<%BANNER%>
HIDE
 Front Cover
 Frontispiece
 Main
 Back Cover


DLOC PCANAL



The Panama Canal review en español
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/AA00000265/00041
 Material Information
Title: The Panama Canal review en español
Portion of title: Review en español
Physical Description: v. : ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Panama Canal Company
Publisher: Cía. del Canal de Panamá
Place of Publication: Balboa Heights
Creation Date: October 1981
Publication Date: 1962-
Frequency: quarterly[nov. 1964-]
monthly[ former 1962-jul. 1964?]
quarterly
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Periodicals -- Panama   ( lcsh )
Periodicals -- Canal Zone   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Vol. 1, no. 1 (agosto 3, 1962)-
Numbering Peculiarities: Courtesy issue: jul. 6, 1962.
Issuing Body: "Publicación oficial de la Cía. del Canal de Panama," jul.-set. 1962; "Publicación oficial del Canal de Panama." oct. 1962-
General Note: Issue for nov. 1963 has title: Review en español.
General Note: Title from cover.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 07563220
lccn - sn 88028552
sobekcm - AA00000265_00041
Classification: lcc - F1569.C2 P36318
System ID: AA00000265:00041

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Frontispiece
        Page 2-3
        Page 3a
    Main
        Page 4-5
        Page 5a
        Page 6-7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12-13
        Page 14-15
        Page 16-17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34-35
        Page 36
        Page 37
        Page 38-39
        Page 40
        Page 41
        Page 43
        Page 44-45
        Page 46
        Page 47
        Page 48-49
        Page 50-51
        Page 52
        Page 53
        Page 54-55
        Page 56-57
        Page 58-59
        Page 60-61
        Page 62
        Page 63
        Page 64-65
        Page 66
        Page 67
    Back Cover
        Page 68
Full Text









U 3 ~ 0 I'*










.g.
IL








if.













aa

PORT
.......




C /-a/-Io -C.I


Gift eoftL Pnam Canal W mm


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espahol 3


3c,.


~Cr
~clCc


2 OCTUBRE 1, 1981










Digitized by the


Internet Archive


n 2010 with funding from


Lyrasis M


embers and


S


oan Foundation


http://www.archive.org/detaiIs/panamacanalr1981 pana


























En la Portada
Domina la cubierta una foto por
Mel Kennedy de dos barcos del
Lejano Oriente que concluyen su
tr6nsito en las Esclusas de Gatdn,
mientras se continian trabajos de
mantenimiento en el Canal. En el
orden usual: una vista por Arthur
Pollack de la cupula de la Iglesia de
San Francisco, en el Casco Viejo; el
Canal en el pabell6n de Panam6 en
EXPOSHIP '80 en Hong Kong, por
Willie K. Friar; el access a la estaci6n
hidrogrdfica en Candekaria, por Ed
Armbruster; el SS "Cristobal" aban-
dona el puerto de Crist6bal, por T. G.
Kaye Richey; un paseo por la Gran
Muralla de China, por Willie K. Friar.
Diseno de la portada: Mel Kennedy.
Portada interior: Pasajeros del
"Island Princess" se aglomeran en la
baranda, mientras el crucero pasa
por las Esclusas de Pedro Miguel; por
Mel Kennedy. Contraportada inte-
rior: El vapor "Cristobal", que apa-
rece en el muelle 8 de Crist6bal, pone
fin a una meritoria jornada: por Kevin
Jenkins. Diseio de la portada: Mel
Kennedy.

En la foto a la derecha, un barco
transit por las Esclusas de Pedro
Miguel, mientras avanzan los tra-
bajos en la linea de las locomo-
toras de remolque. La renovaci6n
de los rieles de las tres esclusas
constitute un proyecto multimi-
llonario de mejoras al Canal.


De

el Administrador

de la

Comisi6n

del Canal de Panama









E n celebrar su segundo
aniversario y al aproximarse a su
fin el period de transici6n
definido en el Tratado del Canal
de Panama, la Comisi6n del
Canal de PanamA ha avanzado
firmemente en el cumplimiento
de sus compromises al tiempo
que ha mantenido la continuidad
en el servicio eficiente a los
usuarios del Canal.
Aunque el reto del cambio
continda siendo parte de la vida
en el Canal de Panama, se trata
de un desaflo que estA siendo
enfrentado con 6xito. Prevalece
una actitud positive y los
empleados de la Comisi6n siguen
respondiendo efectivamente a las
demands sobre la via acuatica
mientras que el tonelaje que
pasa por el Canal alcanza niveles
sin precedent.
Si bien las actuales perspec-
tivas son prometedoras, el Canal
deberA continuar ofreciendo un
servicio eficiente a una tarifa
competitive si habrA de
permanecer siendo un medio


econ6mico de transport para
una parte important del
comercio mundial. Un nimero
de pasos fueron tornados el aio
pasado para incrementar la
capacidad de trAnsito del Canal
y a fin de mejorar el servicio que
ofrece a los usuarios.
Estos programs extensivos de
modernizaci6n del Canal y
mejoramiento de su capacidad,
financiados con los ingresos,
estAn comenzando a producer
resultados. Ellos constituyen
evidencia de nuestro compro-
miso de que el Canal continuara
siendo un eslab6n vital en la
cadena del transport mundial.
Se trata de un compromise que
depend en gran media de la
disponibilidad de empleados
capacitados consagrados a la
misi6n del Canal. Con tal
prop6sito, la Comisi6n ha puesto
en vigor extensivos programs
de adiestramiento que asegu-
rarAn las necesidades futuras de
personal.
Digno de menci6n para la
administraci6n fue la confirma-
ci6n en junior del Honorable
William R. Gianelli como
Secretario Adjunto del Ej&rcito
para Obras Civiles, quien tiene la
responsabilidad de supervisor la
operaci6n de la Comisi6n del
Canal de PanamA y de servir
como president de la Junta
Directiva binacional.
En virtud de que la Comisi6n
del Canal opera como un
negocio, estA sujeta a las
presiones inflacionarias y a otras
fluctuaciones econ6micas y
comerciales. Tengo optimism
de que dAndole Enfasis al
mantenimiento de los costs en
un minimo y a la retenci6n de la
bien adiestrada y consagrada
fuerza laboral, el Canal de
PanamA continuarA siendo una
arteria viable para el comercio
mundial.


OCTUBRE 1Q, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol










nll
iPAiMis CANlAL



EN ESPAROL
OCTUBRE 19, 1981

ADMINISTRATOR
D. P. McAuliffe

SUBADMINISTRADOR
Fernando Manfredo Jr.
DIRECTOR ENCARGADA
OFICINA DE
RELACIONES PUBLICAS
Willie K. Friar

DIRECTOR
Vicki M. Boatwright
SUBDIRECTORA
Fannie P. Hernandez
TRADUCCIONES
Franklin D. Castrell6n

DIRECTOR DE ARTE
Mel Kennedy
ILUSTRADOR
Carlos Mdndez
FOTOGRAFIAS E
ILUSTRACIONES
Los fot6grafos de la Comisi6n
del Canal de Panama que contri-
buyeron con esta edici6n del
REVIEW son Alberto Acevedo,
Don Goode, Kevin Jenkins, Ar-
thur Pollack y T. G. Kaye Richey.
Otros fot6grafos cuyas tomas
aparecen en las paginas de esta
edici6n son Edwin Armbruster,
quien suministr6 casi todas las
fotografias para el articulo "Vigi-
lantes de las Aguas del Canal";
James E. Ferrara; Willie K. Friar;
Mel Kennedy; Angelo J. Mariano,
fot6grafo del Puerto de Nueva
Orleans quien suministr6 las
fotos del vapor "Cristobal" y del
personal de la Divisi6n de Trans-
porte AcuAtico en Nueva Or-
leans, y Susan K. Stabler.


Publicaci6n Oficial del Canal de Panamd


En Esta Edici6n


El Parfitt y el
Alianza ayudarAn a
incrementar capacidad de
trAnsito del Canal.
Pagina 8

Vigilantes del Canal
por Jan Meriwether
Utilizando desde caballos
hasta helic6pteros,
hombres y mujeres del
Ramo de Meteorologia e
Hidrograffa administran las
1,289 millas cuadradas de
la cuenca del Canal. Tal
responsabilidad los Ileva
selva adentro, rio arriba y
a los lagos, en donde
Ilevan un control de la
disponibilidad de agua para
el Canal.
Pagina 10


Belleza en Dos Tamafios
El Resplandeciente
Quetzal y
el Aguila Arpla
Uno de los pAjaros mAs
hermosos del mundo y el
mAs poderoso Aguila de la
tierra se hallan en PanamA.
Su future depend de la
humanidad.
Pagina 20

El Casco Viejo
Paseo en el
Panama de Antano
por Susan Hall Liang
Un paseo por el Casco
Viejo de la ciudad de
PanamA permit dar un
vistazo a su bullicioso
present y su silencioso
pasado. Edificios hist6ricos
usados hoy dia y ruinas en
process de restauraci6n
transportan al visitante
tres siglos dentro de la
historic de Panama.
Pagina 24


I/
/ ** \


Del Canal de Panamb
a la Gran Muralla
por Willie K. Friar
Un nuevo acuerdo comer-
cial entire los EE.UU. y
China ha aumentado el
volume de carga que
pasa por el Canal.
Pagina 34
Tanto EXPOSHIP '80
como la Conferencia
Maritima y Comercial del
Lejano Oriente enfocaron
la industrial maritima de
China.
PAgina 40


Las cometas son
diversi6n... y
trabajo . Pero much
mAs diversi6n!
por Susan K. Stabler
Volar cometas es una
antigua tradici6n de 2,000
afios que se origin6 en la
China y que ha encon-
trado acogida en el Istmo.
PAgina 44

Inmigrantes
Industriosos:
Los Chinos en Panama
por Janet Len-Rios
Ayudar a operar el Canal
de PanamA es parte de la
cooperaci6n chino-
panamefia al crecimiento y
desarrollo de su patria
adoptive.
PAgina 47

Las estadisticas hablan
por si mismas.
Pagina 54


SS "Cristobal"
El Fin de una Linea
por Fannie P. Hernandez
Era una verdadera reina y
los residents del Canal
guardian gratos recuerdos
de sus viajes en ella. El
retire del Cristobal marca
_ el fin de la hist6rica
Panama Line.
Pgina 56


De la Directora,
Si ha venido preguntAndose d6n-
de ha estado el PANAMA CANAL
REVIEW desde octubre pasado,
permitame asegurarle que ha estado
muy activo-en las exposiciones
maritimas y comerciales de Hong
Kong y China con su ex director
Willie K. Fnar, en las remotas
estaciones en las selvas de Panama
con Jan Meriwether y los miembros
del personal del Ramo de Meteoro-
logia e Hidrograffa, en Nueva Or-
leans a bordo del vapor Cristobal
con Fannie Hernandez, y en el
Casco Viejo en el coraz6n de la
ciudad de PanamA con Susan Liang.
Es mi deseo que estos articulos y
los demAs en esta edici6n del REVIEW
logren atraer la atenci6n de usted, el
lector, sobre la continue importancia
del Canal de PanamA para el
comercio mundial; el papel esencial
que desempefian los empleados del
Canal en la segura y eficiente
operaci6n de la via acuAtica; la
riqueza cultural y la belleza del pals
en donde vivimos, y el caudal de
historic con que contamos quienes
tenemos la fortune de ser al menos
parte de ella.
El REVIEW ha sido siempre el
resultado de un esfuerzo de muchas
personas. Entre ellas figuran los que
han dedicado largas horas y arduo
trabajo para transformar ideas y
posibilidades fotogrAficas en una
realidad. Nuestro agradecimiento
estA dirigido tambidn a Nan Chong,
Pat Booth y Beverly Williams de la
Biblioteca y Museo de la Comisi6n y
al economist Richard Wainio por su
cooperaci6n. Tenemos una deuda
especial de gratitud para con Jose S.
Alegria de la Imprenta de la Comi-
si6n, cuyo dominio de la tipografla y
asesorla fueron de gran valor en la
producci6n de esta revista.
Los articulos e ilustraciones que aparecen en el PANAMA
CANAL REVIEW pueden ser reproducidos libremene en
parte o totalmente, si se le da el credito al PANAMA CANAL
REVIEW como la fuente. Normalmente el REVIEW se
publca dos veces al aflo La suscripci6nanual esde$350 por
correo de 3a. clase y $6.50 por correo de la. clase, E precio
de las ediciones anteriores es de $1.75porcorreode 3a.clase
y $3.25 cuando se env4a por correo de la clause. Para obener
las suscripciones, envle giro postal pagadero a la Comisi6n
del Canal de Panam,, al PANAMA CANAL REVIEW,
Comisi6n del Canal de Panama, Oficina de Relaciones
PNlblicas, APO Miami, Fla. 34011. Las oficinas de la
redacci6n estan situadas enla Oficina N 100 del Edifcio de la
Administraci6n. Balboa Heights. R. de P.






E STE VERANO LA
Comisi6n del Canal de PanamA
afiadi6 dos nuevos remolcadores a
su flota, el H. R. Parfitt, nombre
dado en honor al iltimo gobernador
de la Zona del Canal, y el Alianza.
El Progreso, nave gemela del
Alianza, llegarA en noviembre. Los
remolcadores son los primeros de


cuatro que estA adquiriendo la
Comisi6n como parte de un
program de inversiones de capital
para incrementar la capacidad de
trAnsitos diaries por el Canal.
El Parfitt, construido por la firma
Thunderbolt Marine Industries, de
Savannah, Georgia, a un costo de
$4.9 millones, es uno de los


Nuevos Remolcadores


Buena Inversi6n


A L-IBAJF


remolcadores mis versAtiles del
mundo y el mAs grande de su tipo
en el Hemisferio Occidental Su
principal cualidad es el original
sistema de propulsion cicloidal con
capacidad para dirigirlo en
cualquiera direcci6n sin cambiar la
march. En lugar del sistema regular
de hdlices, el Parfitt estA equipado
con dos unidades de propulsi6n
Voith-Schneider de 40 toneladas y
de cinco helices. El alto grado de
maniobrabilidad del Parfitt permit
que este remolcador este preparado
para operar en cauces estrechos y
en las esclusas.
Con sus 4,000 caballos de fuerza,
el Parfitt tiene capacidad para tirar
80,000 libras en su proa o en su
popa y 60,000 libras de lado.
Seis capitanes de remolcadaores
del Canal fueron especialmente
adiestrados para operar el nuevo
remolcador por el Capitan Arthur
Robert Naismith, un expert
prestado de la Directiva del Puerto
de Nueva Zelandia. El Capitan
Naismith acompafi6 al Parfitt al
Istmo desde Georgia, tras el bautizo
del remolcador en Savannah.
El Alianza, adquirido a un cost
de $3.9 millones, fue bautizado en la
Divisi6n de Dragado de Gamboa
poco despues de su Ilegada.
El sistema de propulsion conven-
cional del Alianza con propulsores
gemelos Kort Nozzles es mas eficaz
que el sistema de helice abierto.
Aunque el Alianza no puede
moverse lateralmente, sus maquinas
de 3,000 caballos de fuerza tienen
capacidad para tirar mas de 90,000
libras hacia adelante y 70,000 libras
hacia atras. El Alianza es el primer
remolcador adquirido por la
Comisi6n que tiene timones de
flanqueo lo cual permit maniobrar
el remolcador cuando va march
atras. Construido por Bollinger
Machine Shops and Shipyard,
Incorporated de Lockport,
Louisiana, el Alianza es la 17a. nave
de la flota de remolcadores.
Ademas de los nuevos
remolcadores, otras mejoras al
Canal ya concluidas o en
programaci6n incluyen la compra de
locomotoras de remolque
adicionales, mejoras al sistema de
iluminaci6n en las esclusas, y una
estaci6n de amarre para barcos al
norte de las Esclusas de Pedro
Miguel.


OCTUBRE 1Q, 1981



















































Arriba, el
remolcador "H. R.
Parfitt" da una
ayuda a un car-
guero israeli para
que entire a la
cdmara de las
esclusas. A la
izquierda, el
"Alianza" demues-
tra su capacidad
para combatir
incendios. En la
pdgina opuesta, la
bandera de la
compaiiia cons-
tructora es
bajada y la del
Canal de Panamd
es izada en su
lugar.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


-r.. ..: "i.- ,


I,!

I..iiL











ij..r


10 OCTUBRE 1", 1981







L A VIDA DEL CANAL DE PA-
namA depend de la disponibili-
dad de agua, y la responsabilidad de
administrar este vital recurso des-
cansa en los hombres y mujeres del
Ramo de Meteorologia e Hidrografia
de la Comisi6n del Canal de PanamA.
Empleando computadoras y helic6p-
teros asi como machetes y caballos, la
misi6n de esta oficina es la de tender
los objetivos de administrar el agua de
la Comisi6n: asegurar que habrA
suficiente agua disponible para la
navegaci6n por el Canal, y mantener
al mismo tiempo un program efectivo
de control del flujo de aguas.
Los 41 empleados del Ramo de
Meteorologia e Hidrografia cubren
mAs territorio que cualquier otro
grupo de la Comisi6n, pues ellos
mantienen vigilancia en las 1,289
millas cuadradas que conforman la
cuenca de los lagos Gatin y Madden.
Las corrientes de la cuenca nutren los
rios, principalmente el Chagres, que
llenan los lagos artificiales de Gatun y
Madden. Estos lagos suministran el
agua esencial para la operaci6n del
Canal y la generaci6n de energia
hidroel6ctrica. Miles de millones de
galones de agua son necesarios cada
dia pues, s61o en las operaciones de
trAnsito, cada barco que cruza la via
de agua utiliza 52 millones de galones
de agua dulce que fluyen por las
esclusas al oc6ano.
Una de las funciones bAsicas del
personal del ramo es recoger y
registrar informaci6n hidrol6gica y
meteorol6gica, e informaci6n relative
al agua que se halla bajo la superficie
de la tierra y en la atm6sfera. Los
primeros archives revelan que los
studios hidrol6gicos de la precipita-
ci6n pluvial, corrientes de los rios,
inundaciones y niveles de los lagos
influyeron enormemente en la de-



A la izquierda, la tranquilidad de
la madrugada se interrumpe
cuando las compuertas de la
Represa Madden son bajadas,
dejando escapar una estruen-
dosa cascada de agua que
ayudard a eliminar hierbas
acudticas del rio Chagres y a
bajar el nivel del Lago Madden.
A la derecha, uno de los
primeros pozos amortiguadores
empleados para medir el nivel
del Lago Gatun.

