mejor disposici6n
para dormir. Hay tres hotels para es-
coger a poca distancia de la estaci6n
del ferrocarril-el Caribe, el Parque y
el Lincoln, todos mis o menos simila-
res en calidad y precious. Las tarifas
oscilan entire los $3 y $4 por persona.
El Caribe y el Parque bien podrian
intercambiar sus nombres, ya que el
Parque mira hacia el Caribe y el Caribe
esti frente al parque principal de la
ciudad.
Puerto Lim6n tiene un asombroso
parecido con Col6n o practicamente
con cualquier puerto de la Am6rica
Central. Si desea detenerse alli, encon-


trara algunos lugares interesantes. Los
visitantes suelen disfrutar ratos de
solaz observando en los numerosos
muelles el desembarco de carga. El
parque de Lim6n esta mtu bien con-
servado con veredas sombreadas por
hermosos laureles. A media hora de
distancia en bus se halla el balneario
Portete, en donde hay una pequeia
playa y un restaurant.
Pero por much que haga o perma-
nezca en Lim6n, debe asegurarse pri-
mero de comprar su boleto a San Jose
Los cupos estan limitados. El mejor
tren para viajar a San Jose es el Pache-
co, que sale Icon exactitud) a las 6:10
a m La mejor manera de viajar desde
Lim6n a San Jose es sentindose al lado
izquierdo. lo cual le permitiri disfrutar
del maravilloso paisaje El pasaje cues-
ta $2.10, y por unos colones adicionales
podri ir en el "carro sal6n".
El paisaje cambia rapidamente a
media que se acerca a San Jos6. Pri-
mero pasa las grandes plantaciones de
cacao Al comienzo de la jornada el
viajero encontrari un empalme Ilamado
La Junta, en donde converge una via
conocida como Linea Vieja, que corre
hacia la izquierda y que originalmente
debia construirse hasta San Jose. Pero
la ruta fue cambiada ante la imposibili-
dad de construir la via ferroviaria por
el lado occidental de los volcanes de
la Planicie Central. Sin embargo, la via
result Itil de todas maneras y ha sido
usada desde entonces. En el empalme
se encuentra con frecuencia a personas
que hacen el trasbordo para viajar por
la via principal del ferrocarril.
Durante el viale tendrA oportunidad
de ver dos volcanes imponentes: el
Turrialba y el famoso Iraziu. Y el paisa-
je le resultara cada vez mAs impresio-
nante, a media que el tren se desliza
hacia las alturas. En el trayecto de 30
millas de Turrialba a Cartago, que se
halla a solo 12 millas de San Jos6, se
asciende unos 3.000 pies.
Usted llegara a San Jose poco des-
pubs del mediodia, justo a tiempo para
almorzar. Y es probable que Ilegue
con hambre a menos que haya comido
algunas empanadas, huevos cocidos,
helados v otros comestibles que venden
los muchachos en cada una de las
paradas del tren.
En el vuelo de 1 hora de regreso a
Panama podri meditar sobre la larga
jorada terrestre, con la satisfacci6n de
haber experimentado una aventura que
el turista corriente no disfruta. Una vez
que usted haya hecho el viaje, quizis
no lo vuelva a realizar jams. Pero
podri estar seguro de que no se arre-
pentira de haberlo hecho.


Orofo 1972









Buques


de Crucero


L OS CRUCEROS DE INVIERNO r1l
y de verano son ahora mis popu- .
lares que nunca, pues los viajeros han
descubierto las delicias de vivir en el
mar, en las mismas condiciones de lujo
que en un hotel de primera, con atrac-
tivos tales como giras en tierra, delicio-
sas comidas, misica, especticulos y una
soberbia atenci6n, entire otras cosas.
Ademss, muchos cruceros se combi-
nan con transport a6reo o por ferroca-
rril para una vacaci6n mAs variada. Los
turistas pueden volar desde Europa y
regresar por barco, o ir desde la Costa
Este por tren a California y abordar un -
buque que los llevari de regreso a la
Costa Este, tocando en muchos puertos a :
y en las Islas del Caribe. Muchos de El "Canberra" buque de lujo de la P & O Line ha transitado el Canal desde 1963. Es el
estos elegantes buques de crucero tran- buque de pasajeros miss grande construido en Inglaterra desde el "Queen Elizabeth" y es
sitan regularmente el Canal y con fre- uno de los mis grandes que transitan el Canal. En la foto aparece transitando las Esclusas,
cuencia hacen paradas para que sus de Miraflores, mientras algunos de sus 2.200 pasajeros observan las operaciones. Mientras
pasajeros gocen de las muchas cosas transit el Canal se sirve el almuerzo sobre cubierta. El mend de la P & O incluye plates
interesantes que hay en el Istmo. occidentales, orientales y de Oceania.
















-dD







Nuevo en apariencia y en disefio era el bu- El buque alemin "Hamburg", terminado en 1968 en Alemania, es una elegant adici6n a
que de pasajeros "Southern Cross", cuando la lista de naves de crucero que utilizan el Canal. Es el cuarto buque alemin que lHeva dicho
transit el Canal por primera vez en abril nombre desde principios del siglo y aqui aparece transitando hacia el sur, mientras que la
de 1955. Construido en Belfast, Irlanda del via oriental de las Esclusas de Miraflores esti fuera de servicio por reacondicionamiento.
Norte, principalmente para viajes econ6mi- Famoso por lo espacioso de sus salones p6blicos y privados, el buque tiene 319 espaciosos
cos, puede acomodar 1.600 pasajeros. camarotes, incluyendo 20 apartamientos de lujo, en los que acomoda 600 pasajeros.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 31


















S...


El buque de cruceros "Rotterdam", de la Holland America, entra al Canal desde el Pacifico, pasando bajo el puente que atraviesa el
Canal en Balboa. La gran nave es escoltada por dos remolcadores y generalmente atraca en Balboa, antes de continuar su crucero. El
"Rotterdam" es visitante regular del Canal durante la temporada de inviero. Acomoda 1.369 pasajeros.


e4. r. ... ...M
I ~,. .0 -;


Uno de los cruceros de lujo de la Norwegian America Line, el "Sagafjord" pasa majestuosa-
mente por el Lago Miraflores, despuis de transitar hacia el sur por las Esclusas de Pedro
Miguel. Lleno de pasajeros de vacaciones, viaja procedente de Nueva York con destino a
los Mares del Sur, en un viaje de placer de 3 meses. Dicha nave visit el Canal varias veces
en el invierno. Durante el verano, Ileva sus pasajeros par el Mar del Norte y Escandinavia.
El "Sagafjord" es uno de los buques de cucero mks populares entire los turistas. Cuando
transit, sus cubiertas se ven abarrotadas de pasajeros.


El "Ocean Monarch", anteriormente "Em-
press of England" de la Canadian Pacific
Line, transit el Canal por primer vez con
su nuevo nombre. Acomoda mAs de 1.300
pasajeros y tiene una tripulaci6n de 488.
Recientemente hizo un crucero par el
Pacifico Sur.


OroRo 1972








MOVIMIENTO DE LOS PRINCIPLES PRODUCTS
(Cifras en Toneladas Largas)
Del Pacifco al Atlintico
Afo Fiscal


Product
Hierro y acero manufacturados ----
Menas, varias --------------
Tablas y tablones ----------- ---
Azdcar-----------
Petr6leo y derivados -- ---____-
Harina de pescado-_-_--.. .---....---..
Alimentos refrigerados
(excluyendo bananos) -. ------------
Metales, various _- -----------
Madera laminada y enchapada -----
Pulpa de madera--- -------------
Coque de petr6leo _-__-_--
Bananos ------------------
Autos, camiones (accesorios) ---__
Azufre---------------
Papel y products de papel__ _____
DemAs products -