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


cisi6n de los Estados Unidos de
construir un canal por PanamA en
lugar de Nicaragua.
El primer esfuerzo conocido para
recoger en forma sistemAtica tal
informaci6n en PanamA fue la estaci6n
de registro de precipitaci6n pluvial
establecida en la isla de Taboga en
1861. El ferrocarril de Panama y la
compafiia del canal frances original,
Compagnie Universelle du Canal
Interoceanique, mantuvieron regis-
tros hidrAulicos, o sea de las corrien-
tes de los rios, y del clima, si bien
dichos registros eran con frecuencia
fragmentarios e inexactos.
Los ingenieros franceses recono-
cieron sabiamente la importancia de


estos datos para cualquier proyecto
de construcci6n en un pais en donde
los aguaceros pueden depositar pul-
gadas de agua en cuesti6n de horas y
arroyos tranquilos pueden conver-
tirse rApidamente en embravecidos y
peligrosos rios. Los franceses estable-
cieron estaciones para medir la
precipitaci6n pluvial en Balboa, Gam-
boa y la isla de Naos, asi como
estaciones para medir la corriente del
rio Chagres en Gamboa y en Bohio.
Los franceses, quienes emplearon los
mejores instruments disponibles,
mantuvieron registros de la tempera-
tura del agua, las variaciones de la
marea y la presi6n barometrica. Uno
de los bar6metros originales aun

































Estaciones en la cuenca: La recopilaci6n de informaci6n hidrol6gica en la cuenca
del Canal require una extensa red de estaciones de recopilaci6n de informaci6n. El
Ramo de Meteorologia e Hidrografla opera 13 estaciones pluviometricas, siete en los
rios y cuatro en los lagos, asi como el area de estuaios de Agua Salud.


Esta vista area muestra dos de
los rios principles de la cuenca,
el Pequeni y el Boquer6n, cuyo
caudal sobre el Lago Madden se
redujo notablemente durante la
temporada seca.


funciona a la perfecci6n en la oficina
del Ramo de Meteorologia e Hidrogra-
fia, en testimonio fehaciente de la
calidad de los instruments franceses.
Cuando la segunda compafia fran-
cesa, la Compagnie Nouvelle du
Canal de Panama, fue creada en 1894


con el fin de construir un canal a
esclusas, se incrementaron los esfuer-
zos por recoger informaci6n hidrol6-
gica precisa, empleAndose por pri-
mera vez instruments que hacian los
registros automAticamente.
El General de Brigada Henry
Abbot, ingeniero consultor de la
segunda compafiia francesa y miem-
bro de la Junta Consultiva de
Ingenieros de la Comisi6n del Canal
Istmico y del Senado de los Estados
Unidos, habia iniciado ya en 1894 los
studios bAsicos de la energia hidrAu-
lica de los rios y la capacidad de


reserve de agua para un canal de
esclusas. El General Abbot era un
firme creyente de la importancia de
recopilar tal informaci6n, de manera
que se pudieran hacer predicciones
sobre la disponibilidad de agua para el
canal. Tambidn creia que la clave para
construir un canal por PanamA era
conocer la hidrAulica, o corriente, del
rio Chagres. El General Abbot era de
opini6n que la falla de los franceses al
ignorar la importancia de controlar las
aguas del poderoso rio fue en gran
media la causa de su fracaso. La
recopilaci6n de datos sobre el po-


deroso rio Chagres y sus tributaries y
la realizaci6n de pron6sticos sobre la
disponibilidad de agua para operar el
canal, constituyeron las responsabili-
dades principles de la Direcci6n de
Meteorologia e HidrAulica de los Rios
de la Comisi6n del Canal Istmico. La
direcci6n fue creada en 1905 y fue la
precursora de lo que es hoy el Ramo
de Meteorologia e Hidrografia.
Aunque la unidad ha cambiado de
lugar muchas veces en el directorio de
la organizaci6n desde 1905, el manda-
to de que informed sobre "todo
fen6meno natural que pueda afectar la


disponibilidad de agua y, consecuen-
temente, la navegaci6n por el Canal
de Panama" ha permanecido inaltera-
ble.
Con el transcurso de los afios, se
han instalado nuevas estaciones para
medir la precipitaci6n pluvial y la
corriente de los rios de la cuenca a fin
de contar con un cuadro mAs precise
sobre la situaci6n del agua en el Area
del Canal. Los instruments instala-
dos en las estaciones registraban la
informaci6n automaticamente, y esta
era recogida peri6dicamente por los
empleados que demoraban dias via-
jando en botes por los rios y a pie por
la bella pero a veces inhospitalaria
selva para llegar a lugares remotos.
Una estaci6n de rio o de lago
consistia en un pequefio edificio en
donde se guardaban los instruments
de compilaci6n de datos y servia de
alojamiento a los empleados cuando
tenian que permanecer en el campo
por un largo period. Aunque hoy dia
esas estaciones a6n existen en la
selva, modernos medios de transpor-
te, como helic6pteros, han hecho mAs
f6cil el acceso a ellas; e innovaciones


tales como la instalaci6n de tela
metAlica en las ventanas y el uso de
estufas de gas, han hecho mis
confortables las estaciones.
El eje del sistema de recopilaci6n de
informaci6n del Ramo de Meteorolo-
gia e Hidrograffa ha sido tradicional-
mente el registro digital, que consiste
en un sistema de flotadores y pesas
para medir el nivel del agua y el
volume de precipitaci6n pluvial. Los
35 sistemas digitales actualmente en
uso en la cuenca miden y marcan los
registros en cintas cada 15 minutes.
Otro instrument para registrar el
nivel del agua, el registrador anilogo,
es igual al digital con la diferencia de
que imprime en la cinta un registry
continue sobre la elevaci6n del rio o el
lago en la misma forma en que un
electrocardi6grafo registra en trazo
continue las palpitaciones del coraz6n
de una persona. Estos instruments
combinados ofrecen al hidr61ogo un
cuadro exacto de las altas y bajas que
experimentan los niveles del agua en
la cuenca.
La transmisi6n de esa informaci6n a
la oficina en Balboa Heights cambi6


12 OCTUBRE 1, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol







drssticamente al instalarse en 1966 un
sistema telem6trico que incorpor6 el
ramo a la era de la computadora.
Mediante el sistema, los datos del nivel
de los rios, la elevaci6n de los lagos y la
precipitaci6n pluvial medidos por los
registros digitales son transformados
por un c6digo electr6nico en sefiales
de audio que son transmitidas por
radio al terminal. Actualmente, todas
las estaciones de precipitaci6n pluvial
y las que hay en los rios y lagos de la
cuenca transmiten automAticamente
por telemetria cada 15 minutes
informes hidrol6gicos tomados por los
registros digitales al terminal en
Balboa Heights.
Durante los 30 afios que precedie-
ron a 1966, empleados a quienes se
conocia como "observadores" vivian
en estaciones remotas para observer
los instruments y proporcionar la
informaci6n a la oficina principal. Se
comunicaban por teldfono y pos-
teriormente por radio, al establecerse
que era prActicamente impossible
mantener las lines telef6nicas en la
selva. Al aparecer la telemetria, los
observadores desaparecieron como
lo hicieron los cascos de exploradores
y los trajes blancos almidonados, pero
adn circulan histories de esos valien-
tes personajes que vivian aislados en
la selva con apenas lo elemental para
vivir y la compafifa de los indios y
ocasionalmente de miembros de sus
families.
Aunque los registros digitales y el
sistema telem4trico han facilitado
enormemente hoy dia la recopilaci6n
de datos, muchos aspects del trabajo
de los hidr6logos y los tecnicos no han
cambiado en lo que va del siglo.
Empleados tienen que internarse aun
en la selva para revisar los instrumen-
tos en las estaciones y darle manteni-
miento. AdemAs, recogen todos los
meses las cintas con los datos del rio,
el lago y los instruments que
registran la precipitaci6n pluvial; y
como ellos mismos pueden decirlo, el
viaje en si es una aventura.
Debido a lo remote de la ubicaci6n
de las estaciones, los viajes toman
aproximadamente el 20 por ciento de
las actividades de campo del ramo.
Vehiculos con tracci6n en las cuatro
ruedas, caballos, cayucos, piraguas y
hasta helic6pteros son empleados en
esta arriesgada aventura en el campo.
Aparte de los propios pies, el medio de
transport mAs frecuentemente usa-
do es el cayuco, un bote largo y


S61o el hecho de Ilegar a
estaciones remotas en la selva
como la de Candelaria, a la
izquierda, conslituye un reto que
incluye, pdgina opuesta desde
abajo, empujar el cayuco entire
las rocas disperses en el rio, o
viajar en vehiculos con tracci6n
en las cuatro ruedas y en
helic6ptero. Arriba, navegar por
el rio es cuesti6n de rutina para
los palanqueros Josd Durango,
en primer piano, y Amadeo
Riquelme, y para el primer
encargado de mantenimiento
Doroteo Guerrero, al fondo,
quienes viajan preparados para
lo que venga.



estrecho tallado del tronco de un
Arbol, transport empleado por siglos
por los indios. Ninguna embarcaci6n
se adapta mejor a la navegaci6n por
los rios de la selva.
Los indios chocoes proporcionan al
ramo cayucos adn no acabados que
personal de esa unidad se encarga de
terminar. El cayuco mAs grande usado
por el ramo mide 47 pies. Hombres
llamados "palancas" se colocan en la
proa del cayuco y lo guian con largos
palos, aunque se emplean motors
para darle velocidad y capacidad de
maniobra en los rApidos.
La naturaleza del trabajo en el
Ramo de Meteorologia e Hidrografia
reclama de sus empleados dedicar
gran parte del tiempo en la cuenca. La
oficina de campo, ubicada al extreme
norte de las Esclusas de Pedro Miguel,
coordina todo el trabajo de campo y
estA constantemente en actividad
mientras las cuadrillas se preparan
para salir o regresar de la selva, los
rios y los lagos. Las cuadrillas
generalmente visitan cada estaci6n
dos veces al mes durante la tempo-
rada seca, y el trabajo es frecuente-
mente sucio, agotador y peligroso.
Pero a cambio de las crecidas de los
rios, las viboras venenosas, los
molestosos insects y las trochas
Ilenas de lodo que hallan a su paso,
encuentran tambidn la belleza natural
de los cristalinos rios bafiados por la
luz del sol, trechos de selva virgen y la
paz que proporciona la soledad.
Miembros de la familiar del Ramo de
Meteorologia e Hidrograffa parecieran
enriquecerse de esta actividad al aire
libre.


14 OCTUBRE 1, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol







Las cuadrillas que salen al campo
Ilevan sus provisions, pues son pocas
las que pueden ser almacenadas en las
estaciones que no cuentan con
elecrricidad ni refrigeraci6n. El miem-
bro de la cuadrilla que sea designado
"cocinero" al azar debe preparar las
comidas en una pequefia estufa de
gas, y las viandas varian desde lo
desastroso hasta lo delicioso. El
sancocho, una sustanciosa sopa pre-
parada con lo que haya disponible, es
el plato traditional para el almuerzo.
Un grupo encontr6, no obstante, algo
extra en sus plates despues que el
cocinero prepar6 la sopa, sin saberlo,
con una infortunada lagartija que cay6
en la olla cuando estaba destapada.
Como dijo uno de los trabajadores, "si
no hubiera sido por las ufias y la cola
servidas con la carney los vegetables,
nadie lo habria notado."
En virtud de que el clima de Panama
se divide en temporada seca y
temporada lluviosa, las tareas del
ramo se programan de acuerdo con
esa particularidad. La mayoria de las
reparaciones y labores de pintura de
las estaciones y el equipo y la limpieza
del camino de acceso en la selva se
program para los meses secos. Al
aproximarse las lluvias, o las cre-
cientes, el ramo se prepare para las
responsabilidades adicionales, las fae-
nas y preocupaciones que traen
consigo las liuvias y las crecidas de los
rios.
Las fuertes lluvias que caen nor-
malmente de octubre a diciembre o a
principios de enero son vitales para la
operaci6n del Canal, pues ellas
ayudan a Ilenar los lagos Gat6n y
Madden. La necesidad de mantener al
mSximo possible el nivel de los lagos



Aunque el disefio del carrito
para mediciones, a la derecha y
arriba al centro, mejor6 a lo
largo de los aios, su funci6n
sigue siendo la misma. El
palanquero Emilio Valencia, en
la p6gina opuesta, se balance
en el carrito mientras se prepare
para bajar el medidor al rio y
determinar la corriente de agua.
Arriba a la izquierda, el tdcnico
en hidrologia Ed Armbruster,
hace un ajuste fino al registro
digital, el "caballito de trabajo"
del sistema de recopilaci6n de
datos.


durante la temporada lluviosa trae
consigo el peligro real de una
inundaci6n.
Un hidr6logo permanece de turno
durante la temporada de las inun-
daciones para pronosticar los desa-
goes y los niveles de los rios y los
lagos. Durante este period, las
apariencias pueden ser engafiosas; el
sol puede estar brillando en Balboa
mientras que las crecientes en la
cuenca crean las condiciones para
proceder a los desagues. En la epoca
de crecientes, las cuadrillas perma-
necen una semana al mes en cada una
de las estaciones de los rios para
medir fisicamente la corriente del agua
que pasa por ellas. Las mediciones en
los rios no pueden hacerlas por si


solos los instruments. Esta labor
require que una persona se intro-
duzca en un carrito suspendido sobre
el rio por un cable.
Cuando la elevaci6n de los lagos
Ilega a un punto critic, funcionarios
de Meteorologia e Hidrograffa orde-
nan las operaciones de desague en los
vertederos de Gat6n y Miraflores yen
la represa Madden para eliminar en
forma segura cualquier exceso de
agua que pueda ocasionar dafio a la
maquinaria de las esclusas y a las
instalaciones del Canal. Todos los
afios, el Ramo de Meteorologia e
Hidrografia efectua un ejercicio de
control de inundaciones en la Comi-
si6n para asegurarse de que el
personal indicado est6 informado y


OCTUBRE 1Q, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 17





































































18 OCTUBRE 1, 1981











































La recopilaci6n de informaci6n
en el campo incluye una
variedad de actividades y
personalidades. En la pdgina
opuesta, el hidr6logo supervisor
Frank Robinson visit el drea de
Agua Salud. Arriba a la
izquierda, el hidr6logo Luis
Alvarado entra al agua para
medir los niveles del rio. Y
arriba a la derecha, Gloria
Bazcorizo, una india chocoe
firma el talonario de su sueldo
mensual por la recolecci6n de
muestras de sedimento en el rio.

preparado para el caso de una
inundaci6n que obligue a cerrar el
Canal.
Ademas de sus funciones habitua-
les, el Ramo de Meteorologia e
Hidrografia dirige proyectos espe-
ciales como el area de studios de
Agua Salud, una zona de cinco millas
cuadradas en medio de la cuenca de
los lagos Madden y Gatin con
caracteristicas fisicas que representan
THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


toda la regi6n. Los instruments
colocados en esa zona recogen
informaci6n sobre la precipitaci6n
pluvial, la corriente, la humedad del
suelo y la evaporaci6n que sera luego
utilizada para establecer los para-
metros para una computadora mo-
delo especial. Una vez la computa-
dora sea ajustada para reproducir
exactamente las condiciones preva-
lecientes en la cuenca de Gatin y
Madden, el ramo espera usarla como
instrument para pronosticar las
corrientes y el nivel de los lagos mas
rapidamente.
Ademas de las muestras recogidas
por el propio ramo, personal de
Meteorologia e Hidrografia ha obte-
nido la cooperaci6n de indios y
maestros de escuelas en los pueblos
de las riberas, para que recojan
peri6dicamente muestras de sedi-
mento de los rios y las entreguen a las
cuadrillas de campo cuando pasan
con destiny a las estaciones. Con la
informaci6n recogida, el ramo estarA
en capacidad de predecir mejor la


future disponibilidad de agua.
Al tiempo que el Ramo de Meteoro-
logia e Hidrografia cumple su original
misi6n de administrar el abasto de
agua al Canal de PanamA, colabora en
el intercambio de informaci6n, opi-
niones profesionales y asistencia
tecnica con sus contrapartes en los
Estados Unidos y PanamA, incluyendo
el Servicio Geoddsico y el Servicio
Meteorol6gico de los Estados Unidos
y la Direcci6n de Recursos Naturales
Renovables (RENARE), el Instituto de
Recursos Hidraulicos y Electrificaci6n
(IRHE) y el Instituto de Acueductos y
Alcantarillados Nacionales (IDAAN),
de Panama.
El personal del Ramo de Meteoro-
logia e Hidrografia compare un gran
espiritu y una especial camaraderie.
Algunos lo atribuyen al disfrute pleno
del trabajo, con toda su diversidad de
funciones y ambientes. Pero mAs que
el placer del trabajo en si estA el
reconocimiento del vital papel que
desempefia el ramo en la eficiente
operaci6n del Canal de Panama.






