Total


1972
7,670,401
4,248,594
4,158,423
3,413,574
2,516,877
1,873,132

1,393,292
1,385,442
1,303,417
1,224,547
1,202,891
1,133,869
849,408
675,864
614,945
12,917,495
46,582,171


1971
6,390,378
5,909,419
3,918,208
3,316,900
2,037,958
1,382,121

1,407,252
1,560,293
1,027,132
1,296,941
1,100,950
1,079,486
567,275
421,434
534,226
12,332,879
44,282,852


Promedio
1961-65
1,036,394
1,009,694
N.A.
2,296,584
1,805,862
N.A.

898,880
1,187,362
N.A.
517,629
N.A.
1,161,381
17,302
98,508
200,958
20,464,026
30,694,580


Del Atlantico al Pacifico
(Cifras en Toneladas Largas)


AAo Fiscal


Product


Carb6n y coque----------___
Petr6leo y derivados ------
Fosfatos --------_
Maiz ---------
Frijoles de soya -----
Menas, varias ---------.. ---------
Trigo------------------- -
Azicar-_______________
Hierro y acero manufacturados-----
Metales (chatarra)---- _____
Sorgo---------- ---------__ -_
Products quimicos no clasificados____
Fertilizantes no clasificados ---------
Papel y products de papel ----
Arroz----- -- _-_----
Demis productos__------
Total------------_--


1972
14,114,249
13,448,955
4,208,082
3,795,678
3,770,267
2,477,926
2,049,840
1,777,025
1,475,152
1,392,742
1,149,158
895,085
810,969
743,305
603,711
9,939,410
62,651,554


1971
21,830,573
13,798,082
4,472,230
3,990,748
3,732,349
2,348,902
1,572,287
2,662,311
1,858,700
2,646,667
2,171,498
889,756
877,249
828,517
648,432
10,015,753
74,344,054


Promedio
1961-65
6,061,195
11,384,781
2,137,487
1,501,869
1,449,114
309,593
565,795
1,011,013
1,500,673
2,663,773
N.A.
657,500
388,007
428,942
154,248
7,204,338
37,418,328


TRANSITOS COMERCIALES Y DEL GOBIERNO
Ano Fiscal


Naves mercantes:
De gran calado-
Pequefias 1_
Total --


Promedio
de
trdnsitos
1971 1961-65


Total Total

14,020 11,335
581 547
14,601 11,882


--------- 6,955
-------- 451
--- 7,406


Naves del Gobiemrno Estadounidense: 2


6,811
326
7,137


13,766
777
14,543


De gran calado --------------- 219 194 413 503 250
Pequefias -_. _-. _-_. -59 89 148 123 157
Total, ambas categories --__ 7,684 7,420 15,104 15,227 12,289
1 Naves de mis de 300 toneladas netas o 500 toneladas de desplazamiento.
2 Naves sobre las cuales se acreditan peajes. Antes del 19 de julio de 1951 las naves del Gobierno
de Estados Unidos transitaban el Canal gratis.


TRAFICO POR EL CANAL
DE PANAMA
DURANTE EL ARO FISCAL 1972
TRANSITOS (Nave de Alto Bordo)
1972 1971
Comerciales ..-- -- 13,766 14,020
Del Gobiemo
Estadounidense---. 413 503
Gratis -------- 59 94
Total ------ 14.238 14.617
PEAJES *
Comerciales $98,833.373 $97,418.550
Gobiem-o Esta-
dounidense 2,655,316 3,147,987
Total $101,488,689 $100,566,537
CARGA&*
Comecialesa 109.271,968 118,634,184
Gobiemno Esta-
dounideme 1,742,303 2,236,627
Gratis --- 62,532 139.843
Total. 111,076,803 121,010,654
SIncluye los peajes de todas las naves.
pequefias y do alto bordo.
*0 Las cifras de carga representan tone-
ladas largas.


(Viene de la pdgina 7)
yecto. Cuando me entreg6 el puesto de
Ingeniero Jefe, todo se enoontraba en
las mejores condiciones de operaci6n o
list para la exitosa continuaci6n de la
obra. Mi esfuerzo consisti6 en procurar
que el proyeoto, tal como habia sido
concebido, disefiado y debidamente re-
gistrado, fuera llevado a cabo, se en-
tregaran los debidos informs, se apro-
baran los gastos y se llenaran las vacan-
tes. Por lo tanto, es a 61, much mAs
que a mi, que en justicia pertenece el
honor de ser el verdadero 'Genio del
Canal de Panama', no a mi".
Stevens y Goethals permanecieron
siendo buenos amigos durante muchos
afios y Stevens dijo de l6: "Consider6
que el trabajo que yo habia tenido tan
cerca de mi coraz6n habia sido entre-
gado en manos competentes, cosa que
el future se enoarg6 de comprobar en
todos los aspectss.
A su regreso a los Estados Unidos,
Stevens pas6 muchos afios en el servi-
cio active de administraci6n de ferro-
cariles, luego fue ingeniero consultor
durante 6 afios y president durante 2,
de la Hill Lines, una subsidiaria del
Ferrocarril Pacific Northwest.
Fue enviado a Rusia por el Gobier-
no de Estados Unidos, durante la
I Guerra Mundial, cuando tenia 64
afios, en moments en que el gobierno
ruso, bajo Alexander Feodorovich
Kerensky trataba de reorganizar el pals
y restaurar el orden, despu6s del oaos
que sigui6 al colapso del regimen de
los Zares. El servicio de ferrocarriles
era esencial para el 6xito y los Estados
Unidos enviaron una Junta de Trans-
porte para ayudar a los rusos en sus
esfuerzos.


THE PANAMA CANAL REVIEw En Espafiol 33


1972
Del Atldn- Del Pact-
tico al fio al
Pacifido AtUntico Total


------------


6,955
451
7,406







TRANSIT COMMERCIAL DEL CANAL SEGUN NACIONALIDAD
Af Fiscal


Nacensaidod
Alemana Occ._
Argentina- _--
Belga-------
Brasilefia_ --
Britinica-----
Chilena ------
China Nac.---.
Colombiana--
Chipriota -.---
Cubana- ..---
Danesa. ------
Ecuatoriana- -. -
Espahola ----
Estadounidense.
Filipina .----_
Finlandesa -.
Francesa----
Griega -----
Holandesa -
Hondurefia --..
India-------
Israeli -_--
Irlandesa -_-
Italiana-----
Japonesa----
Liberiana ---
Mexicana --.
Nicaragiiense--
Noruega ----
Panamefia -__ -
Peruana --..--
Polaca -----.
Surcoreana- --
Sovi6tica .----
Sueca_- --
Singapur ..-
Yugoeslava -
Otras ---_--
Total -


1972
NP de Tonsladw
trdstor de cargo
937 4,628,907

159 526,280
25 58,526
1,472 12,408,313
127 1,239,966
170 1,505,415
249 518,991
106 826,646
86 781,622
382 2,113,069
65 108,614
70 105,735
1,165 7,740,111
92 654,583
33 214,723
206 913,914
766 8,034,968
524 3,017,077
94 92,868
60 827,066
45 293,796
27 431,520
273 1,670,300
1,533 11,572,991
1,700 22,453,442
68 391,101
131 230,759
1,239 14,790,317
898 4,012,173
153 991,264
24 92,117
90 667,389
174 985,690
410 2,795,999
22 103,964
81 792,230
110 641,279
13,766 109,233,725


N' de
irdniowb
1,069
21
129
22
1,558
156
155
225
183
86
454
63
49
1,368
105
45
259
629
494
94
45
65
20
237
1,462
1,587
48
106
1,202
948
199
25
82
126
479
28
74
123
14,020 .1