Belleza en Dos Tamafios





El Resplandeciente


Quetzal


y el


Aguila Arpia


E N LAS FRIAS Y HUMEDAS
selvas cubiertas de niebla al
occidente de la Provincia de Chiriqui,
uno puede ocasionalmente ver una
legendaria criatura que fuera deificada
por antiguas civilizaciones. Impre-
sionante por su vistoso plumaje de
colorss verde y rojo, el resplande-
ciente quetzal ha estado ligado por
siglos a la historic de la humanidad.
Conocido en Panam6 tambien con
el nombre de "guaco", el quetzal
pertenece a la familiar de las trog6ni-
das, formada por aves solitanas de
brillantes colors que habitan las
selvas tropicales de America, Asia y
Africa. Aunque las species de esta
familiar no suelen ser vistas en el patio
de la casa, pues evitan establecerse
cerca de sitios poblados, son, no
obstante, numerosas en Panama. Sin
embargo, el quetzal, considerado por
muchos el ave mAs hermosa del
mundo, esta escaseando cada vez
mAs.
Aunque la mayoria de las trog6ni-
das no tiene plumas ornamentales, el
quetzal macho es una maravillosa
excepci6n. El ave debe en gran parte
su fama a las largas plumas, o tectriz,
que se extienden mAs alla de su cola.
Las dos plumas centrales son much
mAs largas que el cuerpo del ave. De
un color verde dorado iridiscente,
estas plumas tienen entire 15 y 30
pulgadas de largo y toman unos tres
afios para alcanzar su tamafio maxi-
mo.
Las plumas del resplandeciente
quetzal estAn adheridas levemente al
cuerpo y se desprenden fAcilmente.
Se ha dicho que un quetzal macho
volarA de una rama dejandose caer
hacia atrAs, en lugar de despegar hacia
adelante, para evitar el roce de su
frAgil tectriz con la aspera madera. El
quetzal hembra, como la hembra de la
mayoria de las species de aves, noes
tan Ilamativa como el deslumbrante
macho. Carece de la prominent y
atractiva tectriz y sus colors son
menos llamativos.
Los quetzales, como los pAjaros
carpinteros, hacen sus nidos en el
tronco de Arboles en deterioro, La
limitaci6n de espacio no constitute un
problema para el quetzal macho, que
entra al nido y aparentemente se
coloca de manera que su cola queda
hacia arriba contra la parte posterior y
su tectriz se extiende sobre la cabeza
hasta fuera de la entrada.
(Continda en la pdgina 22)


OCTUBRE 1, 1981


7


Acuarela
de un quetzal
::r Lots Morgan






M IENTRAS QUE EL OCCIDEN-
te de Panama es el habitat
natural de una de las aves mAs
hermosas del mundo, las tierras bajas
y las montafias del Darien se han
convertido en uno de los iltimos
refugios del Aguila mAs grande y
poderosa del mundo, el Aguila arpia.
Esta magnifica ave de presa era
bastante common en Panama hace mAs
de 100 afios, y los registros indican
que se observaron Aguilas arpias en la
Isla de Barro Colorado y en Pacora,
Campana, Fuerte Sherman y Puerto
Obaldia, en la comarca de San Bias.
Hoy dia se require much deter-
minaci6n de parte de un fervoroso
observador de aves para lograr
aunque sea un yistazo fugaz de un
Aguila arpia. La caza y la destrucci6n
extensive del habitat han empujado a
estas aves a regions inaccesibles en
donde hacen sus nidos en los arboles
mas altos, generalmente de mas de
cien pies.
Para el Dr. Nathan Gale, veterinario
y ex-presidente de la Sociedad Audu-
b6n de PanamA, el observer un Aguila
arpia en libertad requiri6 viajar hasta
el apartado poblado de El Real, en el
Darien, y de alli navegar rio arriba en
cayuco durante dos dias, y escalar el
escabroso Cerro Tacarcuna, en don-
de su tenacidad finalmente rindi6
fruto.
Aunque las selvas de Panama son
embellecidas por pAjaros de vivos
colors, el Aguila arpia es un caso
excepcional, con su discrete plumaje
gris, negro y blanco. Su dorso, las alas,
la cola, el pescuezo y la cabeza tienen
various matices de gris, en tanto que las
plumas de la pechuga son blancas y las
de la regi6n inferior de las alas son
blancas con lines grises. Hacia la


parte posterior de la cabeza, un Aguila
arpia adulta luce una double cresta de
plumas oscuras que, cuando se
encrespa da al Aguila un aspect
particularmente fiero. Lo que al Aguila
arpia le falta en colorido, le sobra en
fuerza bruta.
La palabra arpia proviene del griego
"harpyiai", que significa "raptores".
En la mitologia clAsica, las arpias eran
criaturas temibles, representadas ge-
neralmente por aves de rapifia con
rostro de mujer. Un Aguila arpia
volando entire las ramas a una
velocidad de 40 a 50 millas por hora
para arrancar de un Arbol a un mono o
a un perezoso con sus filosas garras
bien merece su nombre.
Como la mayoria de las aves de
presa, la hembra es mAs grande que el
macho, en su caso aproximadamente
un tercio mayor. Una hembra adulta
pesa hasta 20 libras y mide aproxi-
madamente 3 pies de largo. Con sus
alas extendidas que miden entire 51/2 y
7 pies, el Aguila arpia es un ave
poderosa y sumamente Agil en vuelo,
pero raramente lo hace al aire libre.
AdemAs de perezosos y monos, la
dieta de la arpia incluye zarigieyas,


Con su double cresta levantada,
el dguila arpia macho del
zool6gico en el hip6dromo de
Panamd espera pacientemente
que le tomen la fotografia. Las
fotos del dguila que acompaian
este articulo fueron tomadas por
T. G. Kaye Richey, quien
aparece abajo concluyendo su
area mientras el amaestrador
del dguila mantiene una
estrecha vigilancia.

coaties, puerco espines, serpientes y,
en ocasiones, aves grandes como
guacamayas. Las enormes y podero-
sas patas del Aguila con sus garras de
tres pulgadas suelen matar instan-
t6neamente a la desprevenida victim.
El Dr. Gale ha tenido valiosas
experiencias con la imponente ave. En
una ocasi6n mantuvo en su patio un
Aguila hembra herida mientras bus-
caba un zool6gico donde donarla. Un
cazador en Santa Fe, Darien, le habia
destrozado una parte del ala y
buscaba venderla. Al oir que el Aguila
estaba en venta, el Dr. Gale contrat6
un avi6n para ir a Santa Fe a
(Continua en la pdgina 23)


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


^-


*a
)i .' i







Quetzal Resplandeciente


(Viene de la pdgina 20)
El quetzal fue adorado por las
antiguas tribus Maya y Tolteca en
Mexico y Centroamerica como Quet-
zalcoatl, el dios de la creaci6n y la
fecundidad. Con los aztecas, la
adoraci6n del quetzal lleg6 a su limited.
Quetzalcoatl viene de la palabra
azteca "quetzalli", que significa "plu-
ma preciosa" y "coatl", que significa
"serpiente", de manera que el dios fue
tambien conocido como pajaro ser-
piente. Con el correr de los afios,
Quetzalcoatl se convirti6 en un dios
humanoide que se adornaba con
hermosas plumas de quetzal. Para los
indios, las plumas del ave eran objetos
codiciados cuyo uso estaba limitado
por ley a la realeza y a la nobleza. La
ley azteca tambien prohibit matar
quetzales, y los indios debian capturar
viva el ave, sacar su hermosa cola y
dejarla en libertad.
Algunos historiadores consideran
que el mito de Quetzalcoatl caus6 la
derrota de los aztecas por el explo-
rador espafiol HernAn Cortes, quien
conquist6 Mexico a principios de los
1500. Montezuma, el emperador
azteca, creia que Cortes era la
personificaci6n del dios Quetzalcoatl
que regresaba a su pueblo, como
habia sido profetizado por la leyenda.
Cortes, que se habia colocado plumas
de un quetzal sobre su casco, fue
recibido con honors y cuando los
aztecas se dieron cuenta de su error
ya habia capturado la ciudad.
La leyenda india tambien ofrece una
explicaci6n sobre la intensidad y el
contrast de colors del quetzal
macho, cuyo plumaje es verde iridis-
cente en la cresta asi como en la parte
superior del cuerpo y en el pecho, y
rojo vivo en la parte inferior del pecho
y en el vientre.
Los mayas y los aztecas creian que
despues de haber muerto mAs de
20,000 mayas a manos del conquista-
dor espafiol Pedro de Alvarado y sus
tropas en los campos de batalla de
Quetzaltenango (nombre indio que
significa "sitio de los quetzales"), los
quetzales volaron hacia la tierra,
cubrieron los cuerpos de los indios
muertos con plumas verdes y bebie-
ron la sangre.
Despues de la conquista por los
espafioles, el quetzal fue cazado sin


piedad y se hizo tan escaso que
algunos europeos lo clasificaron como
ave legendaria que, en realidad, nunca
existi6. En el siglo XIX, el quetzal fue
descubierto nuevamente por los euro-
peos, quienes enviaron muestras a
Europa a los coleccionistas y para ser
usados en modas. Aunque hoy dia el
quetzal estA protegido por ley en
algunos paises, incluyendo a PanamA,
su especie continia disminuyendo
debido a la caza para su plumaje y a la
gradual destrucci6n de los bosques.
Es ir6nico que el quetzal, el pAjaro
national de Guatemala cuyo nombre
lleva la moneda national de ese pais,
es much mAs numeroso en Panama
que en Guatemala, ya que la destruc-
ci6n de los bosques de la cordillera
central de Guatemala ha ocasionado
la casi total desaparici6n del quetzal.
La mayoria de los puntos en donde
se ha avistado el quetzal en Panama se
hallan al occidente de Chiriqui, pero
tambien se le ha observado en Bocas
del Toro, al este de Chiriqui y en
Veraguas. Cientificos y aficionados a
la ornitologia suelen viajar a esas Areas
para observer esta rara especie ya
que, sin tener que andar muy lejos y
quizAs con la ayuda de un guia local, el
habitat del quetzal en PanamA es
generalmente accessible.


Una de las regions mAs conocidas
para observer quetzales es la Finca
FernAndez en Cerro Punta, cerca de
VolcAn, en Chiriqui. La familiar ha
reservado una secci6n de la finca para
los pAjaros y, por una pequefia suma,
Ilevan a las personas al Area. Por su
parte, el gobierno panamefo ha
declarado parque national el Area del
VolcAn Bar6, habitat favorite del
quetzal.
El quetzal, que alguna vez se crey6
dirigiria el destino de una civilizaci6n,
pone hoy el suyo en los designios de la
humanidad.






Arriba, aunque ya quedan pocos
quetzales en Guatemala, los
motives inspirados por esta ave
siguen siendo populares en
diseios de tela y joyeria,
ademds de ser el simbolo de la
moneda guatemalteca. En la
pdgina opuesta, la inocente
mirada inquisidora del dguila
arpia puede ser engaiiosa, pero
no hay duda del poder mortifero
de sus fuertes garras.

22 OCTUBRE 1, 1981


.0
C- U .


\ ET 13


I







Aguila Arpia


(Viene de la pdgina 21)
comprarla, curarla y luego usarla en
su program de reproducci6n en
cautiverio. Durante el vuelo de
regreso, coloc6 un saco sobre el aguila
para inmovilizarle la cabeza y las alas,
y la coloc6 en sus piernas, agarrandole
las patas para mantenerla practica-
mente inm6vil. "Lo peor que podia
imaginarme era estar encerrado en
una avioneta con un aguila arpia
suelta", subray6 el Dr. Gale.
No es facil tener una boca, o un
pico, mas que alimentar, particu-
larmente si consume de tres a cuatro
libras de care al dia. El Dr. Gale
cuenta que algunos buenos policies
del Canal de Panama con frecuencia
dejaban bolsas en la puerta de su casa
con animals salvajes hallados muer-
tos en la carretera. Cuando no habia
disponibles estos animals, 61 alimen-
taba el ave con dos libras de rifiones
de res al dia.
El Aguila arpia hembra fue final-
mente donada al zool6gico en los
predios del Hip6dromo Presidente
Rem6n, de Panama. Actualmente se
halla encerrada en una jaula especial
de 20 por 40 pies, junto a un Aguila
arpia macho obtenido de una persona
en la regi6n de Volcan. Se planea
trasladar la pareja a una jaula mas
grande en el Parque Nacional Sobera-
nia (Jardines Summit), en donde
estaran bajo el cuidado de la Direcci6n
Nacional de Recursos Naturales Re-
novables (RENARE).
La experiencia del Dr. Gale con
aguilas arpias comenz6 antes de viajar
a Panama. Cuando era asistente del
director del Zool6gico de Los Angeles,
colabor6 junto a various colegas en el
rodaje de una pelicula titulada
"Harpy" (Arpia). El zool6gico compr6
para la compafia peliculera un Aguila
arpia macho y una hembra que
tendrian papeles estelares en la
pelicula. El argument gira en torno a
un hombre, protagonizado por Hugh
O'Brian, que desea librarse de su
esposa. Se le ocurre la ingeniosa y
siniestra idea de utilizar una enorme
Aguila arpia para que haga el "trabajo".
El ave es entrenada para que ataque
una peluca, que el protagonista regala
despues a su esposa. Infortunada-
mente para ella, un Aguila arpia casi
nunca fall.

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


Las dos Aguilas fueron entrenadas
para la pelicula en el arido desierto
Mojave, del oriented de California. Las
aves se convirtieron en propiedad del
zool6gico una vez fue concluida la
pelicula, pero surgi6 un problema: las
arpias habian aprendido a atacar tan
bien que no se les podia acercar nadie.
Frank Todd, amigo del Dr. Gale
encargado entonces de las aves del
Zool6gico de Los Angeles, cometi6 el
error de subir a la jaula para observer
un polluelo recien nacido, el primero
en nacer en cautiverio. Fue atacado a
traves de la malla por el aguila macho.


Aunque su apariencia no produce
temor, la majestad de la arpia y su
enorme poder la convierten en un ave
impresionante. Seg6n Julian Chan,
historiador en el Instituto Panamefio
de Turismo, extraoficialmente se
reconoce al aguila arpia como el ave
national de Panama.
La fuerza y belleza del Aguila arpia y
el quetzal hacen de ellas dos de las
aves mas interesantes de PanamA. Y
en la media en que las selvas y
bosques se mantengan intactos, ellas
sobreviviran para admiraci6n de fu-
turas generaciones.






















































-3


d a cldd de janam
de fct iladcd da 9111ctnlr;


OCTUBRE 1, 1981


4. Palacio Presidencial
Presidential Palace


6. Teatro Nacional
National Theatre


T- J:Erii i --


S.i Ii I ti


8. Palacio de Justicia
Palace of Justice


9. Plaza de Francia
French Plaza













(ttcuo pl 2uan %.iaff Cian
PIotgaonta A U" paca:
5Rofc4Vt u Ctfida 0MeIcR


SI ESTA DE COMPRAS O RE-
corriendo la ciudad de Panama y
se aventura por la Avenida Central
m6s alli del Parque de Santa Ana
IlegarA al sector de San Felipe,
conocido tambien como el Casco
Viejo de la ciudad. Alli, si sabe a d6nde
dirigir su mirada podrA viajar tres
siglos atrAs al pasado de PanamA. A
diferencia de las ruinas hist6ricas de
PanamA la Vieja y del Fuerte San
Lorenzo, la vida ha continuado en el
Casco Viejo y la historic se confunde
con la ropa tendida, las risotadas de
los nifios y el bullicio de la gente.
Pues el Casco Viejo es el sitio en
donde tuvo sus origenes la actual
ciudad. Localizado en la punta de la
peninsula que se proyecta en la Bahia
de PanamA, el Casco Viejo fue el
principal scenario del segundo pe-
riodo de la historic de Panama, que
comenz6 con el traslado de la antigua
ciudad de PanamA despubs de haber
sido reducida a cenizas tras el ataque
del pirata Henry Morgan en 1671.
Ubicada a corta distancia calle
abajo de la Avenida Central en la
secci6n commercial de la ciudad de
Panama, el Area incluye el Parque de la
Catedral, el Teatro Nacional y la Plaza
de Francia. Si hace el trayecto a pie
por la Avenida Central, podria identi-
ficar el Parque de Santa Ana por los
centenares de limpiabotas y gente
discutiendo political que lo frecuentan.
Desde Santa Ana la Avenida Central
se prolonga a la izquierda del Cafe
"Coca-Cola", pasa por la casa matriz
del Citibank, se estrecha a las alturas
de la Iglesia de La Merced y vuelve a
ampliarse al desembocar en el cora-
z6n del Casco Viejo: La Plaza de la
Catedral, dominada por la cathedral de
dos torres gemelas con incrustaciones
de madreperla.
Calles estrechas con casas pintadas
color pastel; balcones, algunos con
cascadas de flores; plazuelas som-
breadas por arboles; arcos de enor-

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


On el Casco Viejo, balcones
adornados de flores ofrecen
protecci6n del sol tropical.


mes piedras; ruinas que han sobre-
vivido al tiempo; un altar de madera
tallada completamente revestido de
lAminas de oro-todo esto y aun m6s
han sobrevivido en el Casco Viejo
para relatar la agitada historic de
PanamA, desde que fue una pequefia
ciudad amurallada hasta que se
convirti6 en el puente del mundo.
Actualmente se adelantan trabajos
de renovaci6n en muchos de los
edificios hist6ricos del Casco Viejo y
sus alrededores estAn adquiriendo un
renovado brillo. No obstante, gran
parte del Area a6n se halla en mal
estado y las calls no estAn tan limpias
como seria deseable. Pero la gente del
Casco Viejo, muchas de cuyas
moradas de un solo cuarto que
incluyen sala-comedor y recAmara
puede apreciarlas el transednte, se


mantiene al tanto de lo que ocurre en
la calle y estA siempre dispuesta a
ofrecer orientaci6n y una sonrisa
amistosa.
En una rApida excursion por el Area
el individuo poco observador s61o
notarA que es el sector antiguo y nada
mAs. Pero si usted se da un paseo de
una o dos horas, podr6 seguir el
desarrollo de Panama desde que fuera
una provincia del virreinato de Nueva
Granada, bajo el dominio espafiol,
hasta un estado y despues un
departamento de la Reptiblica de
Colombia y, finalmente, su separaci6n
de Colombia en 1903 hasta la
Repiblica independiente que cono-
cemos hoy dia.
El traslado de la ciudad al nuevo
sitio se convirti6 en una necesidad
cuando el ataque de Morgan a
PanamA la Vieja convenci6 a sus
fundadores que el viejo sitio que tenia
150 afios era indefendible.
Los poblados espafioles originals
en el Istmo estaban localizados en la
costa del AtlAntico y eran Nombre de
Dios y Portobelo. Vasco Nfiiez de
Balboa cruz6 el Istmo en 1513 y
mientras "permanecia en silencio
sobre un pico en el Darien", observ6
por primera vez el Pacifico, que se
extendia hacia el sur, y lo llam6 "Mar
del Sur". Al introducirse en sus aguas
reclam6 las tierras que rodeaban el
oceano para la monarquia espafiola.
Poco despues Pedro Arias de Avila,
tambien conocido como Pedrarias
DAvila, explorador espafiol y rival de
Balboa por el control del Istmo,
decapit6 a Balboa y se convirti6 en jefe
inico de Castilla de Oro. Pedrarias
decidi6 entonces que necesitaba una
ciudad en la costa del Pacifico con un
puerto adecuado que sirviera de base
para el trAfico transistmico proce-
dente de las tierras que esperaba
descubrir mAs al sur.
Asi, el 15 de agosto de 1519, la
misma fecha en que se celebra la


pilscove.n cn ^ inainia ede c'am















kos empleados de la Comisi6n
Alida de Obaldia Emerick, bisnieta
del segundo president de Panama,
y su esposo Robert inician una
caminata por el Casco Viejo en la
Plaza de Francia, a la derecha.
Abajo, examinan en la plaza una de
las places conmemorativas del
esfuerzo frances por construir el
canal. A la derecha, admiran el Altar
de Oro, tallado hace cuatro siglos y
luego embellecido con deslum-
brantes laminas de oro.



Fiesta de Nuestra Sefiora de la
Asunci6n, se fund6 la primera ciudad
de PanamA. Durante el pr6ximo siglo
y medio se convirti6 en una de las
principles ciudades del Nuevo Mun-
do, alcanzando una poblaci6n de
10,000 habitantes. La visi6n de
Pedrarias se materialize al convertirse
el Istmo en la principal ruta para el
transport y transbordo de los tesoros
procedentes de todos los paises de la
Ambrica Latina al sur de Mexico, y
PanamA lleg6 a ser uno de los
principles centros de comercio de
Espafia. Pero finalmente, la gran
riqueza de la ciudad, simbolizada por
su fama como "Ciudad de Oro", atrajo
la atenci6n de Morgan y condujo a su
destrucci6n.
La Reina de Espafia Mariana de
Austria autoriz6 rApidamente la cons-
trucci6n de una nueva ciudad en otro
sitio. La construcci6n se inici6 cerca
de las faldas del Cerro Anc6n, e
incluy6 planes para una muralla
alrededor de la ciudad, un foso que
corta la peninsula y cafiones para
proteger las vias de entrada a la ciudad
desde mar y tierra. El traslado official
de la ciudad al nuevo sitio ocurri6 el 21
de enero de 1673.
Un buen lugar para iniciar una
caminata por el Casco Viejo es la
Plaza de Francia, en el extreme sur de
la peninsula. Esta plaza, dedicada al
esfuerzo frances por construir un
canal a nivel, estA rodeada por parte
del muro original. Celdas o b6vedas
en el muro dan a este sector del muro


26 OCTUBRE 1Q, 1981




























'*
1, 1:



AL ,.iif



,51 .;


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol















su antiguo nombre de "Las B6vedas".
Hasta principios de 1900, esta area era
una fortaleza y las b6vedas eran
usadas como calabozos, principal-
mente para reos sentenciados por
delitos menores. El cuento de que hay
una series de b6vedas en la secci6n
inferior en donde se internaban press
que se ahogaban al subir la marea
carece de fundamento.
Colocadas en las columns del
muro hay doce places de m6rmol con
inscripciones alusivas a la construc-
ci6n del Canal por los franceses y los
nombres de personas distinguidas que
contribuyeron en ese esfuerzo.
En la plaza se levanta el Palacio de
Justicia, blanco, de estilo neoclasico,
que tiene inscritas las palabras "IVS-
TITIA" y "LEX", voces latinas que
significant "justicia" y "ley". Parte del
palacio fue sede del Congreso de
Panama y hoy dia aloja la Corte
Suprema de Justicia de Panama y
otros tribunales menores.
Sobre las b6vedas se halla el paseo
amurallado. En un tiempo, la muralla
se extendia a lo largo de la playa, y se
unia encerrando la ciudad a alturas de
la Calle 10a., en donde habia un
port6n Ilamado la "Puerta de Tierra".


El muro que rodeaba la ciudad
media de 20 a 30 pies de alto y de 10 a
13 pies de ancho. A todo lo largo del
muro habia 15 puestos para cen-
tinelas. Parte de uno de los baluartes
que defendian la puerta de tierra aun
es visible hoy dia. Conocido como
"baluarte de Jes6s", se puede apreciar
en la Calle 10a. cerca de la Avenida A.


A unas tres cuadras al oeste de la
Plaza de Francia, en la intersecci6n de
la Calle 4a. y la Avenida A, se
encuentran las ruinas de la primera
iglesia construida en la nueva ciudad,
la Iglesia de Santo Domingo. En ese
temple, el primer Obispo de PanamA y
Prelado de la Di6cesis, Lucas Fernan-
dez Piedrahita, celebr6 su primera


.. . .


28 OCTUBRE 1I, 1981


", .W.. 1 .
i u~i ~il'''
.:
_,, .;!':r.






misa pontificia por la nueva ciudad de
Panama. En el transcurso de los afios
la iglesia fue destruida por el fuego en
varias ocasiones y en cada oportu-
nidad fue reconstruida. Despues que
el Gobierno colombiano despoj6 a la
Iglesia de sus pertenencias, el con-
vento de Santo Domingo fue subas-
tado y vendido en 1857 y eventual-
mente comenz6 a deteriorarse.
Dentro de las ruinas de Santo
Domingo se encuentra el famoso Arco
Chato. Construido sin refuerzo y con
delicadas curvas, el arco ha sobre-
vivido mas de dos siglos y fue decisive
en la elecci6n de Panama para
construir un canal que uniera los
oceanos Atlantico y Pacifico. Los
ingenieros aceptaron el arco como
prueba de que Panama, a diferencia
de otras naciones centroamericanas,
estaba exenta de los peligros de un
terremoto.
Al lado de la Iglesia de Santo
Domingo hay una pequefia capilla,
construida muchos afios despubs, que
aloja al Museo de Arte Religioso
Colonial. Del museo vale mencionar la
estatua policroma de Nuestra Sefora
del Rosario, que fue tallada a mano.
Considerada milagrosa por muchos
de los fieles, la estatua es una reliquia
de la antigua ciudad de Panama.
Mas al oeste de Sant Domingo, en
la esquina de la Calle 9a., esta
localizada la Iglesia de San Jose,
tambidn conocida como la Iglesia del
Altar de Oro. Constituye uno de los
atractivos turisticos mas popular.
El altar fue traido de la iglesia
construida por los Padres Agustinos
Recoletos en la antigua ciudad de
Panama. La historic cuenta que fue
salvado de Morgan por un sacerdote
de nombre Jose que cubri6 el altar de
alquitran y tuvo la osadia de pedirle a
Morgan una donaci6n para ayudar a
reconstruirlo. Se dice que Morgan
exclam6: "iEste hermano es mas
pirata que yo!" y procedi6 a hacer su
donaci6n.
La Iglesia sirvi6 posteriormente
como una escuela y fue abandonada
finalmente hasta que se permiti6 a la
orden de los Agustinos, a quienes el
Gobierno colombiano habia prohibido
en 1833 ejercer su labor en la rep6blica
junto a otras 6rdenes religiosas,
regresar a encargarse de la Iglesia en
1898.
Se comenz6 a restaurar la iglesia y

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


Csculturas de Angeles adornan la Palacio de Justicia, en la Plaza de
c6pula de la bella Iglesia de San Francia, Bob y Alida caminan por el
Francisco, en la Plaza Sim6n paseo amurallado en donde soldados
Bolivar, arriba. En la pAgina opuesta: del siglo XVII solian hacer rondas,
arriba, en mudo testimonio de la vigilantes de cualquier ataque pirata.
destreza de los artesanos de antafio,
el arco chato que servia de base a la
tarima en donde se presentaban
coros, a6n se conserve tras dos
siglos. Abajo, a poca distancia del






en especial el altar finamente tallado,
el cual fue cubierto con laminas de
oro Considerado una extraordinary
obra de arte, el altar es de construct.
ci6n totalmente criolla
Como es costumbre en las ciudades
espaholas, en el centro del Casco
Viejo hay una plaza en done se


construyeron la cathedral y los edificios
del gobierno. Se le conoce como Plaza
de la Independencia, porque fue el
sitio en done Panama declar6 su
independencia de Colombia, y tam-
blin como Plaza de la Catedral.
La primera piedra de la Catedral fue
colocada en 1688, y su construcci6n


OCTUBRE 1, 1981






continue en forma esporAdica por
mAs de un siglo hasta que fue
concluida. La Catedral tiene una nave
central, cuatro naves laterales y dos
torres con incrustaciones de madre-
perla traida de Islas de las Perlas. Las
campanas en las torres son famosas
por su agradable tonalidad y aun hoy
dia suenan para llamar a los feligreses.

Cerca de la Catedral se hallan las
ruinas del convento y la universidad
Jesuita. La Universidad de San Javier,
concluida en 1751, fue de corta
duraci6n en virtud de que los Jesuitas
fueron expulsados de PanamA poco
menos de veinte afios despubs. El
edificio se incendi6 en 1781.

Tambien en la plaza, hacia el sur,
permanece atn lo que fue original-
mente el Gran Hotel. Fue construido
en 1875 de techo mansarda, serial de
la influencia francesa de la epoca.
Comprado por la Compania del Canal
Frances el edificio fue la sede
administrative de la construcci6n del
Canal hasta que los Estados Unidos lo
adquiri6 junto a los demAs activos de
la Compaifia del Canal Frances por
cuarenta millones de d61ares. La
Comisi6n del Canal Istmico, la agen-
cia del gobierno de los Estados Unidos
a la que se asign6 la responsabilidad
de construir el Canal de PanamA,
utiliz6 el edificio como su centro de
operaciones.
MAs all de la oficina de correos estA
el Palacio Municipal. Alli tuvo lugar el
cabildo en donde se declar6 la
Independencia de PanamA de Espafia
en 1821 y de Colombia en 1903. La
estructura original fue demolida y
reemplazada en 1910 por el actual
edificio de estilo neoclAsico. No s61o
sirve de sede de las sesiones del
a Concejo Municipal de la ciudad de
Panama, sino que aloja tambien las
oficinas de la Academia Panamefia de
la Historia y al Museo de Historia.

Justamente frente a la Catedral se
halla el Hotel Central. Construido en
los afios de 1880, el hotel era de
propiedad de los hermanos Erhman,
Smiembros de prominent familiar pa-
nameria de origen frances. El hotel de
madera tuvo sus mejores dias. Entre
sus hubspedes figuraron buscadores
de oro que viajaban de o hacia
California; agents de la compaffia
constructora del canal frances y, afios
SmAs tarde, empleados de la Comisi6n

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


&n la pintoresca Plaza Sim6n
Bolivar, parte superior a la izquier-
da, se encuentra un monument al
famoso Libertador suramericano. En
la parte superior derecha, la escale-
ra de madera es el Anico recuerdo
que queda del esplendor que antaio
tuvo el Hotel Central. Arriba, el
antiguo Club Uni6n es ahora un club
de la Guardia Nacional. PAgina


opuesta: Arriba, las torres de la
Catedral con sus incrustaciones de
madreperla brillan con el sol. Abajo,
a la izquierda, los frondosos Arboles
y las bancas invitan a sentarse en la
Plaza de la Catedral. Abajo, a la
derecha, la Direcci6n de Correos
fue una vez el edificio de administra-
ci6n de la compatia del canal
francis.















R os Emerick hacen una pausa en
una de las residencias privadas
reacondicionadas en el Casco Viejo,
a la derecha. Entonces se dirigen al
Palacio Presidencial, abajo, en
donde las garzas dan un toque de
elegancia al patio del palacio, al
extreme derecho. En la phgina
opuesta: el paseo conclude con una
parada en el Teatro Nacional, cuyas
elegantes puertas de la entrada
apenas dan una idea de la opulencia
interior.


del Canal Istmico.
Dos cuadras al norte del parque, en
la Calle 5a., se encuentra el Palacio
Presidencial. El palacio fue construido
por el Juez Luis de Lozada Quifi6nez,
uno de los dos miembros de la "Real
Audiencia" que se hallaba en Panama
cuando muri6 de repente el gober-
nador en 1673. El juez no titube6
encargandose inmediatamente de las
riendas del gobierno.
Lozada decidi6 construir una com-
binaci6n de residencia y oficina en el
lugar mAs estrategico de la ciudad.
Emple6 materials enviados de Es-
pajia para la construcci6n de la nueva
ciudad, desvi6 fondos enviados desde
Per6 con igual fin, tom6 esclavos que
habian sido asignados a la construc-
ci6n del foso de defense de la ciudad y
los emple6 en la construcci6n de su
propia casa.
Edificada en piedra, la casa era la


mAs grande construida en su epoca.
Contaba con suficiente espacio como
para almacenar el oro traido de los
puertos del sur, asi como los articulos
transportados desde Espafia para los
comerciantes de las colonies al sur. Y
la ubicaci6n permiti6 al juez mantener
estrecha vigilancia sobre los barcos
que comerciaban con Per6.
El Concejo de la ciudad protest
ante el rey por este abuso de los
fondos publicos y de los trabajadores,
sefialando ademas que Lozada estaba
muy ocupado construyendo su propia
casa como para tender los asuntos
ptblicos.
Carlos II, en respuesta a las
querellas, coloc6 al Obispo de Pa-
namA al frente del Gobierno; pero no
fue hasta la muerte de Lozada que el
edificio qued6 fuera de su control y se
convirti6 en la Aduana del Pacifico.
Posteriormente, el edificio fue em-


pleado como dep6sito y durante
various afios funcion6 como escuela.
Finalmente, en 1875, fue destinado
como residencia de los gobernadores
colombianos del Departamento de
PanamA y a partir de 1903 como sede
de la Presidencia de la nueva repiblica
independiente. En 1922, el Presidente
Belisario Porras orden6 la renovaci6n
que le dio el carActer morisco.
En el Palacio hay hermosos salones
decorados con murales del pintor
panameiio Roberto Lewis, y en el
tercer piso hay un "penthouse"
ocupado por el Presidente y su familiar.
Pero lo m6s impresionante es el patio
justamente a la entrada, dentro del
Palacio con su pequefia fuente y sus
pilares con incrustaciones de madre-
perla. Desde 1922, garzas vivas se
movilizan de uno a otro lado en el
patio, dsndole al edificio el nombre
con que tambidn se le conoce, el

32 OCTUBRE 1Q, 1981














































Palacio de las Garzas.
Al sureste del Palacio, sobre una
pequefia plaza en la Calle 3a. se halla
el Institute Bolivar, un plantel educa-
tivo mixto. En este edificio, que fue
originalmente el Convento de San
Francisco, se encuentra el sal6n en
donde se redne la Sociedad Boliva-
riana. Este sal6n, recientemente res-
taurado, sirvi6 de scenario al Con-
greso de PanamA organizado por
Sim6n Bolivar en 1826. En ceremonia
efectuada aqui en 1956, y a la cual
asistieron el Presidente Eisenhower y
los jefes de estado de todos los paises
latinoamericanos, se conmemor6 el
Congress.
Bolivar, considerado el Libertador
de Sur America del dominio espafiol,
convoc6 el Congreso para considerar
la formaci6n de una Uni6n de Estados
Hispanoamericanos. Aunque el pro-
pio Bolivar no asisti6 y el Congreso

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


result infructuoso, sus ideales ain
viven y son alentados con esperanza
por muchas naciones latinoameri-
canas.
A una cuadra del Instituto Bolivar
estA el Teatro Nacional. Construido
en 1907, el teatro fue totalmente
restaurado hace poco y present una
elegant belleza. La estructura es de
estilo neobarroco y el interior estA
decorado en terciopelo rojo y dorado,
con murales en su cielo raso pintados
por Roberto Lewis. El Teatro tiene
una excelente acistica y cinco niveles
con asientos para 995 personas.
El Teatro Nacional estA frente al
mar. A dos cuadras al sur se halla la
Plaza de Francia, en donde iniciamos
la excursi6n.
El actual program de renovaci6n
del casco viejo iniciado por el Instituto
Panamefio de Turismo incluye el
refuerzo de las bases y la restauraci6n


de los elements decorativos y
estructurales de los edificios y las
ruinas. Donde es necesario, las
paredes son inyectadas con cemento
especial para darle fortaleza mientras
que otras estructuras son cubiertas
con material especial para la pro-
tecci6n contra los elements. El
proyecto, estimado en $2.5 millones,
m6s que embellecer el casco viejo,
tiene el objetivo de proteger los
edificios y plazas hist6ricas de Pa-
nama que hacen recorder su fas-
cinante y variado pasado.
El pasado de la ciudad como puente
para el transport de enormes ri-
quezas, oro y mercancias de toda
clase hace trescientos afios, augu-
raban el papel que juega hoy dia
PanamA como puente del mundo
reflejado en la gran cantidad de barcos
y bienes de muchas naciones que
transitan el Canal.


t~j"i\

































Hi








:PI
46S
















MEW
c-!,. 4.








El Comercio de CHINA y el CANAL


Articulo y Fotografias

por Willie K. Friar

EL BARCO ERA EMPEQUENE-. '
cido por el gran tamario de los :
cisternas que transportan el petr61eo :
de Alaska por el Canal de Panama, y .
su carga era pequefia comparada con
la carga de los enormes barcos de .
furgones que se proyecta sobre las :
esclusas.
Aun asi, el Wumen, un carguero de 0
475 pies de largo y 66 pies de manga,
llam6 la atenci6n en el Canal. Navega
bajo la bandera de la Repiblica
Popular de China. Los trAnsitos de
naves bajo esta bandera eran raros
hasta antes del afio pasado, oscilando
su numero de cero en los inicios de la
decada de los '70 hasta un mAximo de ..
uno el afio fiscal 1977. No obstante,
durante el afio fiscal 1980 los tr6nsitos
de barcos chinos aumentaron a 29,
aproximadamente un 300 por ciento
con respect al afio anterior, y para
1981 se espera que esa cantidad se
duplique en exceso hasta alcanzar
aproximadamente 65 trAnsitos.
MAs important aun ha sido el
incremento en el comercio de y hacia
China que utiliza el Canal, por barcos
de distintas banderas. Ese comercio
aument6 de menos de un mill6n de
toneladas los anos fiscales 1976 y 1977
a 3.2 millones de toneladas el afio fiscal
1979, saltando a 8 millones de
toneladas el afio fiscal 1980. Este afio
la carga originada o con destino a
China superar6 los 11 millones de
toneladas, representando cerca del
6.5 por ciento del comercio por el
Canal.
Dos factors han sido determinan-
tes en el hecho de que China utilice
mas el Canal de Panama. Uno ha sido
el tremendo crecimiento de la flota
mercante china y el otro ha sido la
ejecuci6n de los acuerdos comerciales
entire China y los Estados Unidos .
suscritos en 1980.
La flota mercante china ha crecido .
de unos 250 buques con aproxima-
damente 1.2 millones de toneladas de
peso muerto en 1970 a mAs de 850 l 3
buques y aproximadamente 7 mi- . .
Ilones de toneladas de peso muerto :"' .,


36 OCTUBRE 1Q, 1981








































Transportando
carga a China

En las paginas centrales, dos barcos
de la Repiblica Popular de China
pasan las Esclusas de Pedro Miguel el
28 de julio transportando trigo de los
EE.UU. de Nueva Orleans a China. El
Yunghai, que transport 31,966 tone-
ladas largas, pag6 $26,898 en peajes, y
el Huanyang, que aparece entrando a
la cAmara izquierda con una carga de
24,388 toneladas largas, pag6
$22,718. A la izquierda (arriba), el
Wumen aparece anclado en el rio
Huangpu, tras haber cruzado el
Canal y haber viajado casi medio
mundo. Este buque transit el 23 de
octubre transportando carga general
de Houston, Texas, y de Jacksonville
y Panama City en Florida. El
representante del Wumen y de todos
los barcos COSCO en el Canal es
Pacific Ford, S.A. Ayudado por un
remolcador, el barco de bandera de
los EE.UU. Pride of Texas, a la
izquierda, cruza el Canal rumbo a
China con 34,430 toneladas largas de
trigo. De propiedad del Connecticut
Bank and Trust Company, el buque
es representado en el Canal por Boyd
Bros. Steamship Agencies, Ltd.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


hoy dia. Ademas, se estima que los
barcos bajo registro en Hong Kong y
bajo otras banderas, pero controlados
por la Repdblica Popular China
superan los 2 millones de toneladas y,
el afio pasado, el pais tenia progra-
mado afiadir de 1 a 1.5 millones de
toneladas mas a su flota.
Parte important de ese tonelaje es
empleado en el comercio de China via
el Canal de Panama, principalmente a
y de los Estados Unidos. El comercio
entire los Estados Unidos y China ha
aumentado sustancialmente desde
que se inici6 la ejecuci6n de los
acuerdos comerciales entire ambos
paises. Entre los aspects mAs im-
portantes de los convenios figuran la
inclusion de China entire las naciones
mas favorecidas y el comercio de
granos. Estos aspects de los acuer-
dos han convertido a China en el
cuarto mercado en el mundo para los
products agricolas de los Estados
Unidos.
El convenio EE.UU.-China en ma-
teria de granos comprometi6 a China
a comprar y a los Estados Unidos a
abastecer de 6 a 9 millones de
toneladas metricas de trigo y maiz por
afio durante el period de cuatro afios
que se inici6 el 1Q de enero de 1981.