1971
Tonalads
d cargo
4,918,407
45,167
307,260
62,720
14,288,579
1,463,656
1,497,313
539,744
1,340,478
842,313
2,055,308
98,767
166,209
8,246,308
861.164
352,262
1,023,723
7,735,546
2,648,769
64,712
767,813
413,454
354,363
1,395,979
13,541,685
25,201,391
336,610
190,654
16,011,868
3,699,065
1,247,065
109,747
639,812
859,443
3,366,568
134,779
1,075,103
723,102
18,626,906


MOVIMIENTO DEL TRANSIT SOBRE LAS PR


Rutat cornercals
(Embarcaiones comerciaes de 300 toneladas netae o mCs)
Entre las Costas de Estados Unidos (incluso Hawai) .-_ -.
Costa Este de EE. UU. y Costa Occidental de Sur Am6rica
Costa Este de EE. UU. y Costa Occidental de
Centro America --------- -------------------_
Costa Este de EE. UU. y el Lejano Oriente- ---------
Costa Este de EE. UU. y CanadA con Oceania ---------
Europa con la Costa Oeste de EE. UU. y Canad --------
Europa con la Costa Occidental de Sur America........ .
Europa hacia Oceania----------------------------
Todas las demrs. _---------- --------------------
Total---------------------------------


1961-65
N' de Tonelulad
trdnadO de cargo
1,122 3,391,774
2 1,710
46 168,966
2 19,891
1,294 8,292,285
120 849,621
81 594,921
256 408,588
3 14,596
307 1,548,545
42 49,491
13 52,230
1,708 10,191,486
70 310,866
24 107,205
144 771,293
632 6,180,888
621 2,793,040
197 153,814
1 16,445
65 253,130
5 55,527
190 1,126,250
835 4,871,840
951 9,348,846
25 77,779
52 80,143
1,436 10,931,401
461 1,968,519
119 547,814
10 44,398
23 164,686
336 2,157,223
13 106,870
129 460,828
11,335 68,112,909


IINCIPALES RUTAS
Ano Fiscol
Proms-
dio de
trdnrito
1972 1971 1961-65
377 359 445
980 1,123 2,355


667
3,142
326
909
1,298
518
5,549
13,766


732
3,374
386
1,040
1,240
555
5,211
14,020


500
2,220
321
954
1,236
397
2,907
11,335


EMBARCACIONES DE 300 TONELADAS NETAS O MAS (Afos Fiscales)
Pea.im en brute
TnVmss (En m.. de dd6ara)'
Promed Prommedio
Mm 1972 1971 1961-65 1972 1971 1961-65
Julio ----- -------- 1,194 1,174 960 $8,017 $8,118 $4,929
Agosto ------------------ 1.197 1,176 949 8,513 8,221 4,920
Septiembre---------------- 1,191 1,108 908 8,417 7,979 4,697
Octubre------------------ 1,068 1,167 946 7,241 8,095 4,838
Noviembre----------------- 964 1,064 922 6,645 7,363 4,748
Diciembre --------- -------- 1,023 1,102 946 7,267 7,690 4,955
Enero-------------------- 1,179 1,119 903 8,895 8,157 4,635
Febrero------------------ 1,116 1,144 868 8,233 7,814 4,506
Marzo-------------------- 1,290 1,295 1,014 9,297 8,929 5,325
Abril-------------_-------- 1,191 1,214 966 9,180 8,349 5,067
Mayo ----_ -- 1,261 1,237 999 9,127 8,422 5,232
Junio------------.. --____ 1,092 1,220 954 7,933 8,243 5,013
Totales del aiio fiscal.-- 13,766 14,020 11,335 $98,765 $97,380 $58,865
lAntes de cualquiea deducc6n en los gastos de operaci6n.