MOVIMIENTO SELECTIVO
DE ARTICULOS ORIGINADOS EN O CON DESTINO
A LA REPUBLICAN POPULAR CHINA
AliO FISCAL 1980
(Tonelodas largas)



A CHINA
Trigo ................... ...................... 2,730,653
Maiz .................................... ... 1,264,508
Frijol de soya .................................... 846,302
Azucar .......................................... 435,957
Algod6n ......................................... 360,010
Fosfatos.................................... 284,759
Manufacturas de hierro y acero .................... 227,224
Papel y derivados ................................. 210,901
Otros ................... ... . ...... 646,569
Carga total con destino a China .................. 7,006,883
DE CHINA:
Minerales......................................... 596,195
Gasolina .................... .................... 315,614
Otros ................... ..................... 91,511
Carga total procedente de China ................. 1,003,320
Total de carga de y hacia China ....................... 8,010,203
Total de Carga Comercial por el Canal.................. 167,214,955
Porcentaje del total de Carga Comercial del Canal........ 4.8%


China puede comprar mas de 9
millones de toneladas metricas, pero
debe notificar previamente a los
Estados Unidos de su intenci6n de
hacerlo.
Los granos de los Estados Unidos
se han venido transportando a China
desde la reanudaci6n del comercio
entire ambos paises en 1972, pero el
volume annual ha fluctuado enorme-
mente de cero en algunos afios hasta
aproximadamente 4 millones de tone-
ladas en el afio fiscal 1974 y 4.8
millones en 1980. En nueve meses del
afio fiscal 1981 la venta de granos a
China via el Canal de Panama ha
alcanzado cerca de 5.2 millones de
toneladas y se espera que llegue
aproximadamente a los 6.5 millones
de toneladas a fines de afio.
El convenio de granos regular el
comercio entire ambos pauses, ase-
gurando de esa manera un alto nivel
de movimiento por el Canal. Mas aun,
aumentos por sobre las cantidades
aseguradas en el acuerdo pudieran
producirse. Segtn los terminos del
acuerdo, entire el 80 y el 85 por ciento
del grano es trigo, mientras que s6lo
del 15 al 20 por ciento corresponde a
maiz. En virtud de que el maiz se
emplea principalmente como alimento
para animals, esta baja relaci6n del
maiz con respect al trigo sugiere que
no se producir6n aumentos mayores
en la importaci6n de alimentos para
los pr6ximos afios.
El continue crecimiento demogra-
fico de China, que actualmente se
aproxima a los mil millones de
habitantes, podria representar no s61o
una mayor demand de products
agricolas sino de otras exportaciones
de los Estados Unidos, dependiendo
ello de los futures acontecimientos
politicos y econ6micos de China.
El Departamento de Comercio de
los Estados Unidos patrocin6 la
Exposici6n Nacional en Peking en
noviembre de 1980, reconociendo a
China como mercado potential para
el equipo y la tecnologia de los EE.UU.
Doscientas cuarenta firmas apro-
vecharon esta oportunidad de ex-
poner sus products, reunirse con
funcionarios de diversas industries
chinas y de tener una impresi6n
direct de ese pais y de su pueblo.
En las paginas siguientes se presen-
tan escenas de la exposici6n efectua-
da en el Sal6n de Exposiciones de
Pekin, durante los 11 dias en que
estuvo abierta.








Exposici6n de
EE.UU. en Pekin
Desde la izquierda en el sentido
contrario a las manecillas del reloj:
Dentro del Sal6n de Exposiciones de
Pekin, las banderas de los EE.UU. y
China adornan las paredes en donde
se exhiben equipo y servicios de los
Estados Unidos. La torre blanca que
se levanta del edificio de la feria
commercial lo convierte en punto
destacado de la capital. Un grupo de
chinos escucha las explicaciones de
un expositor norteamericano de
computadoras. Funcionarios de la
China Ocean Shipping Company
firman un menui en un restaurant
chino antes de entregarlo a la autora
de este articulo. COSCO, la agencia
gubernamental china responsible de
la administraci6n maritima, colabor6
en la preparaci6n de este reportaje
arreglando reuniones con funciona-
rios navieros de Pekin, Cant6n y
Shangai asi como brindando facili-
dades para las tomas fotograficas.
Iniciada en el afio 403 A.C., la Gran
Muralla china de 3,750 millas es, igual
que el Canal de PanamA, una de las
maravillas de ingenierla del mundo.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 39


38 OCTUBRE 1Q, 1981







EXPOSHIP '80: Exhibici6n de Panama y del Canal


LA COMISION DEL CANAL
de PanamA particip6 junto a
Panam6 en EXPOSHIP '80, la exposi-
ci6n maritima international celebrada
en Hong Kong del 17 al 21 de
noviembre, que present bienes y
servicios de todos los sectors de la
industrial naviera.
Una exhibici6n de fotos present
un perfil gr6fico del Canal en el
impresionante pabell6n de Panama.
La Comisi6n ofreci6 una pelicula de
un tr6nsito por el Canal y panfletos
informativos en ingles, espafiol, chino
y japonds a mAs de 500 delegados de
todo el mundo que visitaron la
exposici6n y asistieron a la Confe-
rencia Comercial y Maritima del
Lejano Oriente celebrada el 19 y 20 de
noviembre.
La exposici6n, organizada por la
firma editor de Seatrade y levantada
sobre la azotea del Terminal Maritimo
de Kowloon que divisa la extraordi-
naria belleza y la febril actividad del
puerto de Hong Kong, permiti6 a los
delegados la oportunidad de observer
las iltimas innovaciones tecnicas en la
navegaci6n y de discutir los proble-
mas de la comunidad maritima
international y el future de la industrial
naviera.
El punto central de la exposici6n era
China, y el primer dia de la Conferen-
.- cia Maritima se desarroll6 el tema, "El
Desarrollo Maritimo de la Repdiblica
Popular de China y su Relaci6n con
SHong Kong".

EXPOSHIP '80V
en Hong Kong
A la izquierda (arriba), las siluetas de
un barco de la Armada de los EE.UU.
y de un junco chino se proyectan
contra el crepiisculo en el Puerto de
Hong Kong al regresar los delegados
de EXPOSHIP '80 en el trasbordador
a sus hotels en la isla de Hong Kong.
A la izquierda, Marcela De La
Espriella de Martin, esposa del
C6nsul General de PanamA en Hong
Kong, corta la cinta inaugural del
pabell6n de PanamS, mientras su
esposo Gary Martin (a la izquierda),
sus dos hijos y miembros de la
delegaci6n official de PanamS ob-
servan la ceremonia. A la derecha, la
hija de los Martin, Lill Judith, una de
las gulas frente al pabell6n.


40 OCTUBRE 19, 1981






r~C ru -r~


/I


/


-*m


~i~.4
ra Ia


i "'
.9:


TIM \
1%~
t 14'


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


/ 00o


A T


A. 7


-"iJ
9%60









Exposici6n maritima de
Seatrade International
A la derecha, en el orden usual: vistas
de la exposici6n maritima interna-
cional de Seatrade incluyen el pa-
bell6n de Hong Kong, dedicado at
turismo; las banderas de las naciones
maritimas de todo el mundo ondean
en el Terminal Maritimo de Kowloon,
en donde se efectu6 la exposici6n;
uno de los famosos restaurants
flotantes de Hong Kong; la exhibici6n
de la Repiblica Popular de China, que
destac6 su industrial naviera; el ex
secretario de la Comisi6n del Canal
de Panama, Tom Constant, y su
esposa Clarine, aparecen con el
subdirector de la Autoridad Portuaria
de Panama, George Fisher, y Gil-
berto Harris, de la oficina de la
Direcci6n General Consular y de
Naves en Nueva York, durante una
visit al pabell6n de Panama; y una
secci6n del pabell6n de Panama, uno
de los m6s grandes, que present
exhibiciones del Canal, la Zona Libre
de Col6n, actividades maritimas,
pesca y turismo.




H ."IN .O,.SB, I



CHINA CORPORATION OF SHIPBUILDING IN




17,


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 43


42 OCTUBRE 1g, 1981







Por Susan K. Stabler

CENTRE LOS MESES DE DI-
ciembre y mayo, cuando las
brisas en el Istmo hacen desaparecer
pen6dicos de las escaleras o levantan
faldas en menos tiempo de lo que
toma decir ;Ileg6 el verano!, los
residents del Area del Canal suelen
dedicarse a vuelos de fantasia.
El rumor de las palmeras y el crujir
de los bambdes es todo lo que
necesitan los entusiastas de las
cometas en PanamA para saber que
estA soplando una buena brisa y que
es hora de lanzar la cometa.
Desde 1976 los aficionados del
sector AtlAntico han venido cele-
brando anualmente un concurso de
cometas Charlie Brown que coincide
con la quema de Arboles de Navidad
en Coco Solo. El fundador del
concurso, Dr. Mel Boreham, dice que
aficionados a las cometas de todas las
edades, desde bisabuelos hasta pe-
quefiines de afio y medio. participan
en el event.
Aunque se trata de una diversion y
la competencia es amigable, los
preparativos no son, en modo alguno,
tornados con ligereza por los parti-
cipantes. Semanas antes del torneo, la
Biblioteca de la Escuela Secundaria de


Crist6bal pone en reserve libros sobre
la construcci6n y forma de elevar
cometas. Alli, los potenciales con-
cursantes desarrollan planes y toman
notas sobre tecnicas de volar cometas
en la esperanza de vencer en la
competencia que se celebrara ese
gran dia.
Los premios se adjudican de
acuerdo a normas tradicionales-la
cometa mas vistosa, la cola mas larga,
la mayor altura alcanzada, la mejor
cometa confeccionada en casa, etc.--
pero se han otorgado distinciones
especiales en forma espontAnea cuan-
do las circunstancias lo han ame-
ritado.





Las Cometas


son una


Diversi6n ...




El "Gran Premio de los Cordeles
Enredados" parecia lo adecuado, por
ejemplo, para los cordeles de cinco
cometas que se enredaron creando un
confuso problema aereo. Y el "Premio
al Vuelo del Ave Fenix", que reme-
mora el ave de la mitologia egipcia que
se prendi6 y surgi6 de sus cenizas
para convertirse en simbolo de la
resurrecci6n, cabia como anillo al
dedo para un joven que hizo su propia
cometa. La cometa, hecha con un
marco de fr6giles ramas secas vol6
brevemente para luego caer al suelo,
de donde su disefiador y constructor
la recogi6 para proceder paciente-
mente a reconstruirla y volarla de
nuevo.
Algunos concursantes, como David
y Scot Hudson, Ilegan hasta a ordenar
complejos juguetes voladores de los
Estados Unidos para el torneo. Su
acrobAtica cometa de dos lineas,
conocida como "Sky-ro-Gyro", luce
una majestuosa cola roja de 70 pies y
cost, segin dijo Scot, "diecis6is
d6lares con cincuenta centavos, m6s
el porte de correos".
Las competencias de cometas


como la que se celebra aqui son nada
comparadas con los disputados cer-
t6menes de cometas de Nagasaki
iniciados hace centenares de afios y
que ain hoy dia se realizan en el
Jap6n. El prop6sito del juego se
resume en la frase "divide y vencerAs".
Cada participate tiene una pequefia
cometa, generalmente de menos de
una yarda de largo, con o sin cola, que
volara a gran velocidad en cualquier
direcci6n. El cordel de la cometa es
impregnado con vidrio en polvo o
porcelana usando clara de huevo u
otra sustancia viscosa y adhesive. El
cordel se convierte en una navaja a
gran altura que, guiado por la mano de
un competitor diestro, puede cortar
el cordel de un oponente y dejar su
cometa al garete.
Las competencias de cometas se
han extendido a otros paises, y la
India, en particular, reclama un lugar
de excelencia en este deported. Cabe
anotar que las competencias de
cometas no son juego de nifios: la
lucha es dura, terminando frecuen-
temente en violencia, y este deported
ha sido prohibido desde hace muchos
aflos en Malasia por esa raz6n.
Se atribuye a los chinos el invent
de la cometa, pero ella tiene un lugar
en el firmamento de casi cada rinc6n
del mundo desde hace mas de 2,000
aflos. Antiguos pescadores malayos
suspendian levemente sus cuerdas de
pescar con carnada de cometas en
forma de hojas para evitar ahuyentar a
los peces. En Polinesia, se ha credo
por muchos afios que las cometas son
un medio para comunicarse con el
cielo. Las cometas son en su gran
mayorla de tela hecha de corteza
Ilamada "tapa" en combinaci6n con
madera, juncos, plumas y conchas.

44 OCTUBRE 1", 1981


La cometa apareci6 en Europa
aproximadamente en el siglo XV. Para
el siglo XVIII la ingeniosa mentalidad
de los occidentales no veia fin a los
usos potenciales de ella. La cometa se
convirti6 en instrument de investi-
gaci6n cientifica, como el caso de la
famosa cometa empleada por Ben-
jamin Franklin en su experiment con
rayos durante una tormenta. Colo-
cando en ella term6metros, la cometa
se emple6 como medio para deter-
minar la temperature a distintas
altitudes. La cometa tambidn desem-
pefi6 un important papel en la


y trabajo...


cometa sobre los muros de un palacio
que tenia sitiado, a fin de medir la
distancia entire sus hombres y la
fortaleza para poder construir un
tinel suficientemente largo como para
que sus tropas pudieran entrar.
Nuevamente las cometas fueron
utilizadas para obtener ventajas mili-
tares doscientos afios mAs tarde,
seg6n la leyenda, cuando el ejercito de
la Dinastia Han indujo a las asustadas
tropas enemigas a retirarse tras volar
cometas con bambies zumbadores
sobre el campo enemigo a plena
noche.
Cometas de suficiente tamafio
como para llevar a un hombre eran
utilizadas por los chinos como pues-
tos de observaci6n. Posteriormente,
cuando se observ6 la aparente
tendencia de las cometas a precipi-
tarse a tierra y hacerse afiicos, el
colocar hombres en las cometas se
convirti6 en una forma de castigo.
Tan vinculadas estAn las cometas
en el folklore y la historic china que


Dos nilios y dos cordeles,
abajo a la izquierda, estin
conectados a una sola cometa
en el caso de la cometa
"Sky-ro-Gyro", de David y
Scot Hudson, a la izquierda.
Abajo, a Leslie Griffin le
gusta volar cometas pero para
hacerlo la hija de la autora
del articulo deberi prescindir
de los cordeles enredados.




adn hoy dia el noveno dia del noveno
mes se dedica a celebrar el Dia de la
Cometa o el "Festival del Ascenso."
Por tradici6n, ese dia los chinos de
todas las edades Ilenan los cielos de
pintorescas cometas de una infinidad
de formas y tamafios a fin de alejar la
mala suerte durante todo el afio.
En contrast con los chinos, la
devoci6n de los japoneses por las
cometas era al principio religiosa y
ceremonial mAs que tecnol6gica y
funcional. Mientras que las cometas
chinas eran bAsicamente rectangu-
lares, las cometas japonesas eran
disefiadas en forma de mariposas,
peces, tortugas, aves, dragones, mur-
cidlagos y deidades.
En el siglo XIX, los japoneses
crearon el "wan-wan", una cometa
inmensa de 90 pies de diAmetro,
confeccionada con 3,000 A1minas de
papel que pesaba una tonelada y cuya
cola media 430 pies de largo.
Hoy dia, Hamamatsu, en el Jap6n,
celebra un festival annual sobre la


construcci6n del primer aeroplane de
los hermanos Wright. Ellos experi-
mentaron con cambios en la posici6n
de la superficie de despegue de una
cometa especialmente disefiada, a fin
de establecer el efecto sobre el vuelo
segIn fuera la configuraci6n.
El folklore chino abunda en his-
torias sobre cometas. De hecho, la
teoria mAs aceptada sobre su origen
figure en una leyenda sobre un general
chino llamado Han Hsin (196 A.C.).
Seg6n la leyenda, el general vol6 una


S. ... :.....











ipero much

mas


diversion!




confecci6n y el vuelo de cometas
gigantes, si bien las dimensions
distan de ser tan ambiciosas como las
originales "wan-wan".
Las cometas forman parte esencial
en la celebraci6n de importantes
fechas todos los aios en el Jap6n,
incluyendo el "Festival de los Niios" el
5 de mayo. Ese dia, cometas en forma
de peces ondean sobre astas colo.
cadas frente a las casas de los
japoneses, una asta y una cometa por
cada nifo de la farilia.
Si bien ninguna otra regi6n del
mundo puede igualar al Oriente en la
creaci6n de cometas ex6ticas y raras,
los Estados Unidos estc adn a la
vanguardia en la producci6n y venta
de cometas. La afici6n por volar
cometas esta adquirendo gran po-
pularidad en el mundo occidental, con
el resurgimiento de las actividades al
aire libre.
Ya sea usted uno de los miembros
de la comunidad del sector AtlAntico
que participa en los concursos Charlie
Brown, o sea miembro de la co-
munidad japonesa que ayuda a lanzar
una "wan-wan", lo cierto es que
prevalece el espiritu de diversi6n.,
Pues, cuando la cometa se remonta al
firmamento, el espiritu del hombre se
eleva con ella.





El izar comets en forma de
peces es parte del traditional
"Festival Infantil" en la
Escuela Japonesa de Panama.
Cada cometa represent a un
miembro de la familiar.