Una Junta Thcnica Interaliada de
ocho naciones, China, Gran Bretafa,
Francia, Italia, Checoeslovaquia, Jap6n,
Rusia y los Estados Unidos, trat6 de
operar el Ferrocarril Transiberiano. Ste-
vens representaba a Estados Unidos y
era el president. Necesit6 casi tanto
tacto para tratar con el Comit6 Inter-
aliado, como para enfrentarse a los pro-
blemas del Ferrocarril, pero Stevens no
s6lo obtuvo 6xito, sino que se engrande-
ci6 en esta posici6n, quizas la empresa
mis dificil de su vida. El contingent
de ferrocarrileros y los militares que lo
protegian se retiraron on 1921, pero Ste-
vens, con s6lo uno o dos ayudantes, si-
gui6 en capacidad de asesor hasta 1923.
Stevens vivi6 hasta los 90 afios y su
carrera active de mas de 58 afios, in-
cluv6 trabajo de ferrocarril en los Es-
tados Unidos, la construcci6n del Canal
de PanamA, v su servicio on Rusia,
desde 1917 hasta 1923.
Mantuvo un active inters en su tra-
bajo y tenia un Bno sentido del humor.
Regres6 varias veces a observer el
Canal en operaci6n y en 1933, cuando
se le solicit una fotografia para colo-
carla en la Oflcina del Cobernador,
escribi6 diciendo que enviaba una to-
madi various afios antes, aiiadiendo:
"No me gustarla aparecer en una foto-
grafia reciente, que por supuesto s61o
podria mostrar c6mo la edad me ha
quitado mi antigua esbeltez varonil".
Se habian hecho planes para la emi-
si6n de una estampilla de 5 centavos
en su honor, pero se descubri6 que no
se podia honrar personas vivas con las
estampillas de la Zona del Canal y en
1936 se le envi6 una carta explicando-
selo. Contest6: "La vieja estampilla de
correos parece que tiene problems.
Bueno, yo lo lamento, pero no tengo
ninguna intenci6n de morirme para
agradar al Tio Sam o para ajustarne a
los reglamentos".
En sus memories, Stevens escribi6 un
capitulo aconsejando a los "j6venes in-
genieros que continuaran el trabajo".
Contiene un destello revelador de su
caricter.
Escribi6 asi:
"A pesar de que las gratficaciones
no siempre vienen en la forma de una
gran riqueza material, que es la forma
como el mundo consider la riqueza,
si le llegan a uno on la forma del con-
vencimiento de que podemos legar un
buen nombre a la posteridad y de que
hemos contribuido en algo a una vida
mejor y a una mayor felicidad de las
generaciones venideras".


Orofo 1972











fltt&loiO del COaWa


Hace 50 Aios
L OS BULLICIOSOS ANOS VEINTE
tuvieron un buen comienzo en la
Zona del Canal hace 50 afios. El Canal
de Panama tenia casi 10 afios de pres-
tar servicios y habia pasado la I Guerra
Mundial con todas sus dificultades. Los
barcos empezaban a utilizar el Canal de
Panama en base de tiempo de paz y al-
gunos de los mis grande barcos de pa-
sajeros y de carga transitaron por el
Canal.
Uno de los primeros fue el vapor Em-
press of Australia, propiedad de la Can-
adian Pacific Railroad, que lUeg6 al
Canal el 19 de julio de 1922 procedente
de Hamburgo y transit el 6 de julio
despu6s que se le hicieran reparaciones
en los talleres de Crist6bal. Se destaoaba
en las aguas del Canal debido a su ta-
mafio, de acuerdo con el CANAL RECORD
y fue uno de los barcos mis grandes que
hasta entonces habian transitado por la
via interoceinica. Tenia 590 pies de
largo y 75 pies de ancho. Su tonelaje
bruto registrado era de 21.477 tonela-
das. La nave habia sido construida en
Alemania con el nombre de Tirpitz y se
dirigia a prestar servicios en la ruta del
Pacifico.
Hace 25 Anos
UN BROTE DE PARALISIS INFAN-
til, en PanamA y en la Zona del Canal,
tuvo preocupadas a las autoridades, lo
mismo en PanamA que en Washing-
ton, D.C. Los funcionarios de Salu-
bridad P6blica de Estados Unidos y
otras agencies observaron de cerca la
epidemia y garantizaron a las autorida-
des locales que estaban listos para ha-
cer todo lo que estuviera en su poder
para limitar la propagaci6n de la
enfermedad.