OCTUBRE 1, 1981








































Iru'c'

ii
Irr~S"ti
It ',
1 r,,F.r.i i

f. I ~b'
21~
B
;:J

-r


~fc '~c~
~
:
jF~ ~4~
~clr


,~4I


F

I








NTRE LOS VIEJOS PANAMEROS, LA PALABRA
"chino" no solo se refiere a personas chinas sino a la
tienda de la esquina, en recuerdo de las primeras d6cadas
de este siglo, cuando casi siempre la tienda de la esquina era
propiedad de un chino. Desde entonces, el papel de los
chinos en Panamb se extiende much m6s all de la
esquina, para alcanzar todas las facetas de la vida
panamefIa.
Nadie sabe con precision cundo Ileg6 el primer chino a
PanamA. Ciertamente, en el libro titulado "Columbus was
Chinese" (Col6n era Chino), su author Hans Breuer planted
que en tiempos prehist6ricos los continents Norte y
Suramericano recibieron por siglos la visit de inmigrantes
asihticos, ya sea por el puente terrestre que existia
entonces en Alaska en el Estrecho de Bering o bien atrav6s
de ]as expediciones de pescadores desviados de su curso y
empujados por el viento y las corrientes a cruzar el ocdano.
Hay fuertes evidencias en el apoyo de ambas teorlas.
En todo caso, en la dpoca modern la presencia de los
chinos en PanamA data de fines de los 1800.
En primer lugar, ,qud los trajo al Istmo? Hasta donde se
sabe, no salieron de su pals con rumbo precisamente a
PanamA pero mAs bien en busca de una vida mejor en
cualquier lugar.
La guerra con los brit6nicos, seguida por la humillante
derrota frente a la naci6n de la pequefla isla del Jap6n,
sumado a problems interns, sumieron a la China en el
caos y la confusion. Los chinos abandonaron China en
grades cantidades aproximadamente a fines de los 1800 y
a principios de los 1900 por las mismas razones que otras
gentes han dejado sus tierras nativas a lo largo de los
siglos-buscar alivio y nuevas esperanzas cuando las cosas
se hacian imposibles en el terruflo. Se calcula que unos
100,000 chinos pasaron por PanamA durante ese perlodo en
viaje a otros destinos en Amdrica Latina.
Como raza, la china ha sido una de las mAs
estereotipadas. Particularmente interesante es, no obs-
tante, que el estereotipo ha cambiado con el correr de los
aflos. Mientras que a los primers chinos que Ilegaron a
vivir a PanamA se les consideraba misteriosos, reservados y
revoltosos, ahora se les mira como personas industriosas,
inteligentes, corteses y pacientes, con gran respeto por los
mayores y por la familiar.
No es dificil suponer c6mo se desarroll6 el estereotipo
original, pues los chinos vinieron de una cultural en donde
todo-la lengua, tanto escrita como oral, la ropa, la religion
y las costumbres-era totalmente distinto de cualquier
cosa conocida en esta parte del hemisferio. Estas
diferencias los convirtieron en series inaccesibles y unidos
entire ellos, aislAndolos y convirtidndolos en personas no
dignas de confianza.
La historic de los chinos en PanamA, como en otras
parties del mundo, ha tenido sus altas y bajas. Trabajadores

Janet Len-Rios, director del SPILLWAY de la Comisidn del
Canal de Panamd, estd casada con Felipe A. Len-Rios, chino-
panamelao empleado como ingeniero civil en la Direccidn de
Ingenierla y Construccidn. El padre de Felipe, Antonio Len,
emigrd de Cantdn, China, a Chiriqul, ReptIblica de Panamd, a
mediados de los 1920'. All conocid a su esposa, Filomena Rios
de Len, quien ahora vive en Coldn. Los Len-Rios tienen dos
hijos chino-panameflo-norteamericanos, Antonio y Marfa.


chinos, quienes contribuyeron enormemente a la cons-
trucci6n de los ferrocarriles en los Estados Unidos, tambi6n
fueron contratados para ayudar a construir el Ferrocarril de
PanamA. Fuentes hist6ricas difieren en el ndmero exacto de
chinos que vinieron, pero era probablemente cerca de un
miller.
Los trabajadores chinos ganaron rApidamente la estima
de sus empleadores por su espiritu industrioso. A pesar de
su baja estatura, ellos igualaron y hasta superaron la
capacidad productive de cualquier otro grupo national que
labor en el ferrocarril.
La participaci6n de los chinos en el ferrocarril fue de
breve duraci6n. Lo que ocurri6 es historic muy conocida.
Segin la historic, despues de muy poco tiempo en el
Istmo los chinos fueron presa repentinamente de
"melancolla" que los llev6 a suicidarse por centenares, ya
sea colgAndose con su larga y trenzada cabellera de los
Arboles o introduciendose instruments filosos.
La historic de los suicidios es aparentemente cierta, si
bien nadie estA completamente seguro de c6mo o por qu6
ocurrian. Algunos dicen que la depresi6n era consecuencia
de la malaria; otros insisted que era ocasionada por la
suspension de una raci6n diaria de opio que se le habia
prometido a los trabajadores chinos en el contrato.
No existe explicaci6n que se pueda verificar de to que
ocurri6, y lo mas probable es que los suicidios hayan sido
product de una. combinaci6n de factors. La vida en el
Istmo no era fAcil para nadie, pero debi6 ser particular-
mente dificil para los chinos por la enorme brecha cultural
que existia entire ellos y la poblaci6n native, asi como entire
los chinos y otros grupos contratados para trabajar en el
ferrocarril. A ello se sum6 el calor y la lluvia, las
enfermedades y la muerte que acosaron a los trabajadores
de la construcci6n.
Para evitar mayores incidents, la compafiia del
ferrocarril recogi6 la mayor cantidad de chinos que adn
quedaban vivos y los envi6 a la colonia china en Jamaica, en
la esperanza de que alli encontraran los factors
ambientales y culturales que les permitieran sobrevivir.
Aparentemente, algunos chinos trabajaron en el esfuerzo
frances de construir el canal, pero Estados Unidos no los
emple6 en la construcci6n de la via acuAtica. El Coronel
John Stevens, ingeniero jefe del canal, estuvo muy


Los chinos
influyen
en la cultural
panamela


En la pAgina 47, un mdtodo traditional
de riego se aplica en el huerto chino en
Margarita. Arriba desde la izquierda en
el orden usual, un drag6n del Carnaval
donado al Museo del Hombre
Panamefio forma parte de la exhibici6n
china; Sybil Harley Lam recibe
tratamiento de acupuntura por el Dr.
Julio Cesar Wong; adornos arquitec-
t6nicos le dan sabor oriental a un
restaurant local; Josd Chan muestra a
su cufiada Margarita y a su sobrina
Cristi un antiguo metodo de las
matemAticas; Virginia Tam Le6n-
Guerrero observa una exhibici6n en la
reciente exposici6n de la Rep~blica
Popular de China en PanamA; y bella
porcelana importada puede obtenerse
en los almacenes de la localidad.


48 OCTUBRE 1, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol







entusiasmado con la idea de emplear chinos e invit6 a
formular propuestas para la contrataci6n de hasta quince
mil chinos. No obstante, se arm6 un alboroto contra la
importaci6n de chinos para trabajar en la Zona del Canal
por un gobierno que desde 1882 habia prohibido la
importaci6n de mano de obra china en su propio pals.
De los chinos que Ilegaron a PanamA durante la
construcci6n del canal frances, se cree que muy pocos
trabajaron en la construcci6n. La mayoria abri6 pequefos
talleres, tiendas, barberlas y bodegas de licor.
El exito de los chinos en los negocios es casi una leyenda
en Panama. A los chinos, igual que a cualquiera, le gusta
hacer dinero, pero su filosofla en los negocios es
conservadora, y siempre han estado dispuestos a trabajar
largas horas para recibir a cambio una ganancia pequefia
pero segura. k "
Mucho antes de que hubiera carreteras, los chinos
figuraron entire los primeros en llevar sus products
agricolas del interior a Panama para la venta en las
ciudades. Viajando en carreta, los comerciantes chinos
Ilevaban products tales como articulos de ferreterla y ropa
al interior para canjearlos por products agricolas.
Ademas de dedicarse al comercio, los chinos se
dedicaron a la agriculture y desarrollaron huertos,
abasteciendo de frutas y vegetables a los trabajadores de la
6poca de la construcci6n del canal. Durante la epoca de la
construcci6n del canal por los Estados Unidos, se expedian
licencias a los chinos para que operaran en la Zona del
Canal, en donde cultivaron products agricolas para los
comisariatos y vendian de puerta en puerta vegetables en
canastas sostenidas por balancines colocados en sus
hombros.
QuizAs fue la preferencia de los chinos por una gran
variedad de los vegetables que los indujo a convertirse en
horticultores. En PanamA introdujeron una gran cantidad
de vegetables no usados comdnmente en la cocina "
panamefia, entire ellos diferentes classes de hojas de '
mostaza, espinacas, el brote de la soya y la deliciosa batata
china. Los vegetables son cocinados de manera perfect, a
fin de preservar el sabor, color y la textura que halagarian
aun al m6s exigente paladar occidental.
Laborando con la misma consagraci6n que les mereci6 la
fama de ser buenos trabajadores en los dias del ferrocarril,
los chinos adquirieron reputaci6n de ser excelentes
horticultores, produciendo cosechas con sus antiguos
m4todos en predios de tierra arcillosa, al tiempo que otros
fracasaban empleando equipos mAs modernos en tierras de
mejor calidad.
Mencione la palabra "chino" y lo primero que much
gente pensarA es en la comida, pues el recuerdo de haber
saboreado plates chinos tiende a perdurar aun cuando ha
pasado la sensaci6n de "llenura". Los chinos tienen fama de

Denise Manfredo, esposa del
TO Subadministrador de la Comisi6n
y Fernando Manfredo Jr., atiende a
miembros de la familiar que la visitan en .
visits su casa en Balboa Heights. La Sra.
Manfredo es chino-panamefia de cuarta
generaci6n. .


ser maestros en el arte de cocinar, y la comida china tiene la
reputaci6n de ser no solo deliciosa sino econ6mica.
Los chinos son por tradici6n apegados a la familiar. Un
viejo proverbio chino dice que el mejor trabajador que
puede uno emplear es a un miembro de la familiar, y la gran
mayoria de las empresas chinas son de famillas. Aunque los
chinos siempre respetan a las personas instruidas, no
siempre creen en la necesidad de una gran educaci6n para
una persona sencilla, bajo el concept de que un joven
instruido podria buscar empleo fuera de la familiar. En
consecuencia, los hijos suelen ser educados al nivel en que
podrian ser tiless a la empresa familiar, y no mAs alli.
Una de las razones de que los inmigrantes chinos se
mantuvieran aislados era el temor de que al relacionarse
con otros sus hijos pudieran perder sus valores
tradicionales y olvidar sus costumbres. Hasta fines de la
decada de los '30, los chinos que vivian en Panam,
intentaron, hasta donde les fue possible, enviar a sus hijos a
China para que recibieran alli al menos parte de su
educaci6n en la esperanza de que la experiencia
fortaleciera y enriqueciera su identidad china.
Esta negative inicial de asimilarse a la cultural podria
haber sido el factor que mhs contribuy6 a crear esa aurade
misterio y de temor que rode6 a los inmigrantes chinos en
PanamA, y ella fue quizbs product del recuerdo secular de
sus antepasados de siglos atrAs cuando la China estuvo
aislada literalmente de todo el mundo.
Un ejemplo de ese velo de misterio y temor fue el nombre
"Salsipuedes" que se dio a una calle en la secci6n commercial
de la ciudad de PanamA, en donde vivia la mayoria de los
chinos. La comunidad china en PanamA ha cambiado
considerablemente desde que Salsipuedes era una calle
estrecha rodeada de tiendas chinas Hoy dia solo quedan
%' -. .-vestigios del antiguo barrio chino acerca del Area del
.... .mercado p6iblico entire Salsipuedes y la Calle Carlos A.
S Mendoza. Alli se encuentran various establecimientos
chinos, incluyendo barberias, restaurants, tiendas,
lavanderias y abarroterias en donde se vende una amplia
variedad de articulos chinos, entire ellos bolsas de hongos
secos, algas, toda clase de td, salsas y especias chinas,
l pasteles de almendra, hojas de mostaza encurtidas,
chirimoyas y esa delicia de los muchachos del Istmo,
ciruelas chinas.
Aunque los establecimientos chinos estAn ubicados mAs
en esa area que en cualquier otro lugar de la ciudad,
Panama no tiene en realidad un barrio chino. La poblaci6n
-I china se ha mezclado con el resto de la comunidad y el estilo


Chinos
en la
Comisidn


En el orden usual, al fondo desde la
izquierda, Alicia Chen, especialista en
clasificaci6n de puestos en la Divisi6n de
Operaciones de Personal; Ricardo B.
Chen, jefe del Ramo de Ingenierla en la
Divisi6n Industrial; Jorge Fong, t&cnico
de topografia, Ramo de Levantamiento
de Mapas en Pedro Miguel; Victoria
Lee, secretaria-esten6grafa en la Oficina
de Arqueo; Santiago Chang,
despachador de energia el4ctrica en la
subestaci6n de Balboa; y Alberto Wong,
ingeniero sanitario en la plant
potabilizadora en Mount Hope.


OCTUBRE l1, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espaflol







de vida de Panama, y una casa de familiar china comin no es
diferente a cualquier otra.
En verdad, si uno observa cuidadosamente, puede hallar
en una residencia chino-panamefia figures de porcelana de
un Buda sonriente o las tres figures tradicionales que
representan la longevidad, la fama y la fortune, pero en la
mayoria de las casas en done se encuentran se les guard
como simbolos de la tradici6n o de adorno mbs que como
figures con sentido religioso. La mayoria de los chinos en
PanamA son cat6licos.
Existen sociedades nacionales entire algunos miembros
de la comunidad china en Panama, dependiendo su
membresia principalmente del lugar de la China en donde
se originaron sus antepasados. Algunas sociedades han
intentado mantener aspects de la tradici6n y cultural
chinas entire los j6venes promoviendo la lengua china y,
ocasionalmente, auspiciando la presentaci6n de programs
culturales con artists y actors chinos; pero la mayoria de
estos clubes son principalmente de naturaleza social.
La Asociaci6n China de PanamA es una organizaci6n de
hombres de negocio chinos en la ciudad de PanamA que
patrocina, entire otras actividades, un carro aleg6rico chino
en los desfiles anuales del Carnaval; hace donaciones a
entidades caritativas locales a nombre de la asociaci6n, y
ayuda al sustento de ancianos chinos que no tienen familiar
ni medio de sustento.
Los chinos resident ahora en todas las regions del pais,
en todos los sectors de cada ciudad y abarcan todos los
niveles socio-econ6micos de la comunidad panamefia. Ya
no se habla de ellos como simples horticultores, cocineros o
tenderos. Tambidn hay medicos, cientificos, ticnicos en .2 .
computadoras, abogados, ingenieros y empresarios.
Aunque los chinos no participaron en la construcci6n del
Canal de PanamA, si lo hacen en su operaci6n.
La organizaci6n del Canal de PanamA emplea a una
cantidad considerable de chinos-panamefios, hombres y
mujeres, en una amplia gama de trabajos que incluyen
desde todas las fases de la administraci6n financiera hasta
posiciones ticnicas y de ingenieria. Ellos figuran tambidn
entire los trabajadores en adiestramiento que han ingresado
a la Comisi6n a travys del program de aprendices. El
Canal, no obstante, a6n espera ver el primer prActico chino-
panamefio.
Las contribuciones de los chinos en el pasado al
desarrollo del sistema de vida panamefio han sido notables.
Los chinos contribuyen ahora con su capacidad professional
al progress ticnico y al desarrollo econ6mico del pais y al
bienestar de sus habitantes. Trabajando arduamente por su
propia superaci6n, ellos son ciudadanos de valia con
capacidad para contribuir al progress del pais que han
adoptado como propio.

A la derecha (arriba), la reina de la
Tradiciones colonia china del Carnaval de 1926,
Emma Chan, luce majestuosa en su
chinas traje con incrustaciones de perlas. A la
en Panama derecha (abajo), la colonia china
participa con un carro aleg6rico en el
Carnaval de 1981. Al extreme a la
derecha, la esposa de un empresario
chino-panamefio enciende palitos de
incienso frente a la deidad en un temple
chino en la ciudad de PanamA.


52 OCTUBRE 1, 1981







































































k





































ft









MOVIMIENTOS DE LOS PRINCIPLES PRODUCTS


TRANSIT COMMERCIAL DEL CANAL SEGUN NACIONALIDAD


Naconalodad
B elga ...... ......................
Bntanica. ...... ................
Chilena ........................
Colombiana ...... ............... .
Cubana ..... ...................
Chipriota ....................... ...
China Nacionalista................ .
Danesa ... ........................ .
Ecuatoriana ......... .............. .
Francesa .........................
Alemana Occidental .................
Gnrega.............................
Hondurefa .......... ..............
Italiana ................. ......
Japonesa ..........................
Libenana ........... ..... ...
Holandesa .........................
Noruega ............... ...... .......
Panamera ........................
Peruana .............................
Filipina ........ ........... ..
Polaca ........ .....................
Singapurefia..........................
Surcoreana ..........................
Espanola ............... .........
Sueca ...............................
Estadounidense ......................
Soviktica ............... ........
Yugoslava............................
Otras................................
Total ..........................


9 Mess A F 1981
Toneladas
N9 de largos
irdnsllos de cargo
75 1,182.341
649 7,596,779
143 849,705
105 964.462
90 396,939
80 311,729
103 1.328,615
202 2.224,305
208 853,531
66 831.014
190 2.664.734
1.175 18.327,219
72 119,960
107 1.034.637
879 7.389.990
1,328 22.581.841
150 1.139.779
296 4,330,696
1,087 10.018.149
181 1.879.508
118 1,570,661
72 319,677
126 1,318,624
126 2,026.236
95 514,873
114 897,940
1,584 26,262,876
405 1,365,026
97 1,108,058
489 5,465,652
10,412 126,875,556


9 Meses A F 1980
Toneladas
No de largas
rrdnseos de cargo
72 1.538,179
662 7.816.184
142 841.380
119 735,600
59 269,736
67 362.048
85 950,086
254 2.609,125
206 960,212
74 905,261
259 2.430,633
1,128 17,732,588
57 105,896
137 1,437,958
834 7,688,206
1,363 25,171,916
170 1,322,035
351 4,999,106
880 7,564,325
166 1,625,014
87 1,007,573
70 209,957
123 1,258,217
120 1,803,905
85 289,243
147 1,181,272
1,370 21,793,857
410 1,553,855
71 739,313
417 5,164,081
9,985 122,066,761


TRANSITOS COMERCIALES DE NAVES
DE GRAN CALADO
POR LAS PRINCIPLES RUTAS COMERCIALES 9
meses
A.F.
Rutas comercioles 1981
Costa Este de EE.UU.-Asia .................................. 2,445
Costa Este de EE.UU.-Costa Oeste de Suramerica ............. 1,357
Costa Este de EE.UU.-Costa Oeste de Centroambrica .......... 1,224
Europa-Costa Oeste de Suramerica ......... ........... 923
Europa-Costa Oeste de EE.UU/Canad6 ....................... 597
Entre costas de EE.UU. (incluso Alaska y Hawaii) ................ 379
Las Antillas-Costa Oeste de Suramerica ....................... 285
Las Antillas-Costa Oeste de Centroamerica ................... 280
Costa Este del Canada-Asia................................. 249
Costa Este de EE.UU./Canadd-Oceana ......................... 240
Costa Este de Suramerica-Asia ............................... 238
Entre costas de Suramerica .................................. 235
Demas rutas ................................................ 1,960
Total ................. .............. ........... 10,412


TRANSITOS COMERCIALES DE NAVES DE GRAN CALADO POR MES


Octubre.............................
Noviembre ..........................
Diciembre ............................
Enero..................... ..........
Febrero ............. ..............
Marzo .............................. .
Abril................. ...............
Mayo ................................
Junio ..................................
Total ...........................


Peajes en bruto
(en miles de d6lares)l
A.F. 1981 A.F 1980
$24,418 $23,817
25,149 22,031
25,628 23,246
24,491 23,732
21,690 22,681
26,705 24,792
24,369 24,632
27,408 25,632
24,402 24,164
$224,260 $214,727


SSin descontar gastos de operaci6n.
Estadisticas compiladas por la Oficina de Planificaci6n Ejecutiva,


Navegacion


Es Nuestro



Negoclo


Viaje Inaugural



El peculiar barco Super Servant I, causa
much asombro al aparecer en su
primer trinsito por el Canal de Panama.
El original diseflo le permit al buque
sumergirse horizontalmente en forma
parcial, de manera que pueda colocarse
sobre su cubierta equipos flotantes como
barcazas y torres de perforaci6n,
despues de lo cual vuelve a la
superficie. Construido en el Jap6n, el
Super Servant I es propiedad de la
compafnia holandesa Wijsmuller. El
representante en el Canal es C. B.
Fenton and Co., Inc.


(en toneladas largas)

Del AtlAntico al Pacifico


Producio
Carb6n y coque ............................... .
Petr6leo y derivados ................. ..............
M alz ................................................
Trigo ...............................................
Frijol de soya ................... ......... ......
Fosfatos ................. ......... ..............
Productos quimicos y products qulmicos
derivados del petr6leo .................... .....
Manufaciuras de hierro y acero .......................
Sorgo ........... ..................... .
Ferllilzantes. no clasificados ......... ..................
Metal, chatarra............................. ....
Azdcar ..... ... ...............................
Papel y derivados ......................................
Minerales, various ....................................
Soda cAustica ........................................
Otros ....... . ... .. ................ ............
Total ................... ......................


9 Meses
AF 19W1
12,706,104
8,481,889
7.976,535
5.934,816
5,404,085
4,227,943

2,170,604
1,678,361
1.283,182
1,201,173
1.099,248
955.547
922,089
757,052
615,064
9,853,422
65,267.114


9 Meses
AF 1980
10,350.669
8,510,873
9.437,695
1,857,044
5,344,906
4,346,031

2,067,836
1,253,562
2,379,274
1.024.059
1,725.152
803,231
528,931
686.724
754,645
9,594.178
60,664.810


Del Pacifico al Atlhntico


Product
Petr61eo y derivados .................. ...........
Madera y derivados ................................
Manufacturas de hierro y acero .......................
Minerales, various ............................ .......
Trigo ...........................................
Azufre .......................................
Alimentos refrigerados (excluye bananos).............
Azdcar ........................................
Carb6n y coque ...................................
Pulpa de madera ..............................
Metales, various ....................................
Autom6viles, camiones y accesorios ..................
Cebada ..........................................
Bananos..........................................
Papel y derivados ...............................
Otros .......................................
Total........ ............... ...................


9 Meses
A.F 1981
28,292.891
3,458,474
3,458,249
3,232,562
2,253,213
1,783,540
1,539,087
1,406,797
1,365,241
1,185,003
1,078,169
1,060,661
999,398
915,429
513,540
9,066 188
61,608,442


9 Meses
AF 1980
25.775,964
3,781,218
4.403,071
4.642,994
1,104,786
1.549.749
1,567.772
1,333.166
1,637,003
1,299,425
1,185,083
989,324
550,750
890,333
457,100
10,234 213
61,401,951


TRANSITOS COMERCIALES Y DEL GOBIERNO DE LOS EE. UU.


Naves Comerciales:
De Gran Calado .............................
Pequeflas' ...............................
Total .................... ..............

Naves del Gobierno de los EE.UU.:
De Gran Calado ........................
Pequefias1 ...............................
Total ............................... ..
Gran Total ...........................


9 Meses A.F. 1981
Del Del
Atldntico Pacfico
al al
Paclfico Atldntico Total
5,462 4,950 10,412
423 221 644
5,885 5,171 11,056


31
112
143
6.028


33
52
85
5.,256


9
Meses
A.F.
1980
9,985
637
10,622


64 65
164 209
228 274
11,284 10896


S Naves de menos de 300 toneladas, media del Canal de Panama, o menos de 500 toneladas de desplazamiento.
Estadisticas compiladas por la Oficina de Planificaci6n Ejecutiva.


OCTUBRE 1i, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


9
meses
A.F.
1980
2,313
1,159
1,033
985
708
275
333
266
227
283
212
232
9,985
9,985


Trdnsitos
A.F 1981 A.F 1980
1,158 1,122
1,175 1,036
1,167 1,079
1,132 1,120
1,008 1,048
1,234 1,164
1,155 1,135
1,245 1,179
1,138 1,102
10,412 9,985


TRAFICO POR EL CANAL
DE PANAMA
9 Meses
1981 1980
TRANSITOS (Gran Calado)
Comerciales ..................... 10,412 9,985
Gobierno de EE.UU .............. 64 65
Gratis ........................... 8 5
Total..................... 10,484 10,055
PEAJES'
Comerciales ........ $224,311,111 $214,786,255
Gobierno de EE.UU. 842,717 1,055,018
Total ........ $225,153,828 $215,841,273
CARGA' (Gran
Calado)
Comerciales ........ 126,875,556 122,066,761
Gobiemo de EE.UU. 213,350 298,546
Gratis ........................
Total ........ 127,088,906 122,365,307
Incluye los peajes de todas las naves, pequenas y
de alto bordo.
dLas cifras de carga representan toneladas largas.
Eijadmr..:a6 compiladas por la Oficina de Planifi-
A:or, EEc.ull, J


- ----q


__j







SS Cristobal


I A-


El


Fin de una


Proclamado
ampliamente como
uno de los mas
seguros, modernos
y bellos barcos del
mundo cuando
entr6 en servicio en
1939, en el trans-
curso de estos anfos
el "Cristobal"
transport miles de
pasajeros e in-
contables toneladas
de carga de y hacia
el Istmo. Su retire
en septiembre signi-
fic6 el fin de la
histdrica Panama
Line.

A la derecha, Ilevando en
cubierta various furgones como
testigos silenciosos de su trans-
formaci6n de barco de pasajeros
en buque de carga, el "Cristo-
bal" aparece aqui en el Misisipi
al salir de Nueva Orleans con
destino a Panamd.


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol 57


56 OCTUBRE 1Q, 1981








SS Cristobal

C UANDO EL VAPOR "CRIS-
TOBAL" zarp6 por dltima vez
del puerto de Crist6bal el 19 de
septiembre de 1981, dej6 atrAs un
caudal de recuerdos para millares de
empleados del Canal, muchos de los
cuales comenzaron y terminaron sus
carreras en el Istmo a bordo de l1. Ya
no existirfa mAs ese vital nexo entire el
Istmo y los Estados Unidos, ya no
existirla mas el mas eficiente (y
festivo) medio de transport de los
empleados del Canal, al zarpar hacia
Nueva Orleans para ser entregado a la
Administraci6n Maritima de los Es-
tados Unidos, el Gltimo de los tres
imponentes barcos con que contara
antaflo la Panama Line. Sus barcos
gemelos, el Panama y el Ancon,
fueron retirados en 1956 y 1961,
respectivamente y, a los 42 aflos, el
Cristobal era el mas viejo de los
barcos de la Marina Mercante de los
EE.UU. adn active en los ocanos.
Aunque en los 1ltimos aflos la
capacidad para pasajeros fue reducida
a 12 y su principal funci6n era la de
transportar carga, en los primeros 10
afios que dur6 prestando servicio
entire Crist6bal y Nueva Orleans, el
Cristobal fue fundamentalmente un
barco de pasajeros que frecuente-
mente copaba su capacidad para 216
pasajeros, y transportaba autom6-
viles, articulos del hogar y abastos de
comisariatos como actividad suple-
mentaria. En un aflo haria 27 viajes
completes, transportando unos 5,000
pasajeros, 1,500 vehiculos, 5,000
toneladas de articulos del hogar y
154,000 toneladas de otro tipo de
carga.
Se le recuerda mayormente como
un barco familiar, hogarefio, ocasio-
nalmente un poco exuberante, pero


Aquellos dlas felices son
recogidos en estas fotos
tomadas a bordo del "Cristobal"
durante la ddcada del 60: las
delicias servidas en el cordial y
acogedor comedor discreta-
mente iluminado constitulan una
atracci6n para los viajeros, pero
la piscina y el juego de tejo de
cubierta eran las diversiones
preferidas de los muchachos.


agradable. Era famoso por su comida,
y los pasajeros a dieta hacian
sacrificios desde una semana antes de
abordarlo para dar rienda suelta a la
irresistible tentaci6n de su meni, en
que cada platillo era mAs tentador que
el anterior.
En aquellos dias el barco Ilevaba un
medico a bordo, y el exceso en el
comer competia con las quemaduras
de sol y los mareos entire los males
m6s comunes. Pero la demand de
servicios medicos se concentraba en
las primeras 24 horas. Despu6s de
transcurrido este tiempo, los pasaje-
ros se adaptaban al barco, dejaron de
comer de todo lo que habia en el mend
y se dedicaron ajugar "shuffleboard",
a nadar y a conocer personas a
quienes ocasionalmente saludaban en
el trabajo y en el comisariato. Muchas
amistades surgidas de un viaje en el
Cristobal perduraron por toda la vida,


y la organizaci6n del Canal se
enriquecia de esos lazos informales
que surgian por encima de las
barreras que impone el organigrama.
Durante los meses de verano, los
viajes eran programados seg6n el
calendario escolar, a fin de brindar
oportunidades a las families con
muchachos en la escuela. Jeneth
Baker, quien vivi6 toda su vida en el
Istmo y particip6 en uno de los 61timos
viajes del barco, recuerda con nostal-
gia su primer viaje en el Cristobal un
verano hace aproximadamente 30
afios. En aquella 6poca el barco
viajaba a Nueva York en lugar de
Nueva Orleans, con una escala en
Puerto Principe, Haiti. MAs de la mitad
de los pasajeros a bordo del Cristobal
eran nifnos, recuerda la Sra. Baker, y
todos salian con sus mejores galas,
pero no tardaban much en hallar la
piscina para luego ponerse sus trajes


de bafto. El viaje era una fiesta. Los
nifios corrian de uno a otro lado del
barco, hacian amigos, jugaban dentro
y fuera de la piscina, y hacian
travesuras. En las noches, cuando sus
padres festejaban o se reunian en la
barra, los niflos, en pijamas, comian
palomitas de mafz y veian peliculas en
el gran sal6n.
La hermosa piscina con baldosas
era el centro m6s popular del barco.
Cuando se servia la merienda a media
mafiana en cubierta, los nifios venian
corriendo, acomodAndose el cabello
mojado para tomar consom6 servido
en porcelana fina.
Las horas de comer se anunciaban
con una campana y la comida era el
event social del dia. La gene se
vestia para la cena-los hombres en
saco y corbata, las mujeres en traje
largo, y los niios en su atuendo
dominical. El comedor rodeado de


espejos era vistoso y fresco. Los
candelabros brillaban, y una lAmpara
iluminaba cada una de las mesas.
La Sra. Baker recuerda la cena del
sibado ofrecida por el CapitAn como
el aspect culminante del viaje. El
meni del Cristobal incluia cangrejo de
Alaska, langosta, filete mignon, cos-
tillas, "T-bone steak", ostiones, ca-
marones, jam6n de Virginia, pescado
ahumado, sopa de tortuga, sopa de
quingombo, y variedades de frutas
frescas. Habia en el men6 los mejores
plates disponibles. En una ocasi6n,
despues de la cena el capitAn pregunt6
al padre de la Sra. Baker que deseaba
de postre y 6l respondi6 que en
realidad preferia otro jugoso bistec. Y
ello fue justamente lo que le trajeron.
Despues de la cena habia "carreras
de caballos" en el corredor de
cubierta, juegos de bingo y adivi-
nanzas y era costumbre de muchos

58 OCTUBRE 1 981


pasajeros pasear alrededor de la
S cubierta seguidos de sus hijos.
Al concluir el verano, el Cristobal
ofrecla viajes "especiales para estu-
diantes", en los que presentaba a
Lucho Azcdrraga u otro grupo
musical, a fin de hacer menos
desagradable el regreso a la escuela.
Aquellos viajes eran animados con
bailes y las diversiones y travesuras de
una juventud alegre que se divertla a
su antojo echando una cana al aire
antes de entrarle a los libros. Ocasio-
nalmente habian alborotos, y una que
otra silla fue a dar al mar, cojines eran
arrojados a la piscina y, por lo menos
en una ocasi6n, fueron lanzadas
manzanas y naranjas en el silbato de
vapor del Cristobal.
Se conocia el Cristobal como un
barco alegre. La atm6sfera reinante a
bordo era de paz y bienestar. Su
tripulaci6n compartla un gran orgullo


y afecto por el barco. Trabajaron en el
por afios y contribuyeron enorme-
mente a que el barco adquiriera esa
personalidad de que hacia gala.
Capitanes, cocineros, maquinistas,
electricistas, camareros y otros miem-
bros de la familiar del Cristobaldejaron
huella indeleble en las mentes y
corazones de pasajeros que viajaron
con ellos.
Sin duda, todos los que viajaron con
la notable Mary Fawson recordaran
por much tiempo el espiritu vivaz y
dinAmico, y el calor human de ese
personaje que, aunque desempefiaba
oficialmente la posici6n de "cama-
rera", fue por 19 afios enfermera,
nifiera, confidence, maestra en el uso
de botes salvavidas, lavandera y
resuelvelotodo. Al decir de un pasa-
jero, "Mary hizo de todo, menos
timonear el barco".
Siendo viuda de guerra, Mary








SS Cristobal


comenz6 su carrera con la Marina
Mercante britAnica en 1957 y, antes de
ingresar al Cristobal el 7 de junior de
1963, prest6 servicio en el SS Isle of
Sook del Ferrocarril Britnnico que
operaba en el canal de la isla de
Jersey; en el R.M.S. Edinburgh Castle
al Africa; en el Southern Cross y el
R.M.S. Rangitoto, vistos con frecuen-


cia en el Canal; en el Santa Paula de la
Grace Line, y en el Brazil de la Moore
McCormack Line.
Aplicando su filosofia de "hacer el
bien a cuanto ser human lo nece-
site", Mary se tomaba un interns
personal en cada uno de los pasajeros
del barco. A fin de asegurar un viaje lo
mAs agradable y seguro possible,
asumi6 la tarea de ensefiar el uso de
salvavidas. Los pasajeros que viajaron
con ella recordarAn su entusiasmo
cuando los alineaba en el gran sal6n,


verificaba cada chaleco salvavidas, y
mostraba todos los movimientos para
saltar al agua o al bote salvavidas con
seguridad y c6mo sobrevivir en el
agua. Era tan convincente e infundia
tal sentido de protecci6n, que una
empleada de la Comisi6n, Dorothy
Manthorne, que viaj6 con Mary en
varias ocasiones, puntualiz6: "No
tendria temor de naufragar en un viaje
con Mary a bordo. Estoy segura que
ella hubiera hecho todo lo possible para
que todos nos salvaramos".
Cuando el Cristobal fue convertido
en carguero, las funciones de Mary
disminuyeron, no asi el entusiasmo
con que sigui6 sirviendo a los doce
pasajeros del barco y a sus oficiales.
La responsabilidad de pilotear el
Cristobal a lo largo de las 1,403 millas
nAuticas entire Crist6bal y Nueva
Orleans durante los iltimos 15 afos
descans6 en el CapitAn Joseph P.
Krieg. Lo ayudaba como capitAn de
relevo Robert Jensen, quien se uni6 a
la tripulaci6n del Cristobal en 1967.
Los dos tuvieron muchas experien-
cias a bordo de la nave que Jensen
llam6 "la Reina del Caribe".
Una de las experiencias inolvidables
tuvo lugar una noche de agosto de
1969, cuando los ventarrones del
huracAn Camille, una de las tormentas
m6s devastadoras que hayan azotado
los Estados Unidos, empujaron al
Cristobal a unas tres millas de su
ancladero en el Misisipi. Con mAs de
200 pasajeros a bordo, 96 de ellos
nifios, el Cristobal vir6 al pasar otros
barcos, mientras arrastraba las ca-
denas del ancla, y eventualmente
encall6 a orillas del rio.
Lo que sigui6 a continuaci6n fue


pasillos. Camiones y remolques trans
poriados como carga rompieron sus
amarres y se volcaron. Las bancas
atornilladas frente a la chimenea del
barco fueron arrancadas por la fuerza
del viento y lanzadas fuera de la nave
El medidor de la velocidad del viento
revent6 al Ilegar a 165 mph.
El contramaestre Isaacs Wing re.
cuerda haber sentido temor de que el
barco se incendiara, tras observer
chispas producidas por cortos circuit.
tos en el equipo electrico La posici6n
del Cnstobal en la orilla del rio cambi6
varias veces durante la noche, pero a
pesar de las mesas y sillas volcadas,
las vajillas rotas y el piso resbaloso,
milagrosamente, nadie result herido.
En la mafiana, la tormenta habia
pasado y dos remolcadores Ilegaron
hasta el Cristobal para sacarlo de la
orilla del Misisipi. El CapitAn Krieg lo
llev6 hasta el puerto para someterlo a
una inspecci6n de los dafios.
No todos los incidents notables en
el Cristobal eran tan impresionantes
como el caso del huracAn. Unos eran
sencillamente irritantes, otros con-
movedores y algunos eran absoluta-
mente c6micos.
En una ocasi6n, por ejemplo, el
Cristobal viajaba por la costa de

60 OCTUBRE 1Q, 1981


en Haiti levaba un chaleco salvavidas
y durmi6 en una silla del corredor de la
cubierta con el chaleco puesto todo el
trayecto de Puerto Principe a Nueva
York.
Desde 1961, cuando el terminal de
la Panama Line fue trasladado de
Nueva York, los asuntos del Canal en
Nueva Orleans fueron atendidos por
representantes de tres divisions de la
Comisi6n, Transporte AcuAtico, Ad-
quisiciones y Contabilidad.
Trabajando estrechamente con la
contraparte en la oficina de la Divisi6n
de Transporte AcuAtico en Crist6bal,
los miembros del personal de Nueva
Orleans tambidn tenfan entire sus
funciones la de ayudar a los pasajeros
del Cristobal en los formulismos de
aduanas e inmigraci6n.
En algunas ocasiones tom6 mAs de
un intent para cumplir con esas
tareas. La especialista de carga Jean
Piedescalzo, que contaba entire sus
responsabilidades la de velar porque
los pasajeros del Cristobal salieron al
terminal y que sus pertenencias les
fueran entregadas, recuerda a un
pasajero que desembarc6 seguido de
seis perros. En la confusion por lograr
que los canes abandonaran el barco y
entraran al vehiculo de Jean, el
THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


hombre olvid6 a su esposa. Jean tuvo
que realizar otro viaje al barco para
recogerla.
La paciencia y el buen humor han
sido caracteristicas de otros miem-
bros del personal que atendia a la
comunidad del Canal de PanamA en
aspects tales como encontrar bultos
extraviados con articulos de uso
dombsticos, y obtener reservaciones
de hotel y transport aereo.
En una ocasi6n, el personal lleg6
hasta entregarse a la bisqueda de una
perrita poodle adornada de joyas, que
habia saltado de los brazos de una
pasajera al Misisipi y habia nadado rio
arriba contra la corriente hasta
perderse de vista. Los tripulantes a
bordo de dos remolcadores salieron
en busca de la perrita, pero regre-
saron con las manos vacias. El
personal tuvo que dar seguridades a la
pasajera de que se haria todo lo
possible para hallar la perrita, a fin de
convencer a la mujer presa de
histerismo de que abordara el Cris-
tobal sin su querida perrita. Se coloc6
alimento en varias Areas del puerto, y
al tercer dia apareci6 el poodle
aparentemente ileso de su aventura
en el Misisipi. El poodle fue enviado
por avi6n a su duefia en el Istmo.