Mientras tanto, se anunciaba en los
peri6dicos locales que se construiria
para el Hospital Gorgas un edificio de
obstetricia a un cost de $1 mill6n,
como parte de un plan a largo plazo
para mejorar las instalaciones medicas
de esta instituci6n. Los fondos para el
edificio serian provistos en un proyecto
de ley de apropiaciones que fue firmado
en agosto de 1947 por el Presidente
Truman.


Hace 10 Ahos
FUE ORGANIZADO EL SERVICIO
de Guias de la Zona del Canal, un cuer-
po escogido de hombre y mujeres poli-
glotas, que servirian de comentaristas a
bordo de los barcos de pasajeros y escol-
tarian a los visitantes en las Esclusas, en
el Corte Gaillard y en otros puntos de
interns.
Interesado en grado sumo en propor-
cionar informaci6n a los turistas y a los
residents locales sobre las obras de in-
genieria y bellezas naturales de la Zona
del Canal, el ex Gobernador Robert J.
Fleming, Jr., fue el principal promoter
del nuevo servicio que fue popular
desde un principio.
Durante el primer aiio fiscal, 84.688
visitantes observaron las instalaciones
de las esclusas, bajo la supervision del
Servicio de Guias. Para 1971, un mill6n
de personas habian visitado las esclu-
sas, a un promedio de mis de 100.000
al afio. Estas cifras no incluyen los cen-
tenares de personas que aprovecharon
los servicios de los guias para hacer
giras a otros puntos de interns.
El program incluy6 tambidn la ins-
talaci6n de atractivos letreros que de-
cian "Punto de InterBs", tanto en ingl6s
como en espafiol, a lo largo de calls v


carreteras de la Zona del Canal. Se ins-
talaron letreros similares para si filjr
lugares de recreo.
0 0 0
Hace 10 afios, el buque nuclear
Savannah el primer mercante movido
por energia nuclear del mundo, lleg6 a
Crist6bal para hacer su primer transito
por el Canal. La embarcaci6n fue abor-
dada en Crist6bal por las autoridades
del puerto y un grupo official de invita-
dos, a cuyo frente se encontraba el ex
President de Panama, Roberto F. Chia-
ri y miembros de su Cabinete, el Go-
bernador Fleming, y altos funcionarios
civiles y militares que hicieron un
tr~nsito parcial.

Hace 1 Aio
rCUAL ES SU NUEVO NUMERO DE
tel6fono?
Esta era la pregunta mis com6n, en-
tre los residents, cuando la nueva cen-
tral de telefonos se puso en operaci6n
y se cambi6, en el sector Pacifico, del
viejo sistema al nuevo equipo telef6nico.
Hubo una gran demand de los nuevos
directories, tanto en Panama como en
la Zona del Canal, y muchos resi-
dentes decidieron llevar consigo listas
de n6meros claves.
El cambio se hizo a la medianoche
del 20 de agosto, cuando las viejas cen-
trales de Balboa Heights y Pedro Mi-
guel fueron reemplazadas por la nueva
Central de Balboa, en la Avenida Roose-
velt. Los subscriptores cuyos tel6fonos
eran servidos por esas centrales, tuvie-
ron otros nimeros en la nueva central.


El vapor "Empress of Australia" en el extreme sur del Corte Gaillard, cerca de Paraiso. A la
derecha, equipo de la Divisi6n de Dragado del Canal de PanamA, que en aquel tiempo
estaba en Paraiso, antes de la construction de su nueva sede en Gamboa.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 35




UNIVERSITY OF FLORIDA

3 1262 08545 6209


.^ ^ .: .


V. .2 i .


". .:. ; ... .




.... i :. i pB

















LO .:%:.......'..; 1;
r ..; :.::. ,