Dirigir el personal de Nueva Or-
leans era responsabilidad de Joseph
Quintas, quien trataba regularmente
con los empleados locales de las
divisions de Adquisiciones y de
Transporte AcuStico, en el interns de
apresurar los abastos para el Canal.
Quintas mantenia, adem6s, buenas
relaciones con las firmas de repa-
raci6n de barcos, con quienes trataba
asuntos relacionados con el mante-
nimiento y reparaci6n del Cristobal.
Con el retire del Cristobal, la
funci6n de transportar los abastos
para el Canal de Panama y para sus
empleados, asi como sus vehiculos y
articulos dombsticos, ha sido asumida


Personas y lugares son parte del
pasado del "Cristobal": de
izquierda a derecha, la
camarera Mary Fawson, amiga
de todos; en la timonera, el Cap.
Joseph Krieg y el jefe encargado
de Transporte Acudtico James
Bird; el primer puerto de origen
de la nave; toda clase de
products, desde viveres hasta
locomotoras eran transportadas
desde Nueva Orleans al Canal.






SS Cristobal

por el Sistema de Transporte para la
Defense. La Divisi6n de Transporte
AcuAtico ha sido abolida, pero la
oficina de Nueva Orleans continuara
desempefiando gran parte de sus
tareas habituales como parte de la
Divisi6n de Almacenes.
A los 42 afios de edad, el Cristobal
ha terminado una larga carrera de
servicio al Canal, pero los recuerdos
que ha dejado en la memorial de los
empleados del Canal perdurarAn por
toda la vida.


El personal de la oficina de la
Division de Transporte Acudtico
en Nueva Orleans,
posa para un ultima foto.

La familiar Carlin,
da un emocionado adios.


OCTUBRE 1Q, 1981







EL RETIRO ESTE ANO DEL
vapor Cristobal pone tmrmino a
133 aiios de servicio de transport
maritime auspiciado por el Gobierno
de los Estados Unidos entire los
Estados Unidos y Panama, servicio
que tuvo su inicio en marzo de 1848,
un afio antes del descubrimiento de
oro en California. Ya para entonces, el
Congress de los Estados Unidos
apreciaba el valor del Istmo de
Panama como medio expedite de
comunicaci6n entire las costas este y
oeste del pais (que para esa epoca
contaba con 29 estados) y autoriz6 a
la Armada a contratar para el
transport del correo en vapor de
Nueva York y Nueva Orleans a
California y Oreg6n, via el Istmo de
Panama.
Atendiendo invitaci6n hecha por la
Armada para que se presentaran
propuestas, se organiz6 la U.S. Mail
Steam Line que obtuvo el contrato
para ofrecer el servicio director entire
Nueva York-Nueva Orleans-Panama,
con escalas intermedias en Char-
leston, Savannah y La Habana. El
correo cruzaba el Istmo a lomo de
mula y era trasbordado a una linea
distinta para su entrega a los puertos
de la costa occidental. Por su
participaci6n en el servicio, la U.S.
Mail Steam Line recibi6 un subsidio
annual de $290,000.
Ese reconocimiento de la impor-
tancia del Istmo como ruta conve-
niente hacia la costa occidental indujo
el siguiente afio, 1849, a iniciar la
construcci6n de un ferrocarril trans-
istmico. La Compafiia del Ferrocarril
de Panama era, no obstante, una
corporaci6n privada establecida de
conformidad con ley dictada por la
legislature de Nueva York, y regis-
trada seg6n dicha ley. Uno podria
imaginarse el jibilo de los accionistas
cuando llegaron las noticias sobre el
descubrimiento de oro en California.
Durante la construcci6n del ferro-
carril, la compafiia flet6 mas de cien
barcos para transportar abastos, y
posteriormente se dio cuenta de la
conveniencia de tener barcos propios.
Una de sus primeras incursiones en el
campo maritime se produjo en 1850,
cuando comenz6 a operar dos pe-
quefios vapores en el rio Chagres.
Uno de ellos era usado para remolcar
barcazas relacionadas con los tra-
bajos de construcci6n, pero la otra fue
empleada para llevar pasajeros rio
arriba hasta un punto mas abajo de

THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


El Fin de una Linea


Gorgona, aproximadamente a medio
camino, desde el cual los viajeros
seguian a lomo de mula o caminando
para cubrir el resto del trayecto.
La Compafia del Ferrocarril de
Panama hizo dinero desde sus inicios,
y los viajeros pagaban $5 6nicamente
por el derecho a caminar por la ruta
del tren antes de que comenzara a
funcionar el ferrocarril. Poco despues
de que el ferrocarril inici6 operacio-
nes, la Compafiia se convenci6 de la
necesidad de contar con su propia
compaiiia de vapores para brindar
servicio a los navieros y para promo-
ver el negocio del ferrocarril. Al aflo
siguiente, la compafiia fund6 la
Central American Line, que para
entonces operaba vapores en una ruta
que incluia todos los puertos de la
costa del Pacifico entire Panama y
Acapulco.
En 1881, la Companiia del Canal
Frances obtuvo los derechos sobre la
Compania del Ferrocarril de Panama,
pero esta sigui6 funcionando bAsi-
camente bajo administraci6n nor-
teamericana. El Ferrocarril se retir6
por breve period del negocio de
vapores, satisfecho de defender de
los servicios de la Pacific Mail
Company, una firma privada subsi-
diada por el gobierno; pero en 1893, el
Ferrocarril comenz6 a operar la
Columbian Line entire Nueva York y
Col6n.
Entre los barcos adquiridos al
fundarse la Columbian Line figuraron
el Alliance, el Advance, y el Finance,
que diez afios despues habrian de
transportar a centenares de traba-
jadores al Istmo para trabajar en la
construcci6n del Canal. En 1904,
cuando los Estados Unidos compra-
ron los activos a la compafia francesa,
el ferrocarril y sus vapores pasaron a
ser propiedad de los Estados Unidos y
la empresa recibi6 el nuevo nombre de
Panama Railroad Steamship Line. En
1905, los vapores Mexico y Havana
fueron comprados a la Ward Line
dAndoseles los nombres de Col6n y
Panama, y en 1908, los cargueros
Shawmut y Tremont fueron com-
prados a la Boston Steamship Com-
pany y se les cambi6 el nombre a
Ancon y Cristobal.
Esos hom6nimos de los tres 6ltimos
barcos del Canal de Panama fueron


S CRISTOA.


empleados en aquellos dias para
transportar carga pesada de maqui-
naria, cemento y otros materials para
la construcci6n del Canal. El Ancon
hizo historic al salir del muelle de
Crist6bal en la mariana del 15 de
agosto de 1914 para efectuar el primer
transito official por el Canal de
Panama. En realidad, su barco gemelo
el Cristobal habia transitado el Canal
pocos dias antes, el 3 de agosto, en
viaje de prueba no publicado para
verificar que todo funcionaria bien.
Tambien merece menci6n el Allianca,
que fue el primer barco en entrar a una
esclusa. Viaj6 desde el mar hasta las
esclusas de Gatun y al lago Gaton ida
y vuelta el 8 de junior de 1914.
La baja en el comercio mundial a
principio de los afios 1920, combinado
con la reducci6n en la carga hacia la
Zona del Canal producida por la
terminaci6n de los trabajos de cons-
trucci6n del Canal, mermaron el
volume de flete manejado por la
Panama Railroad Steamship Line. El
Alliance y el Advance fueron retirados
de servicio. El Finance se habia
hundido en un puerto de Nueva York
en 1908, tras haber sido embestido
por otro barco en medio de la niebla.
Cuatro de las 148 personas a bordo
del Finance murieron en el accident.
El Ancon y el Cristobal, que habian
sido reacondicionados a un costo de
$1 mill6n para prestar servicio de
carga y pasajeros, continuaron sir-
viendo la ruta entire Nueva York y el
Istmo hasta 1939. Ese afio fueron
reemplazados por tres barcos de
carga y pasajeros de primera clase, el
Cristobal, el Panama y el Ancon.
Estos barcos gemelos fueron cons-
truidos por la Divisi6n de Astilleros de
la compafiia Bethlehem Steel en
Quincy, Massachusetts, a un cost
aproximado de $4 millones cada uno,
suma que fue pagada de las ganancias
del Ferrocarril de Panama.
El Panama fue el primero de los
barcos de la flota en ser terminado.
Fue bautizado el 24 de septiembre de
1938 por la Sra. Raquel de la Guardia
de Boyd, esposa del finado Presidente
Augusto S. Boyd, quien era a la postre
ministry de Panama ante los Estados
Unidos. El siguiente mes de abril el
Panama hizo su viaje inaugural de
Nueva York a Crist6bal.



















































!r


El vapor "Ancon" original, visto
al extreme izquierdo (parte
superior) y arriba, ayud6 a
transporter a 1,500 trabajadores
de la isla de Barbados a
Crist6bal en 1909, y en 1914 hizo
el primer trdnsito official por el
Canal. El "Cristobal" y el
"Allianca", a la izquierda (parte
superior y abajo) hicieron
trdnsitos de prueba previous. El
Secretario de Guerra de los
EE.UU. Harry Woodring y su
esposa participaron en el
bautizo del "Ancon", al extreme
derecho. Los lujosos interiores,
a la derecha (de arriba hacia
abajo) eran caracteristicos
tambi6n del "Cristobal" y el
"Panama". El "Ancon", visto al
extreme izquierdo (al fondo)
estableci6 un glorioso record de
servicio durante la guerra.


64 OCTUBRE 10, 1981 THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol


El Fin de una Linea


\\\uciusvasu.






El Ancon comenz6 a prestar
servicio el 6 de julio de 1939, tras haber
sido bautizado en Massachusetts en la
forma traditional por la esposa del
Secretario de Guerra de los Estados
Unidos Harry Woodring.
El Cristobal, el tercer y l6timo de los
barcos en ser construido, fue botado
al agua el 4 de marzo de 1939, una vez
que la esposa del entonces Gober-
nador de la Zona del Canal Clarence
S. Ridley, rompi6 en su proa una
botella de champafia. El Cristobal
zarp6 de Nueva York a fines de
agosto, siendo esperado su arribo con
ansiedad por muchos en el Istmo
deseosos de realizar el viaje de
regreso para asistir a la Feria Mundial.
Cuando los nuevos barcos fueron
puestos en servicio, la Panama
Railroad Steamship Line simplific6 su
nombre al de Panama Line y, por
primera vez, anunci6 el servicio de
vapores como atracci6n turistica. Los
cruceros entire Nueva York y Panama
con escalas en Puerto Principe fueron
muy populares. Ademas de Ilevar
pasajeros, los barcos transportaban
toneladas de bananas de la America
Central y algod6n, cafe, azucar,
plAtanos y madera de Puerto Principe.
Los barcos hacian un buen negocio.
Cuando comenz6 la guerra, el
Panama y el Cristobal fueron toma-
dos por el Servicio de Transporte del
Ej6rcito de los Estados Unidos, y
convertidos en transportadores de
tropas. QuizAs ning6n barco mer-
cante norteamericano haya tenido
una carrera belica tan distinguida
como el Ancon. Era el principal barco
de comunicaciones de la Armada de
los EE.UU. y el m6s conocido y
durante dos afios fue el Onico cuartel
de comunicaciones en la guerra
europea. Viaj6 mas, particip6 en la
mayor cantidad de operaciones b6
licas importantes y transport mAs
lideres politicos y militares que
cualquier otro barco de su clase. El
Ancon corri6 grave peligro durante
los combates pero, milagrosamente,
mientras otros barcos en sus alre-
dedores eran torpedeados y hun-
didos, nunca fue alcanzado por el
enemigo.
Particip6 en las invasiones del
Norte de Africa, Sicilia, Salerno y
Normandia. Cuando la guerra con-
cluy6 en Europa, fue convertido para
servir en el Pacifico y se instalaron
debajo y sobre cubierta grandes
extensions de alambres y toneladas


El Fin de una Linea


de equipo y dispositivos de radio.
Particip6 en la incursi6n a Okinawa y
el 2 de septiembre de 1945 fue desde el
Ancon que surgieron las noticias
informando la rendici6n del Jap6n,
desde la Bahia de Tokio. A bordo
habia 90 corresponsales de guerra,
fot6grafos y camar6grafos de los
Estados Unidos, Inglaterra, China y
Australia. Entre ellos figuraban John
Mason Brown, autor de la obra "To All
Hands", que resume las experiencias
de la invasion vividas en el Ancon, y
Quintin Reynolds, que escribi6 sobre
el Ancon en la obra "The Curtain
Rises". Cumplido su glorioso servicio
a los Estados Unidos, el Ancon se
reincorpor6 a la Panama Line el 25 de
febrero de 1946.
El Panama, rebautizado el James
Parker, atrac6 frecuentemente en
Crist6bal durante la primera etapa de
la guerra. Posteriormente sirvi6 en el
Atl6ntico a lugares tan remotos como
Africa y entonces se mantuvo pres-
tando servicio entire los Estados
Unidos y en la guerra del AtlAntico.
Poco antes de volver al servicio civil, el
barco fue convertido nuevamente, en
esta ocasi6n para transportar esposas
y bebes. En un viaje, el Panama
tambien trajo pinturas valoradas en
$80 millones que los alemanes habian
saqueado de varias capitals euro-
peas. Se abri6 espacio para las obras
de arte en el comedor con aire
acondicionado y posteriormente fue-
ron entregadas a la Galeria Nacional
de Arte en Washington, D.C.
El Cristobal fue devuelto el 14 de
junio de 1946 despues de cuatro afios
y cinco meses de servicio military. La
primera misi6n de la nave bajo servicio
military fue transportar tropas a
Australia, en donde fue cargada de
artilleria para Nueva Caledonia. Llev6
tropas a Suez y tom6 parte en la
invasion de Casablanca, y prest6
servicio en la zona del Mediterraneo,
desembarcando tropas en la playa
Utah tras la invasion a Normandia.
Cuando termin6 la guerra, el Cris-
tobal transport los heridos y esposas
e hijos de los combatientes de 17
naciones aliadas de los Estados
Unidos.
El 19 de julio de 1951, la Compafiia
del Ferrocarril de PanamA fue abolida
por decreto ejecutivo del Presidente


SI ssCRISTOSAL


Truman, tras 102 afios de servicio.
Como consecuencia de una reor-
ganizaci6n administrative, el ferro-
carril y la linea de vapores pasaron a
ser divisions separadas de la Com-
paniia del Canal de Panama.
En el transcurso de los afios surgi6
oposici6n en la industrial naviera a la
operaci6n de la Panama Line por el
Gobierno de los Estados Unidos. No
obstante, el Congreso acept6 la tesis
de que por su condici6n estrat&gica el
Canal necesitaba su propio servicio de
abastos y que podria ser tomado bajo
control de la compafiia del Canal en
cualquier moment de emergencia.
En 1932, el Presidente Hoover reco-
mend6 que se aboliera la compafiia de
vapores, pero la CAmara de Repre-
sentantes resolvi6 mantenerla. Sin
embargo, la vieja controversial con-
tinu6 y despubs de various meses de
acaloradas audiencias, el 24 de
diciembre de 1960, el Presidente
Eisenhower orden6 al Canal de
Panama que suspendiera el trans-
porte de carga commercial y de
pasajeros que no fueran empleados
del gobierno, a partir del 10 de febrero
de 1961. Asi se suspendieron los
embarques de bananas, cocos, cha-
tarra de metal y cueros, y las amplias
bodegas viajaban vacias.
Diez dias despues, el Ancon zarp6
de Nueva York por 6ltima vez. El
terminal de la Panama Line fue
trasladado del Muelle 64, de North
River, a las instalaciones puestas a
disposici6n de la compaffia por el
Terminal de Transporte del Ejercito
de los EE.UU. en las calls Dauphine y
Poland, en Nueva Orleans. El Ancon
inaugur6 la nueva y mAs corta ruta
entire el Istmo y Nueva Orleans,
renovando antiguos lazos.
En junio de 1961, el Ancon fue
retirado y un aflo despues fue
entregado a la Academia Maritima del
estado de Maine, en donde sirvi6
como barco de entrenamiento du-
rante 10 afios. En 1973, el glorioso
"Mighty A", o sea, el "Poderoso
Anc6n", como se le conocia durante la
guerra, fue desmantelado, su maqui-
naria y equipo vendidos y el casco
cortado para chatarra.
El servicio entire Crist6bal y Nueva
Orleans iniciado por el Ancon fue
asumido por el Cristobal.


OCTUBRE 1Q, 1981



























111





















,q
4


: L


II

I .



"m //mm
m
esalm




























*4


THE PANAMA CANAL REVIEW En Espafiol




UNIVERSITY OF FLORIDA
3 1262 08545 6019 111111 11111111111
3 1262 08545 6019


dt


.~ ....
.I ....... .;
"' Y


fc1.